4 claves para superar un momento difícil

Raquel Lemos 12 julio, 2018
Todos tenemos momentos difíciles que creemos que no seremos capaces de superar. Tener determinadas claves claras nos pueden dar las herramientas necesarias para no estancarnos aun cuando todo lo veamos de color negro.

Una ruptura de pareja, la muerte de un familiar, que te despidan del trabajo… Todas estas son circunstancias complicadas que nos llegan de manera sorpresiva e inesperada. Por eso, tener claras algunas claves para superar un momento difícil pueden ayudar si algo así nos sucede.

Las emociones son lo más complicado de gestionar en este tipo de circunstancias. Nos sentimos tan mal, tan tristes y tan desesperanzados que creemos que el mundo está en nuestra contra. Sin embargo, podemos intentar ver algo de luz aun cuando todo se haya venido abajo.

1. Acepta lo sucedido

Este es un primer paso muy importante para superar un momento difícil. Está claro que estás triste, que te encuentras mal, que piensas que no te merecías lo que te ha pasado y, posiblemente, esto sea así. No obstante, acepta lo que ha ocurrido.

Negarte, enfadarte e ir en contra de aquello que ya se ha hecho presente no servirá de nada. Solo cuando aceptes lo sucedido, podrás empezar a dar pasos hacia adelante para poder seguir con tu vida. Pongamos un sencillo ejemplo.

Superar un momento difícil

Tu pareja te deja, pero tú te niegas a esta realidad. Es muy posible que estés triste, que intentes recuperar la relación, pero esto no sucede. Entonces, gastas tu tiempo en intentar buscar alguna explicación de por qué ha sucedido esa ruptura y te autocompadeces diciéndote si no has sido lo suficientemente bueno para esa persona.

En esta situación lo que ocurre es que te vas a estancar. Es normal que pases un día o dos en estas circunstancias y con este tipo de pensamientos, pero más tiempo puede evitar que continúes con tu vida y que superes este duro trago.

Lee también: 4 alternativas para relajarse en momentos difíciles

2. Sigue haciendo cosas

Muchas personas, cuando tienen que superar un momento difícil, se encierran en sí mismas y dejan de hacer todo aquello que les emocionaba y les llenaba. Es como si una parte de ellas estuviese en pausa.

Como bien hemos dicho, es natural y normal que pasemos unos días mal y que nos refugiemos en nuestra tristeza. Sin embargo, si esto se extiende durante semanas, meses o incluso años, tenemos que buscar ayuda urgentemente.

No te encierres en casa, no dejes de pasear, no dejes de ir al gimnasio. Si todo esto te hacía feliz, no dejes de hacerlo. Te encuentras mal, sí, pero la vida sigue. En cuanto vuelvas a hacer lo que te gusta, te darás cuenta de algo que no has sido capaz de ver hasta el momento: hay esperanza.

3. No te alejes de los demás

Esto es algo muy importante y es que alejarse de las demás personas, dejar de quedar con los amigos, ver menos a la familia, intentar salir de casa lo menos posible para no interactuar con la gente no es beneficioso. Todo lo contrario. Te va a perjudicar.

El contacto con los demás te hará sentir que no estás solo en el mundo. Asimismo, con un amigo o alguien de confianza, podrás incluso expresar tus emociones, decir lo que piensas y desahogarte.

perdona a tus padres

Esto, también, les permitirá a los demás brindarte palabras de aliento, darte todo su apoyo y que tú puedas ver las cosas con mayor perspectiva. Conseguir esto te ayudará a seguir adelante con tu vida.

Ver también: 5 frases que debes decirte en momentos de dificultad

4. Todo termina pasando

Aunque ahora lo veas todo negro, puede servirte de ayuda para superar un momento difícil recordar alguno que te haya sucedido en el pasado. Por ejemplo, alguna ruptura anterior, la pérdida de un trabajo o la muerte de un familiar.

¿Verdad que en su momento estuviste mal, pero que después conseguiste continuar con tu vida? ¿Verdad que el tiempo te ayudó a sanar? En el momento en el que todo se te viene encima, parece que no hay salida. Pero, después, descubres que sí la hay.

Por este motivo, no te aísles, no te aferres a ese dolor que ahora te mantiene atrapado. Para superar un momento difícil, ten en cuenta las claves mencionadas y descubrirás que eres capaz de seguir adelante, aunque ahora nada parece darte indicios de que hay esperanza para ti.

Los momentos difíciles pueden ayudarnos a hacer un parón para revisar si estamos recorriendo el camino adecuado en nuestra vida. También, nos pueden ayudar a hacernos más fuertes, a revisar nuestras carencias, a aumentar nuestra asertividad o nuestra autoestima.

Son una oportunidad para conocernos mejor y para que nos hagamos conscientes de que, pase lo que pase, la vida sigue. ¿Cómo superas tú los momentos difíciles? ¿Alguna vez te has hundido tanto que creíste que jamás te volverías a levantar? ¿Qué fue lo que te ayudó y lo que no te ayudó, entonces?

Te puede gustar