4 claves para una decoración marinera

La decoración marinera nunca pasa de moda. Tiene la ventaja de ser un estilo relajado, nostálgico, agradable y muy acogedor. A continuación, veremos cuatro claves para lograr una decoración marinera perfecta.

Cuando se acerca el verano, la decoración marinera, también conocida como decoración náutica, empieza a entrar en escena. Y es que no se necesita ir a la playa para estar rodeados de accesorios y detalles que nos recuerden el mar. Paredes azules y blancas, jarrones, cojines y todo tipo de accesorios marinos, son bienvenidos.

La decoración marinera se utiliza mucho en segundas residencias, normalmente ubicadas cerca al mar. Pero no solo ahí: es válida para cualquier tipo de vivienda. La decoración marinera nunca pasa de moda.

Este tipo de decoración tiene la ventaja de ser un estilo relajado, nostálgico, agradable y muy acogedor. A continuación, veremos cuatro claves para lograr una decoración marinera perfecta.

Aspectos para una decoración marinera

El color

Decoración marinera con rayas blancas y azules
Un clásico en la decoración marinera que no puede faltar es el color azul y las rayas.

Como no podía ser de otra manera, el azul y el blanco son los colores insignia de la decoración marinera. El azul se puede usar en todas sus tonalidades: desde el celeste hasta el índigo. Este color nos transporta al mundo tranquilo y apacible del mar. El blanco puede ser blanco roto, blanco arena o simplemente blanco.

A pesar de que estos dos colores son los reyes del estilo marinero, también hay otros que le van muy bien a este tipo de decoración. Se puede utilizar por ejemplo cedro, verde niebla, gris o incluso unos toques de rojo. Cada persona debe elegir y combinar estos colores según sus preferencias y en función del estilo que quiera conseguir.

Los colores no solo deben estar presentes en los muebles, los textiles y los accesorios de decoración. Las paredes también son parte fundamental de un ambiente marinero. Pintar las paredes con estas tonalidades hará que los espacios transmitan la tranquilidad, la amplitud y la limpieza del mar.

Los materiales en una decoración marinera

Para lograr una decoración marinera perfecta, también es necesario tomar en cuenta los materiales que se utilizarán. La madera es, sin duda, el que mejor refleja la vida en el mar. Además, la madera es un material muy acogedor que nos ayudará a crear un ambiente muy cálido.

Lo ideal sería que un espacio con decoración marinera tenga el suelo de madera. Pero también se puede utilizar este material en el techo o incluso en las paredes colocando frisos.

Los colores claros son los preferidos para este tipo de decoración. La madera pintada de blanco es sin duda la mejor opción. La madera también debe estar presente en las sillas, las mesas y, en general, en todos los muebles.

Quizá te interese: 10 consejos para cuidar los muebles de madera

Objetos decorativos

Objetos decorativos de decoración marinera
Un elemento indispensable son los elementos decorativos que evocan el mar.

Todos los detalles que se puedan aportar a nivel decorativo son esenciales para crear un ambiente marinero. Se pueden encontrar numerosos complementos temáticos que le darán al espacio un toque muy especial.

Los nudos marineros, las anclas de barco, los barcos, los peces, las conchas y las estrellas de mar son muy bienvenidos. Con estos accesorios se logrará que el espacio nos transporte inmediatamente al mundo del mar.

En cuanto a los textiles para muebles, cojines, alfombras, manteles, servilletas, etc., las rayas son sin duda el estampado por excelencia. Y, por supuesto, los colores favoritos son el azul y el blanco. La vajilla también puede tener detalles con rayas de estos dos colores.

Otros complementos decorativos como jarrones, velas, lámparas también deben formar parte de este juego. Se deben elegir objetos en las mismas tonalidades azul y blanco o que incorporen materiales naturales ligados al mundo del mar como, por ejemplo, conchas o sogas.

Si se le quiere dar un toque de coleccionista o más sofisticado, también se pueden añadir elementos como catalejos, salvavidas, astrolabios y otros accesorios marineros.

Se trata de que parezca que esos objetos han tenido un uso anterior, realmente si están algo desgastados mucho mejor. Es posible adquirir restos de accesorios en todo tipo de ferias de antigüedades, mercadillos de objetos de ocasión, diferentes páginas online, etc.

Quizá te interese: Decoración con muebles vintage reciclados

La luz natural debe ser abundante

Finalmente, la luz es un tema esencial en la decoración marinera. Un espacio que evoque el mundo marino debe estar lleno de luz. Cuando pensamos en mar lo hacemos inmediatamente en un entorno abierto, con mucha luz natural y mucho sol.

Para que los espacios con decoración marinera sean perfectos es necesario que tengan la mayor cantidad de luz natural posible. Lo ideal es permitir que el sol y la luz entren de forma masiva, con mucha iluminación, teniendo por ejemplo las cortinas siempre abiertas. El color blanco nos ayudará en lograr este efecto.