4 claves psicológicas para vivir en el aquí y el ahora

Raquel Lemos Rodríguez·
29 Abril, 2020
Es fundamental aprender a centrar nuestra atención en el presente y entender que el pasado y el futuro son realidades en las que no podemos intervenir. ¿Cómo lograrlo?

Deja de ponerte excusas que te impiden vivir en el aquí y el ahora. El presente es lo único seguro que tienes, no lo desperdicies ni malgastes. La vida es corta y solo tienes una, así que disfruta con agradecimiento de las cosas que se te ofrecen.

El tiempo pasa sin que uno se dé cuenta. Solo se es consciente de su fragilidad cuando algo malo sucede y no queda otra que desear que todo vuelva a estar bien. Supuestamente, vivir en el aquí y el ahora no debería ser tan complicado, pero parece que se tiene la sensación contraria. ¿Por qué?

4 claves para vivir en el aquí y el ahora

Mujer feliz pensando en hábitos de higiene mental

1. Acaba con la rumiación psicológica

Rumiar es lo que hacen las vacas; mastican la comida una y otra vez, sin que esta acción parezca tener fin. Las personas hacen lo mismo, pero con sus pensamientos: les dan cien mil vueltas cuando, realmente, solo tendrían que liberarlos.

Preocupaciones, suposiciones, experiencias negativas que regresan al presente… En vez de soltar todo esto, se atrapa en la mente. Así, los pensamientos giran sobre sí mismos sin detenerse, sin que exista un fin.

Pasear por la naturaleza o realizar una actividad relajante te ayudará a que todo lo que se ha instalado en tu mente comience a fluir. Es el momento de dejar ir. 

Lee también: Las consecuencias de pensar demasiado

2. Invierte tu tiempo de forma inteligente

Es imposible vivir en el aquí y el ahora si estás trabajando la mayor parte del tiempo. El día es algo más que estar en la oficina, comer y dormir.

Quizás te hayas sumergido en una rutina de exigencias y obligaciones y has olvidado los momentos de calma y disfrute. Es importante que reflexiones sobre cómo están transcurriendo las cosas y cuáles son tus prioridades.

Hacerlo te ayudará a encontrar el bienestar que mereces. Porque tú necesitas tiempo para ti y para los tuyos. No todo tiene que moverse entre extremos; es tu responsabilidad intentar encontrar ese equilibrio que dé paso al bienestar y puedas aprovechar el momento.

3. Cuida tu autoestima

Es difícil vivir en el aquí y el ahora si has descuidado tu autoestima. Esta es una de las herramientas más poderosas que tienes y es tu deber protegerla y cuidarla.

Gracias a ella, podrás conseguir tus propósitos y disfrutarás más de los pequeños logros. Sin embargo, cuando tienes baja autoestima, la mayoría del tiempo te sentirás esclavizado a esas expectativas que te has impuesto y que no son demasiado realistas.

No dejes de lado tu autoestima, ya que ella es la que te hará sentir bien. Valórate, no hay nadie como tú. Acéptate y por supuesto quiérete. Si no lo haces, desaprovecharás oportunidades y serás incapaz de empaparte de todo lo positivo que hay a tu alrededor.

Te puede interesar: El ejercicio del espejo para mejorar la autoestima

4. Cultiva la atención plena

El mindfulness te ayudará a focalizar la atención en vivir el aquí y el ahora. Es una práctica muy recomendada y beneficiosa, tanto para nuestra salud física como mental.

Gracias a esto, podrás alejarte del pasado y también del futuro: esas realidades en las que uno no puede intervenir, ya sea porque ya han ocurrido o porque aún no se sabe cómo transcurrirán.

Además, también mantendrá lejos a la depresión, la ansiedad y otras emociones negativas que impiden que se pueda disfrutar y sentir la vida.

Mujer haciendo mindfulness

Tú tienes el poder de cambiar tu pensamiento

Vivir en el aquí y el ahora no es difícil, es el ser humano el que hace que esto sea tan complicado. Las responsabilidades, el estrés y las preocupaciones evitan que se atienda a lo que de verdad importa.

Solo tienes una vida, una oportunidad de que esta no sea un camino inútil y carente de sentido. ¿Por qué permites que el tiempo pase como si no valiese nada? Establece prioridades y pregúntate qué es lo que quieres.

No eres alguien que sigue a otros por inercia; eres una persona que puede encontrar la felicidad, el equilibrio y el bienestar si así lo desea. Es el momento de que empieces a tomar decisiones. ¿Estás preparado?

  • Kelly JD 4th. Your best life: mindfulness--the end of suffering. Clin Orthop Relat Res. 2015;473(2):426–429. doi:10.1007/s11999-014-4086-8
  • Keng SL, Smoski MJ, Robins CJ. Effects of mindfulness on psychological health: a review of empirical studies. Clin Psychol Rev. 2011;31(6):1041–1056. doi:10.1016/j.cpr.2011.04.006
  • Sharma H. Meditation: Process and effects. Ayu. 2015;36(3):233–237. doi:10.4103/0974-8520.182756