4 conductas que podrían predecir un divorcio - Mejor con Salud

4 conductas que podrían predecir un divorcio

Aunque el divorcio depende de muchísimos factores, hay algunos que, si se repiten en el tiempo, podrían ser indicativos de este desenlace, por lo que conviene evitarlos o ponerles solución

Cuando no estamos en una relación, nos resulta muy fácil ver los problemas en las parejas que nos rodean.

No sucede lo mismo cuando se trata de nosotros mismos. El amor provoca que no veamos lo que tenemos delante o que nos compense más lo negativo que lo positivo.

Sin embargo, en muchas ocasiones, aquello que no tenía importancia en la pasión de los primeros años, un día se convierte en un gigante insalvable.

Por tanto, es bueno que intentes reflexionar sobre estos aspectos con frialdad.

No obstante, veces el problema no es este. Más bien reside en que tenemos dinámicas como pareja que creemos buenas, pero que en realidad no lo son.

Un ejemplo de este tipo de conductas que podrían predecir un divorcio son los celos. Mucha gente cree que son inseparables del amor.

En este sentido, buscan compañeros celosos y no tienen tampoco pudor en manifestarlo.

Al contrario de lo que se piensa, el origen de estos sentimientos puede desembocar en una separación, ya que parten del sentimiento de propiedad y de la desconfianza en uno mismo y en el otro.

Este es solo un caso de las actitudes que tenemos interiorizadas como normales y que, a la larga, pueden convertirse en un obstáculo, pero hay muchas más.

¿Quieres saber cuáles?

1. Iniciar una discusión culpando al otro

abuso verbal en la pareja

Si estuviéramos hablando de una novela policíaca, sabríamos que el responsable del crimen se descubre al final del relato. Es lógico, ¿no?

Una vez que se ha descubierto el asesinato, el detective tiene que encontrar las pistas que le lleven a la solución.

  • Un problema de pareja es igual, con la diferencia de que nunca hay un único responsable.
  • Esto quiere decir que cuando queremos solucionar algo, lo ideal es hablar con la máxima calma posible con un objetivo común: acabar con lo que nos impide avanzar.
  • Saber qué tenemos que mejorar cada uno es una herramienta para conseguirlo, nunca un motivo de reproche.
  • Si caemos en la acusación constante, el diálogo será imposible, por lo que, tarde o temprano, vuestra historia acabará.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo evitar las discusiones absurdas en la pareja

2. Pensar que una crítica es un ataque

pelea de pareja

Las personas que tienen la autoestima dañada, ya sea por exceso o por defecto, suelen tener este tipo de reacciones.

Si me atacan, me defiendo“, esgrimen, pero sin escuchar.

Aparece el miedo de repente y, con él, se esfuma cualquier posibilidad de escucha activa. Asentimos, atacamos, gritamos, incluso lloramos, pero no escuchamos de verdad.

Estamos cerrados y nuestro cerebro levanta un muro con el que nuestra pareja se encuentra cada vez que necesita algo distinto de nosotros.

Esta es una de las conductas que podrían predecir un divorcio porque la paciencia del otro puede terminarse.

La consecuencia es nefasta: que entre en tu juego de gritos, ofensas… y os hagáis mucho daño y termine yéndose, o bien, que decida irse antes de entrar en esta dinámica.

Lo más difícil es que se quede.

3. Evitar el conflicto

conductas-que-podría-producir-un-divorcio-conflictos

Y aquí volvemos a hablar de miedo. En este caso, a perder a la persona que amamos.

Nadie es perfecto, por lo que por mucho amor que sientas, la otra persona hará cosas que no te gusten. Algunas serán insignificantes, pero otras te molestarán profundamente o te dolerán.

Sin embargo, no te atreves a decírselo. “¿Y si se lo toma mal? ¿Y si no me entiende? ¿Y si me deja?“.

Es posible que no lo verbalices, pero el sentimiento seguirá en tu cabeza.

Este se manifestará de algún modo: un mal gesto, momentos de ausencia mientras estáis juntos, una reacción descompensada que la otra persona no entiende…

Todo ello entorpecerá tu relación e impedirá que os comuniquéis con fluidez, cuestión que suele agotar a las dos partes.

Visita este artículo: 6 hábitos de las parejas satisfechas con su relación

Querer compartirlo todo

Los dos teníais vidas antes de conoceros y tenéis gustos diferentes. No podéis renunciar a ello para estar siempre juntos.

Los seres humanos tenemos muchas dimensiones, y todas deberían tener un espacio en nuestras vidas. Además, es importante llegar a casa y tener algo que contar.

Alimentar la conversación es un camino de avivar la llama del amor y también de la pasión. ¿Acaso no deseamos más a nuestros compañeros después de una buena charla?

Como ves, las conductas que podrían predecir un divorcio son distintas caras de la misma moneda.

El diálogo, la escucha y la conservación de tu individualidad son indispensables para tener una relación sana y duradera.