4 consejos de belleza para una madre ocupada

Conoce trucos sencillos de belleza, cosmética y peinados para ser una madre bella y ahorrar tiempo en tu día a día y dedicarlo a tu papel de madre.

Convertirse en madre no es sinónimo de renunciar a la esencia de mujer. Es triste cuando muchas de ellas pasan a segundo plano su belleza y su imagen.

Es cierto que una mujer que desempeña el papel de madre está muy ocupada y agotada. Entre más hijos tenga, mucho más ajetreada es su rutina. Y, lamentablemente, esos factores dificultan su “vida normal”, y dejan poco tiempo para sí mismas.

Esto, a la larga, implica pasar a segundo plano prácticas realizadas de forma común antes de ser madre. Por ejemplo, la vestimenta, los ‘rituales’ de maquillaje, peinado y belleza. Aquí vamos a sugerir algunos buenos consejos para que una madre pueda dedicarse a sí misma y verse bien, ahorrando tiempo en el día a día.

También lee Ser madre sin dejar de ser mujer

Consejos de belleza para una madre ocupada

Mamá ocupada

1. Un peinado fácil

El objetivo principal es ahorrar tiempo y verte bien. Por lo tanto, centrarse en el cabello es fundamental. El peinado es uno de los rituales más complejos de realizar en el día a día, ya que involucra bastante tiempo. Sin embargo, existen alternativas como la famosa ‘cola de caballo’ es un peinado práctico, fácil y rápido. La idea no es usarlo todos los días, pero es una buena solucíon cuando el tiempo apremia.

También lee Los mejores peinados según tu tipo de rostro

2. Bañarse en la noche

La convivencia y ducharnos para lograr una máxima higiene.

El baño o la ducha es otro de los momentos importantes del día y, como tal, requiere de un tiempo considerable para practicarlo. Por eso la recomendación se basa en tomar el baño en la noche, justo antes de irse a dormir. A la mañana siguiente, basta con levantarse, maquillarse, arreglarse y cumplir con las obligaciones cotidianas.

La gran ventaja, sin duda alguna, es el ahorro de tiempo y la vitalidad con la cual se afronta el siguiente día. No obstante, muchas personas no se sienten cómodas con este tipo de práctica.

Si eres una madre ocupada y deseas ahorrar tiempo para verte bonita y cumplir los deberes, este es un consejo que no puedes pasar por alto.

3. Mitigar las ojeras

Las ojeras hacen acto de presencia fruto del cansancio, la falta de sueño y el estrés acumulado de la rutina. Para una madre ocupada, estas pueden llegar a ser el común denominador, y entorpecer la belleza del rostro y de los ojos.

Por eso debemos mitigar las ojeras como sea, para brindarle un mejor aspecto al rostro. Existen varias formas de hacerlo, siendo la mayoría cosméticas para reducir el impacto de esas áreas. Aunque lleva algunos minutos acabar con las ojeras, vale la pena.

¿Qué debes hacer?

Aplica crema iluminadora en la zona inferior de los ojos y en la parte superior de las mejillas. De esta forma también le darás vida a la piel del rostro y las pocas horas de sueño pasarán desapercibidas por completo.

Lee también Descubre por qué tienes ojeras y cómo tratarlas naturalmente

4. Lavar el cabello día por medio

Cabello

Uno de los consejos para evitar la caída del cabello es el de lavarlo día de por medio. Esta práctica se encargará de disminuir las probabilidades de afectarlo con la humedad y la fragilidad. Y no solo eso, sino que también puedes ahorrar un tiempo valioso para realizar otras actividades propias de la maternidad.