4 consejos para la salud del pene

Laura Matos·
18 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
11 Junio, 2020
A veces la atención y los cuidados del propio cuerpo pueden ser más necesarios de lo que imaginas. A continuación te mostraremos algunas claves que resultan útiles para mantener la salud del pene.

La salud del pene es un tema que, aunque no se comente a menudo, sí es muy importante. Esto es porque los genitales son una parte del cuerpo tan importante como cualquier otra.

Para hacerte una idea en qué punto estás, es conveniente que te preguntes: ¿le dedicas a diario suficiente tiempo y cuidado al músculo que te permite disfrutar de mayor placer?

Claves en la salud del pene

Aunque no lo hayas considerado hasta ahora y no siempre hables abiertamente de ello, el pene es un órgano que necesita un cuidado especial que garantice su correcta funcionalidad.

Así, lejos de ser aspectos a chequear una vez al año, las siguientes claves que vamos a compartirte pueden formar parte de tu día a día para que tanto la actividad como las capacidades del pene sean las adecuadas.

Por supuesto, si identificas alguna anomalía o experimentas molestias de manera recurrente, la consulta médica resulta un paso ineludible. 

Visita este artículo: Anatomía del pene

1. La higiene es un aspecto básico en la salud del pene

Higiene

Mantener un hábito de aseo del pene es imprescindible para asegurar su buen estado, así como para facilitar la detección de cualquier irregularidad.

¿Cómo tener un pene saludable?

  • Lávalo, al menos, una vez al día.
  • Puedes usar jabón neutro, aunque es importante no abusar para no alterar el pH de la sensible piel que lo cubre.
  • Retrae el prepucio con suma suavidad y deja que le caiga agua de forma abundante.
  • Sécalo bien para evitar que la humedad genere infecciones por hongos.

Descubre: La importancia de lavarse las manos

2. La alimentación también cuenta

Una dieta saludable guarda relación con el óptimo funcionamiento del pene y ayuda a actuar como método preventivo frente a ciertas enfermedades.

¿Qué consumir para tener un pene saludable?

Descubre: Tipos de proteínas y sus funciones

3. Ejercicios para la salud del pene

Hormonas activas en el ejercicio

Parece que la práctica de ejercicio físico moderado se asocia con un menor riesgo de alteraciones, como es el caso de la disfunción eréctil o la eyaculación precoz.

De hecho, publicaciones actuales, como la revisión realizada por el equipo de la profesora Katherine Esposito, recogen resultados en esta línea. Ademas, una vida sexual activa también evita que las fibras musculares del pene se atrofien y pierdan elasticidad.

Por su parte, existen algunos ejercicios específicos para este miembro que comentamos a continuación.

¿Qué ejercicio practicar para tener un pene saludable?

  • Primero, aplícate un poco de lubricante en el pene. Es preferible que dicho producto esté hecho a base de agua.
  • Después sujétalo con los dedos pulgar e índice, como si hicieras la señal del Ok.
  • Con una presión firme y lenta, realiza movimientos hacia el glande para facilitar la circulación de la sangre en la zona.
  • En cada pasada se pueden invertir unos pocos segundos, hasta alcanzar una sesión completa de varios minutos.

4. La atención médica es fundamental en la salud del pene

Conocer los tratamientos médicos disponibles para prevenir enfermedades o tratar las existentes es esencial para garantizar la salud de tu pene.

¿Qué aspectos considerar?

  • La vacuna contra el virus del Papiloma Humano (VPH) ayuda a evitar el contagio y la aparición de verrugas genitales.
  • Si las relaciones íntimas se dan con parejas distintas, usar condones es indispensable para impedir infecciones de transmisión sexual.
  • Los exámenes rutinarios con un urólogo permiten estar al tanto de las condiciones en las que se encuentra el pene.

¿Qué beneficios aportan, pues, estas claves?

La masturbación ayuda a experimentar emociones positivas.

Como vemos, con las medidas de cuidado oportunas, es posible anticiparse a infecciones u otro tipo de alteraciones que perjudiquen la salud del pene.

Los problemas más frecuentes son los que afectan a la eyaculación o la erección o, incluso, el sangrado o ardor durante la micción. No obstante, con las claves señaladas es posible tanto prevenir como mejorar la salud del pene.

Tomar cartas en el asunto no es para menos, ya que este órgano le permite al hombre llegar a sentir un gran placer, así como evacuar líquidos del cuerpo.

Recuerda que acudir al médico es fundamental si detectas cualquier irregularidad o experimentas malestar de manera persistente. Por lo tanto, no dejes pasar el chequeo con el urólogo.

  • Esposito, K., Giugliano, F., Maiorino, M. I., & Giugliano, D. (2010). Dietary Factors, Mediterranean Diet and Erectile Dysfunction. The Journal of Sexual Medicine, 7(7), 2338–2345. https://doi.org/10.1111/j.1743-6109.2010.01842.x
  • Jimoh, T. O., Ademiluyi, A. O., Oboh, G., & Boligon, A. A. (2017). Phenolic extracts and amino acids content from Cucumeropsis mannii naudin and Citrullus lanatus inhibit relevant enzymes of erectile dysfunction in rat's penile tissue. Biochemistry and Biophysics Reports12, 5–11. https://doi.org/10.1016/j.bbrep.2017.08.001
  • Kerns, K., Zigo, M., & Sutovsky, P. (2018). Zinc: A Necessary Ion for Mammalian Sperm Fertilization Competency. International Journal of Molecular Sciences19(12), 4097. https://doi.org/10.3390/ijms19124097
  • Kroeger N, Belldegrun AS, Pantuck AJ. Pomegranate Extracts in the Management of Men's Urologic Health: Scientific Rationale and Preclinical and Clinical Data. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. 2013, ID 701434. https://doi.org/10.1155/2013/701434
  • Maiorino, M. I., Bellastella, G., & Esposito, K. (2015). Lifestyle modifications and erectile dysfunction: what can be expected?. Asian Journal of Andrology17(1), 5–10. https://doi.org/10.4103/1008-682X.137687