4 consejos para evitar enfermedades renales

Aunque no solamos relacionarlo, las personas con problemas de tensión alta y diabetes suelen ser más propensas a desarrollar cálculos renales, por lo que conviene someterse a control médico

Las enfermedades renales son un problema médico que puede afectar a cualquier persona. Dado que los riñones se encargan de depurar las toxinas que entran a nuestro cuerpo con la comida, una buena alimentación puede ayudarte a evitar esta clase de problemas.

¿Qué medidas tomas para evitar enfermedades renales? ¿Depuras a menudo tus riñones?¿Te aseguras de tener una alimentación balanceada o comes desordenadamente?

La complejidad de los problemas renales surge porque suelen ser patologías silenciosas hasta que se encuentran en estado avanzado y ya es difícil tratarlos. Lo más normal es que solo tengas algo de dolor cuando los cálculos renales ya son grandes.

¿Qué son las enfermedades renales?

Las enfermedades renales (también conocidas como nefropatías) son complicaciones que disminuyen las capacidades del riñón y evitan su correcto funcionamiento.

Estas van avanzando de forma gradual hasta que el riñón es incapaz de cumplir con su trabajo. La buena noticia es que una vez que se detecta puedes recuperar parte o toda la función perdida.

El médico te indicará una lista de recomendaciones que debes seguir al pie de la letra. Además, puedes seguir los siguientes consejos.

1. Cuida tu alimentación

En muchos lugares habrás leído que es importante tener una dieta variada. Esto no solo te permite crear opciones más saludables y deliciosas. También ayuda a que tu cuerpo obtenga diversos nutrientes que se encargarán de evitar las enfermedades renales.

Los alimentos que no deben faltar en tu dieta son:

Arándanos

arandanos

Los arándanos son una excelente opción para evitar enfermedades renales o para lidiar con ellas si ya están en tu vida. Además de tener un sabor delicioso y fresco, aportan gran cantidad de antioxidantes.

Aunque pueden ser relativamente caros en algunos lugares, debes saber que solo necesitas 25 bayas para obtener de 800 a 1000 mg de fósforo. Además, apenas tienen potasio, un nutriente que debes evitar cuando hay riesgo de desarrollar alguna enfermedad renal.

Lee también: Los maravillosos beneficios de los arándanos

Apio

Se cree que no se debe consumir apio cuando se padece alguna de las enfermedades renales. Sin embargo, aporta grandes beneficios para evitar todo tipo de nefrologías.

Sus compuestos químicos orgánicos nivelan la hormona del estrés y mejora el funcionamiento del sistema inmune. Estos dos factores se ven alterados cuando aparece cualquier tipo de enfermedad renal.

Además, bajar de peso es más fácil cuando incluyes apio. Esto se debe a que cada tallo de apio aporta solo 10 calorías, pero el cuerpo gasta mucho más en su proceso de absorción.

Berenjenas

Berenjena

Los pacientes que ya viven con enfermedades renales suelen tener una dieta bastante restringida. No obstante, uno de los alimentos que siempre se les recomienda consumir son las berenjenas.

Estos vegetales son ricos en fibra dietética que facilita el trabajo del sistema digestivo.

Además, también nos aportan vitamina B, vitamina C y ácido fólico, nutrientes básicos para el cuerpo.

Evita comer proteínas en exceso

Aunque es necesario comer proteína, esta debe abarcar solo de 10% al 35% de tu dieta para evitar enfermedades renales. Es mejor optar por las proteínas vegetales antes que la carne y derivados animales.

2. Limita el consumo de sal

Estamos tan acostumbrados a consumir grandes cantidades de sal que ni siquiera somos conscientes de ello. La sal está disponible en toda clase de alimentos procesados y, si no tienes cuidado, puede ocasionarte enfermedades renales.

Un buen inicio es disminuir la cantidad de sal con la que sazonas tus alimentos. Por ejemplo, las ensaladas puedes consumirlas sin agregarles sal, aunque en la receta recomienden añadir una pizca.

Los aderezos que solemos usar son ricos en sal y conservadores.

Limitar el consumo de sal

En el caso de los alimentos que se cocinan puedes elegir sal de grano. Aunque existen sustitutos de sal, es recomendable evitarlos. Suelen están preparados con químicos que pueden afectar tus riñones.

La razón por la que debes evitar la sal fina es que puede aumentar la presión arterial, crear complicaciones con diabetes y otras enfermedades.

Visita este artículo: Rutina de ejercicios para personas con la presión arterial alta

3. Vigila tus niveles de presión arterial y glucosa

¿Sabías que las personas con problemas de presión arterial y diabetes son más propensas a presentar enfermedades renales? Esto se debe a que estos dos padecimientos afectan el correcto funcionamiento de los riñones.

Cuando tus niveles de presión arterial están por encima de lo normal los riñones presentan problemas para filtrar la sangre, orina y toxinas. Si esta situación no se vigila y controla, con el paso del tiempo los riñones se dañan irreversiblemente.

En el caso de la diabetes, los niveles de glucosa elevados también provocan la pérdida de proteínas en la orina. Si vives con esta condición, debes asegurarte de que tu glucosa se mantenga en los niveles apropiados.

Además, tu médico debe revisar al menos dos veces al año tu función renal.

4. Haz ejercicio de forma habitual

Hacer-ejercicio

El sedentarismo es uno de los principales enemigos de tus riñones. Cuando pasas demasiado tiempo sentado o sin moverte, tus riñones se vuelven perezosos y se dificulta su funcionamiento.

Evitar las enfermedades renales es posible con un poco de ejercicio cada día. Al menos debes hacer 30 minutos de actividad física tres veces a la semana.

Las enfermedades renales pueden afectar tu vida gravemente. Por ello es importante tomar todas las medidas para prevenir que surjan. En caso de que ya estés lidiando con este problema, debes saber que puedes revertirlo con estos pequeños cambios.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas: