4 consejos para hidratar el pelo en invierno

Raquel Lemos Rodríguez · 22 diciembre, 2018
Aunque nos cueste hacerlo, para hidratar el cabello en invierno es importante intentar lavarlo con agua templada y que así no pierda sus aceites naturales con el calor.

Hidratar el pelo en invierno puede ser algo bastante difícil. El frío, el uso de gorros, la lluvia… Todo esto puede afectar al cabello y restarle la hidratación que necesita para verse bien. Si tenemos un pelo seco, entonces el problema puede agravarse sufriendo puntas abiertas o un cabello quebradizo.

Para evitar todo esto, hoy vamos a ver 4 consejos para hidratar el pelo en invierno que nos ayudarán a mantenerlo saludable para no tener que darle un corte nada más terminar esta época del año. Veamos cuáles son.

1. No enjuagues por completo la mascarilla

El primero de los consejos para hidratar el pelo en invierno es no enjuagar por completo la mascarilla o el acondicionador si también lo utilizamos. En contra de lo que podamos pensar, esto no va a provocarle ningún daño a nuestro pelo, todo lo contrario, le va a beneficiar.

Cuanto más dejemos una mascarilla sobre nuestro cabello, mucho mejor. Tanto el acondicionador como la mascarilla son muy humectantes, por lo que si dejamos un poco una vez nos hemos enjuagado el cabello nos puede ayudar a mantener la hidratación del mismo.

Para conseguir esto, enjuagaremos levemente el cabello sin preocuparnos de que la mascarilla o el acondicionador se hayan ido del todo. En el caso de que tengamos el cabello graso, pasaremos solo la mascarilla o el acondicionador por las puntas. Si lo tenemos muy seco, podemos atrevernos a ponerlo desde la raíz.

Mujer aplicándose mascarilla en el pelo con ayuda de un peine en forma de pincel.

No te pierdas: Los 5 mejores remedios caseros para el cabello graso.

2. Cuidado con el cabello mojado

Dejar el cabello mojado en invierno no es una buena idea. El problema de esto es que el frío va a provocar que nuestro cabello se vuelva más frágil, ya que va a ser muy difícil que se seque por sí solo.

No obstante, tenemos que tener en cuenta otras cosas, como el uso de gorros sobre el cabello mojado. Estos puede hacer que aparezcan problemas en el cuero cabelludo. Puede volverse sensible o resecarse, lo que nos haría tener que empezar a utilizar productos especiales para este problema.

Por otro lado, otra de las cosas que nunca deberíamos hacer es dormir con el pelo húmedo. Secarlo es indispensable ya que, de no hacerlo, no solo se volverá más quebradizo, sino que incluso podemos provocar que el cabello se nos caiga mucho más, con la consecuente pérdida de densidad.

3. Hidratar el pelo en invierno: el agua mejor templada

Hidratar el pelo en invierno puede ser difícil cuando en la ducha o la bañera ponemos el agua muy caliente. Hay personas que ponen el agua tan caliente que incluso la piel de su cuerpo se enrojece. Esto no es bueno para el cabello, ya que va a perder hidratación.

Lo mejor es lavarse el pelo con agua templada y, para terminar, aplicar un chorro de agua fría. Esto ayudará a cerrar las cutículas para que el cabello no pierda humedad y se mantenga bien hidratado.

Mujer duchándose.

Esto mismo ocurre si nos secamos el cabello con secador, algo indicado en esta época del año para evitar que el pelo nos quede mojado. Es importante mantenerlo a una cierta distancia y no ponerlo con el aire más caliente. Es mejor utilizar el templado o el frío, aunque tardemos algo más en secarnos el pelo.

¿Lo sabías? Cómo alisar tu pelo sin plancha: 4 remedios que debes saber.

4. No utilices tanto la plancha

Muchas personas no tienen el pelo liso ni ondulado, sino que luce encrespado. Esto puede hacer que se vean en la necesidad de planchar su cabello para que este se vea mejor. No obstante, en invierno, es importante que le demos un descanso al cabello.

Sabemos que en invierno, debido a la humedad y la lluvia, el pelo puede encresparse más, lo que nos puede llevar a plancharnos el pelo más de una vez al día. El daño que le estamos ocasionando es muy grave y, a la larga, podemos sufrir de un cabello completamente deshidratado y sin vida.

Para evitar utilizar tanto la plancha, podemos probar a hacernos recogidos o a esconder el cabello bajo un gorro de lana. Esto le permitirá tomarse un respiro de la plancha para que así sufra menos.

En conclusión

Hidratar el pelo en invierno no tiene por qué ser una tarea complicada. Con estos 4 consejos esperamos que tu pelo pueda mantenerse saludable durante esta fría época del año para que, así, no tengas que lamentarte por su estado una vez llegue la primavera.