4 cosas que puedes hacer para manejar el estrés y la ansiedad

Si deseas detener por completo aquellos pensamientos que te producen estrés y ansiedad es importante contar con algunas herramientas que te ayuden a lograrlo de forma efectiva.

Puede parecer que no hay nada que puedas hacer para controlar los niveles de estrés, pero tienes mucho más control de lo que imaginas. De hecho, la simple comprensión de que tienes las riendas de tu vida es la base para lograrlo. No importa lo estresante que parezca tu día a día: hay algunas cosas que puedes hacer para manejar el estrés y la ansiedad.

Ciertamente, el manejo del estrés se trata de hacerse cargo de tu estilo de vida, los pensamientos, las emociones y la forma en que resuelves los problemas. Y es que si vives con altos niveles de estrés, estás poniendo en riesgo tu bienestar. El estrés y la ansiedad causan estragos en el equilibrio emocional, así como en la salud física.

Por otro lado, el control del estrés y la ansiedad te ayuda a ser más feliz, más saludable y más productivo. Debes tener en cuenta que el manejo del estrés no es único para todos. Por eso es importante experimentar y descubrir qué funciona mejor para ti.

¿Qué puedes hacer para manejar el estrés y la ansiedad?

Los siguientes consejos para el manejo del estrés y la ansiedad pueden ayudarte a afrontar todo tipo de situaciones:

1. Conecta con otras personas

Falta de comunicación en la pareja

En primer lugar, te recomendamos que si deseas manejar el estrés y la ansiedad conectes con las personas de tu entorno. No hay nada más reconfortarte que pasar tiempo de calidad con alguien que te haga sentir seguro y comprendido. Por lo tanto, conviene conectarse regularmente, y en persona, con familiares y amigos.

Ten en cuenta que las personas con las que hablas no tienen que corregir tu estrés. Basta con que sean buenos oyentes. No dejes que aquellas preocupaciones que provocan que te sientas débil sean un impedimento para abrirte. Sin ninguna duda, las personas que se preocupan por ti se sentirán halagadas de que deposites en ellas tu confianza: esto provocará que se fortalezca el vínculo de amistad.

Por supuesto, no siempre es realista ni posible tener un amigo cerca para apoyarse cuando uno se siente abrumado por el estrés. No obstante,  construir y mantener una red de amigos puede hacer que mejores tu resistencia ante los factores estresantes de la vida

Lee este artículo: Descubre un efectivo test para saber si estás estresado

2. Desafía tus pensamientos

Si tu cabeza está llena de pensamientos negativos te sentirás estresado o ansioso. Ten en cuenta que es normal que tengas pensamientos o dudas, aunque eso no significa que reflejen lo que realmente está sucediendo.Si bien no es fácil desafiar el aluvión de negatividad que acompaña los momentos difíciles, debes aprender a reconocer y desafiar tus patrones de pensamiento negativos.

Aprender a desafiar los pensamientos negativos puede llevar tiempo y práctica, pero vale la pena el esfuerzo. Una vez que comiences, probablemente te sorprenderás cuántos de tus pensamientos son inexactos, exagerados o inclinados hacia una visión inoportuna de las cosas.

Por ello, puedes empezar a describir lo que estás pensando y luego agregar hechos que respalden o refuten cada pensamiento. Es posible que te sorprendas de cuántos de tus pensamientos son exagerados o no son realidad.

“La mejor arma contra el estrés es la habilidad para elegir un pensamiento sobre otro”

–William James–

3. Haz ejercicio

Sin ninguna duda, hacer ejercicio regularmente es una de las mejores maneras de relajar el cuerpo y la mente. Además, el ejercicio mejorará tu estado de ánimo. Ahora bien, tienes que hacerlo a menudo para que valga la pena.

  • Te recomendamos practicar ejercicio, al menos, de 3 a 5 veces por semana durante 30 minutos.
  • Concéntrate en establecer metas de aptitud física que puedas cumplir para que no te des por vencido. Sobre todo, recuerda que hacer cualquier ejercicio es mejor que ninguno.

En aquellos momentos en los cuales no sepas cómo vencer el estrés y la ansiedad, cálzate un buen par de deportivas y sal a correr o haz otro tipo de ejercicio que te permita desconectar. Así lograrás olvidar aquellos momentos que te producen malestar.

Descubre: Los primeros pasos para meditar

4. Medita

La meditación permite a la mente y el cuerpo relajarse y enfocarse. De hecho, la atención plena puede ayudar a las personas a ver nuevas perspectivas, desarrollar la autocompasión y el perdón.

Ciertamente, al practicar una forma de atención plena, las personas pueden liberar emociones que pueden haber estado causando el estrés físico del cuerpo. Al igual que el ejercicio, se ha demostrado que incluso meditar brevemente puede proporcionar beneficios inmediatos.

Para acabar, recuerda seguir nuestros consejos anteriores para manejar el estrés y la ansiedad. ¡Estamos convencidos de que lo lograrás con algo de paciencia y perseverancia!