4 cremas para la noche que ayudarán a que tu piel luzca perfecta

Durante la noche nuestra dermis está mucho más receptiva a cualquier tratamiento, por lo que escoger la crema de noche adecuada nos ayudará a lucir una piel perfecta.

Llegó la noche y sientes la piel reseca y hasta un poco arrugada. Decides entonces utilizar la crema que has estado usando durante el día. ¡Aguarda un instante! Las cremas indicadas para la noche son las que poseen las propiedades adecuadas para el período de descanso. Acompáñame en este artículo y te contaré cuales son los 4 tipos de cremas para la noche que ayudarán a que tu piel luzca perfecta.

Protección para la piel

La piel es la barrera física principal entre el organismo y el medio exterior. Es importantísima para la regulación de la temperatura corporal y la protección contra agentes patógenos como los virus y las bacterias. No es de extrañar entonces que sea imprescindible tener una piel saludable para mantener el equilibrio fisiológico de nuestro organismo. Tomar demasiado sol, fumar, consumir pocos vegetales y frutas y exponerse a demasiadas sustancias químicas son solo algunos de los factores que pueden afectarla.

Por suerte, la  industria de la cosmética ha ideado lociones, mascarillas y cremas que pueden ayudarnos a recuperar su aspecto radiante. Las cremas, en particular, son muy populares por su alto contenido en agua y su doble función protectora y activadora. Estas cremas se clasifican en dos grandes grupos: Cremas para el día y Cremas para la noche.

Cuidado nocturno de la piel: Las cremas para la noche

Tres elementos confieren firmeza, elasticidad y humedad a la piel: el colágeno, elastina y los glicosaminoglicanos. Las cremas para el día proveen una capa protectora contra los rayos ultravioletas y el polvo, además de retener la humedad. Sin embargo, las cremas para la noche actúan durante el sueño favoreciendo la limpieza facial, la regeneración celular y la producción de los tres elementos esenciales para la salud de la piel. Por eso resultan importantísimas para evitar el envejecimiento prematuro.

Las cremas nocturnas poseen una textura más densa y una mayor concentración de principios activos. Es por ello que no deben utilizarse durante el día. Según sus ingredientes cada crema tendrá una función diferente. Para ayudarte a seleccionar la más adecuada para ti te presento los

4 tipos de crema para la noche que ayudarán a que tu piel luzca perfecta

Antes de comenzar a utilizar cualquier producto de la piel es importante que determines el tipo de cutis que posees: seco, mixto o graso. Ante cualquier inseguridad puedes dirigirte a un especialista que podrá guiarte para que des el mejor tratamiento a tu piel. A la hora de seleccionar un producto asegúrate de leer su composición y elegir el más adecuado a tus necesidades. Recuerda aplicar la crema sobre la piel limpia con masajes circulares que favorecerán su absorción durante el período de sueño. ¡Buena suerte!

1. Crema depurativa

Cremas para la noche

Este tipo de crema actúa sobre la piel favoreciendo la eliminación de toxinas y la eliminación de células muertas y secreciones. Esta limpieza profunda purificará tu cutis devolviéndole su luminosidad. Te recomiendo aquellas libres de aceites que pudieran provocarte alergias.

Debo advertirte que algunos de estos productos détox están indicados para determinado grupo etario. Antes de usar una crema depurativa asegúrate de que sea la indicada para ti.

2. Crema regeneradora

Con el paso de los años la piel comienza a degenerar. Se vuelve menos flexible, luce delicada y marchita y aparecen las manchas y las arrugas. Pero podemos hacer mucho para detener ese proceso. Las cremas regeneradoras son ricas en factores de crecimiento epidérmico por lo cual favorecen la regeneración celular. Tu piel lucirá vital, hidratada y elástica luego de usarlas.

Te recomiendo optar por cremas que contengan ingredientes naturales como agua de rosas, jojoba y extractos de algas.

3. Crema antienvejecimiento

Arrugas

Este tipo de cremas para la noche están destinadas a aquellas personas que ya conservan en su piel los efectos del paso del tiempo. Las personas alrededor de los 40 y 50 años empiezan a necesitar cremas más poderosas que puedan combatir este proceso natural degenerativo. Por lo general, las cremas anti-edad (Entiende el funcionamiento de las cremas antiarrugas) aportan vitaminas, minerales y agua a la piel, estimulan los vasos capilares y reafirman las líneas de expresión facial.

Es importante aclarar que su uso debe ser continuado, pero seguro tu paciencia dará frutos: una piel más firme y tersa.

4. Crema hidratante

Las cremas hidratantes tienen dos funciones fundamentales: proteger contra la desecación y humectar profundamente la piel. La humedad proporciona firmeza, elasticidad y tonicidad al cutis. Por lo general poseen componentes emolientes y humectantes como el lactato sódico, la glicerina y el ácido hialurónico.

Aunque pueden hacerse más necesarias durante el envejecimiento son aptas para todo grupo etario.Se cree que son especialmente importantes para las pieles mixtas.

 Unos consejos finales

Ya puedes elegir la crema para la noche que más se adecúe a tus necesidades y tu tipo de piel.  Y recuerda, para mantenerla sana y luminosa también debes:

  1. Tomar abundante agua para favorecer la circulación sanguínea y mantenerte hidratada.
  2. Respetar tus horas de sueño, es el momento en que se activan los procesos de regeneración celular.
  3. Llevar una dieta balanceada, rica en frutas y vegetales.
  4. Evitar el consumo de alcohol, tabacos y drogas.