4 deliciosas recetas con calabaza que puedes disfrutar en tu desayuno

Daniela Castro · 29 septiembre, 2017
La calabaza es una hortaliza muy versátil que puede incluirse tanto en preparaciones dulces como saladas y a primera hora del día nos aporta un extra de vitalidad

¿Te gusta la calabaza? Para empezar, es una hortaliza perteneciente a la familia de las cucurbitáceas y es el fruto de la calabacera. Además, es un alimento nutritivo y energético.

En esta ocasión queremos compartir 4 formas de añadirla en el desayuno para aprovechar su valor energético y nutricional. ¿Te animas a probarla?

Recetas con calabaza

La calabaza es un alimento que proviene de Asia Meridional, aunque en la actualidad se cultiva en muchos otros lugares del mundo. Durante décadas se ha destacado por su versatilidad en la gastronomía, pero sobre todo por ser una importante fuente de nutrientes esenciales.

De hecho, muchos la aprovechan para sus dietas con fines de pérdida de peso, ya que es muy baja en calorías y aporta vitaminas y minerales que apoyan el funcionamiento del metabolismo. Además, suele adquirirse con facilidad en el mercado y, por su sabor, es idónea para combinarla con otros ingredientes en recetas saludables.

1. Muffins de calabaza

muffins calabaza

Para empezar, los muffins, también conocidos como magdalenas, son un producto de repostería que podemos incluir en el desayuno como fuente de energía. Además, en este caso los ingredientes aportan carbohidratos y fibras naturales que ayudan a mejorar la digestión mientras prolongan la sensación de saciedad.

Ingredientes

  • 1 taza de puré de calabaza (210 g)
  • ½ taza de compota de manzana (110 g)
  • 2 huevos
  • ¼ de taza de leche de almendras (62 ml)
  • 2 tazas de harina de trigo integral (400 g)
  • 3 cucharadas de miel (75 g)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • ½ cucharadita de sal (2 g)
  • Aceite de colza (al gusto)

Preparación

  • Para empezar, incorpora todos los ingredientes en un tazón grande. Después, remuévelos hasta obtener una pasta cremosa y húmeda.
  • Rocía los moldes para muffins con aceite de colza y ponlos a hornear a 180 ºC (350 ºF) durante 20 minutos.

Ver también: 5 deliciosos batidos ricos en proteína vegetal y fibra

2. Sopa de calabaza

En segundo lugar, la sopa de calabaza es una receta baja en calorías pero con un alto aporte de nutrientes. Por lo tanto, nos ayuda a empezar el día con un plus de energía. Aunque puede prepararse a la hora del almuerzo o la cena, es una opción sencilla para variar el menú del desayuno.

Ingredientes

  • 2 tazas de puré de calabaza (420 g)
  • 3 tazas de caldo de pollo (750 ml)
  • ½ taza de leche baja en grasa (125 ml)
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo (2 g)
  • ¼ de cucharadita de sal (1 g)

Preparación

  • En primer lugar, incorpora todos los ingredientes en una cacerola, excepto la leche.
  • Después, llévalo a fuego medio y remueve con frecuencia, durante 15 o 20 minutos.
  • A continuación, agrega la leche, mezcla bien y deja cocinar durante 2 minutos más.
  • Por último, si gustas, puedes licuar la sopa para darle una consistencia más cremosa.

3. Batido de calabaza

zumo-de-calabaza

El batido de calabaza es una bebida energética que te ayudará a mantener un buen rendimiento físico y mental durante toda la jornada. Además, lo puedes tomar como parte del desayuno, o bien, cuando sientas deseos de comer entre los platos principales.

Ingredientes

  • ½ taza de puré de calabaza (105 g)
  • 1 banana madura
  • 1 vaso de leche de almendras (200 ml)
  • ½ cucharadita de canela (2 g)
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla (2 g)
  • Hielo (opcional)

Preparación

  • En primer lugar, introduce todos los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener una bebida homogénea y sin grumos.
  • Si lo deseas, agrégale hielo al gusto.

Te recomendamos leer: 7 motivos por los que no te debes saltar el desayuno

4. Semillas de calabaza tostadas

Semillas de calabaza tostadas

En último lugar, las semillas de calabaza también cuentan con muchos nutrientes que benefician nuestro cuerpo. Por ejemplo, son antiinflamatorias, mejoran la digestión y son ideales para controlar la sensación de hambre por la mañana.

Ingredientes

  • 1 taza de semillas de calabaza (64 g)
  • 2 cucharadas de aceite de colza (30 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • ½ cucharadita de canela (2 g)

Preparación

  • En primer lugar, enjuaga las semillas de calabaza para limpiarlas de todo resto de la pulpa.
  • Después, sécalas con una toalla de papel y extiéndelas en una bandeja engrasada con aceite de colza.
  • A continuación, calienta el horno a 180 ºC (350 ºF) y pon a asar las semillas durante 20 o 30 minutos.
  • Después, cuando estén listas, viértelas en un recipiente y rocíalas con una cucharada de aceite de oliva y canela.
  • De manera opcional, puedes reemplazar la canela con jengibre o cualquier otra especia.

Al preparar las recetas mencionadas podrás disfrutar de desayunos más sanos y ricos en nutrientes esenciales. Además, la calabaza tiene un sabor delicioso que te encantará sentir en esta primera comida de la jornada.

Lo más importante es que todos los integrantes de la familia las pueden consumir. Es una gran forma de cuidar la salud. Por ello, ¡prueba estas recetas!