4 desengrasantes para cocina que puedes hacer en casa

Los desengrasantes para cocina se pueden elaborar en casa con ingredientes básicos. Hoy te compartimos cuatro interesantes fórmulas que te ayudan a dejar las superficies impecables.

Los desengrasantes para cocina son productos imprescindibles a la hora de hacer la limpieza general. Debido a sus componentes, son el mejor recurso para desprender los residuos de grasa que se van acumulando sobre la estufa, refrigerador y demás superficies.

En la actualidad están disponibles en varias presentaciones comerciales, pero también hay fórmulas para prepararlos en casa. Estas últimas opciones no solo son más económicas, sino que son libres de esos químicos agresivos que pueden perjudicar el ambiente y la salud.

Lo mejor de todo es que cumplen múltiples funciones, ya que sus ingredientes son desinfectantes y permiten eliminar los gérmenes que proliferan en este lugar. A continuación queremos compartir los 4 mejores desengrasantes para que no dudes en probarlos en tu hogar.

Desengrasantes para cocina con ingredientes ecológicos

Las tareas de la cocina pueden ser bastante tediosas si no hay a la mano productos de limpieza efectivos. Aunque gran parte del aseo se puede hacer con agua y jabón, hay manchas y residuos difíciles a los que se les debe aplicar productos especiales.

Precisamente, en esta ocasión queremos enseñar a preparar varios desengrasantes para cocina, los cuales permiten dejar impecables superficies como el horno, estufa y mostradores. De hecho, se pueden aplicar en los suelos y azulejos cuando adquieren una textura pegajosa y sucia.

1. Desengrasante con jabón de Marsella

El jabón de Marsella es uno de los mejores desengrasantes para cocina que puedes utilizar. Gracias a su composición, desprende los restos de grasa y elimina posibles residuos de alimentos. Además, neutraliza la acción de los gérmenes y quita los malos olores.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de jabón de Marsella rallado (60 g)
  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • 6 gotas de aceite de limón

Preparación

  • Ralla el jabón de Marsella y resérvalo.
  • A continuación, vierte las tazas de agua en una olla y ponlas a hervir.
  • Al llegar a ebullición, agrega el jabón rallado y remueve por unos minutos.
  • Cuando se derrita por completo, déjalo enfriar y agrégale el aceite de limón.

Modo de uso

  • Frota el desengrasante sobre la zona deseada y déjalo actuar 5 minutos.
  • Finalmente, repasa la superficie con una esponja y enjuaga.

Seguro te interesará: Cómo hacer un galón de jabón líquido económico

2. Desengrasante con aceite de árbol de té

Uno de los mejores ingredientes naturales para desinfectar la cocina es el aceite esencial de árbol de té. Sus propiedades inhiben el crecimiento de los gérmenes y ayudan a remover la suciedad adherida de los electrodomésticos y paredes.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de detergente líquido para platos (15 ml)
  • 1 cucharada de vinagre blanco (15 ml)
  • 15 gotas de aceite de árbol de té

Preparación

  • Calienta el agua y mézclala con el detergente líquido para platos.
  • Enseguida, incorpora el vinagre blanco y las gotas de aceite de árbol de té.
  • Remueve todo con un utensilio de madera, hasta obtener un producto homogéneo.

Modo de uso

  • Rocía el limpiador sobre la superficie deseada y frótalo con una esponja.
  • Para terminar, quita los residuos con un paño limpio.

3. Desengrasante de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene el poder de absorber la grasa. Por eso, es el protagonista de uno de los mejores desengrasantes para cocina. Sus efectos se potencian con las propiedades del aceite esencial de eucalipto, el cual se destaca por su capacidad para desinfectar.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • El zumo de ½ limón
  • 10 gotas de aceite esencial de eucalipto

Preparación

  • Vierte las tazas de agua en un balde y agrega el bicarbonato, el zumo de limón y el aceite de eucalipto.
  • Remueve todo por unos instantes, hasta que quede completamente integrado.

Modo de uso

  • Rocía el desengrasante sobre la encimera de la cocina o cualquier otra superficie que quieras limpiar.
  • Déjalo actuar un par de minutos y frótalo con un paño de microfibra.

Lee también: 5 maneras de utilizar bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar

4. Desengrasante con agua oxigenada

El agua oxigenada es un producto biodegradable y no contaminante que facilita la limpieza de muchos espacios del hogar. En esta solución la mezclamos con un poco de jabón ecológico y aceite de limón para obtener un quitagrasas ideal para la cocina.

Ingredientes

  • ½ taza de agua (125 ml)
  • ½ taza de alcohol alimentario (125 ml)
  • 2 cucharadas de jabón ecológico líquido (30 ml)
  • ¼ de taza de agua oxigenada (62 ml)
  • 10 gotas de aceite de limón

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en un recipiente hondo y mézclalos con un utensilio de madera.
  • Una vez obtengas un producto homogéneo, transfiérelo a una botella son atomizador.

Modo de uso

  • Frota el desengrasante sobre las áreas de la cocina que deseas limpiar.
  • Retíralo con un paño de microfibra o esponja.

¿Te animas a probar estos desengrasantes caseros? Elige la fórmula que más te llame la atención y úsala cuando tengas dificultades para limpiar tu cocina.