4 ejercicios que te ayudan a fortalecer tu salud pulmonar

Para gozar de una mejor salud pulmonar es importante hacer una respiración consciente y evitar la respiración superficial, ya que esta última no llena del todo los pulmones.

El cuerpo humano necesita el oxígeno para vivir; por eso es importante que mantengas tu sistema respiratorio en excelentes condiciones. Tener una buena salud pulmonar requiere de algunos cuidados y ejercicios que aumenten la capacidad de tus pulmones.

Al hacer ejercicios el corazón y los pulmones se activan. Los pulmones oxigenan el cuerpo, proporcionan energía y eliminan el dióxido de carbono. Por su parte, el corazón se encarga de bombear el oxígeno a los músculos involucrados en el ejercicio. Es así como el organismo se purifica y se mantiene lleno de energía.

¿Pero cómo puedes fortalecer tu salud pulmonar? Sencillo: Respirando. La mayoría de ejercicios que contribuyen a la salud de los pulmones requieren de una correcta e intensa respiración. Estos ejercicios no solo ayudarán a las personas que tienen dificultades respiratorias, sino también a las que gozan de buena salud.

Ejercicios que ayudan a fortalecer la salud pulmonar

1. Respiración desde el diafragma

Respiración abdominal.

La manera de respirar correctamente es utilizando el diafragma, así los pulmones se expanden y se llenan más de oxígeno. No todos dominan este tipo de respiración pero, con práctica, se puede lograr. Solo debes concentrarte.

¿Cómo se hace?

  • Relaja la parte superior del cuerpo y pon una mano sobre el abdomen.
  • Respira profundo por la nariz y haz que tu abdomen se infle, luego expulsa el aire lo más lento que puedas.
  • Si al exhalar tu abdomen se contrae, estás respirando correctamente.
  • Repite el ejercicio 5 veces y descansa entre cada repetición. Trata de hacerlo la mayor cantidad de veces al día para que el cuerpo se acostumbre a respirar de la manera correcta.

Descubre: Los aeróbicos y sus beneficios mentales y corporales

2. Ejercicios aeróbicos

Realiza ejercicios aeróbicos como trotar, caminar, correr o bailar. De esta forma ayudarás a que tu ritmo cardíaco se incremente y, por ende, necesites más oxígeno.

Cuando el cuerpo se somete a este tipo de actividades demanda mayor cantidad de oxígeno, por lo que debes controlar tu respiración y tomar todo el aire que necesites. Esto hace que tu capacidad pulmonar aumente.

Los ejercicios de intervalos son muy buenos para fortalecer la salud pulmonar debido al grado de exigencia que tienen. El cuerpo varía las demandas de oxígeno de acuerdo a la intensidad del ejercicio. Así, debes tomar el control de la respiración para mantenerte en marcha.

¿Cómo se hace?

  • Un ejercicio de intervalos sencillo es trotar por 4 minutos y correr por 1.
  • Puedes variar el ejercicio a caminar rápido-trotar si no tienes tanta resistencia para correr durante un minuto.

Lo importante es que siempre te mantengas por mayor tiempo en la intensidad más baja y por menor tiempo cuando aumentas la velocidad. Sumado a lo anterior, este tipo de ejercicios también te ayuda a quemar grasa.

3. Soplar por el mayor tiempo posible

Otro ejercicio que contribuye a tu salud pulmonar es el de soplar durante todo el tiempo que puedas. Puedes practicar varias modalidades, una de ellas es soplar un globo. También hay otra muy divertida en la que puedes usar una tira de papel.

¿Cómo se hace?

  • Toma una tira de papel y pégala a la punta de tu nariz.
  • Inhala y luego sopla el mayor tiempo que puedas para mantener la tira en el aire.
  • Practica con frecuencia para que puedas mantener la tira de papel en el aire por mucho más tiempo.

No te pierdas: Las mejores posturas de yoga para principiantes

4. Yoga

El yoga también es una disciplina muy beneficiosa para la salud pulmonar. Esta te ayuda a controlar la respiración poniendo en armonía el cuerpo y la mente.

¿Cómo se hace?

Más que yoga físico debes practicar el “pranayama”, que es la técnica básica de respiración en yoga. Esta modalidad te enseña a respirar y desarrolla tu capacidad pulmonar dándote más resistencia en actividades físicas.

  • Debes tomar respiraciones largas y profundas y exhalar lentamente.
  • La postura o asana ideal para hacer pranayamas es la postura del loto. Esta requiere estar sentado con la columna vertebral derecha y así logramos que el aire fluya con mayor facilidad.

Aprender a respirar correctamente y con conciencia te ayudará a fortalecer tu salud pulmonar. Tu cuerpo está diseñado para recibir la mayor cantidad de oxígeno posible y así ser más eficiente.

Si sientes que a veces te falta el aire o que necesitas respirar mejor, exígete un poco más y toma el control de tu respiración.