4 sencillos ejercicios que tu corazón agradecerá siempre

Elena Martínez 4 mayo, 2018
https://eresmama.com/11-plantas-medicinales-embarazadas/

Como bien sabemos, el corazón es el motor de nuestro organismo. Es capaz de bombear una media de 500 litros de sangre por hora. Con esta gran actividad, y dado que el cuerpo entero depende de este órgano, nunca está de más aprender algunos ejercicios que tu corazón agradecerá siempre.

Aquí te proponemos 4 sencillos ejercicios con los que podrás reducir el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular y potenciar la capacidad de tu corazón. Es fundamental tomar conciencia de nuestros malos hábitos y corregirlos. ¡Aprende a bombear salud!

4 ejercicios que tu corazón agradecerá siempre

1. Caminar tres veces por semana

No es necesario gastar dinero en un gimnasio ni tener una costosa equipación. Con unas sencillas zapatillas ya puedes ayudar a tu corazón. ¿Cómo? Andando. Caminar es un ejercicio aeróbico que aumenta el bombeo de sangre en el corazón y, por lo tanto, el oxígeno que llega a los órganos.

Al caminar se fortalecen las fibras cardíacas, se bombean más nutrientes al cuerpo, se reducen los riesgos de infarto y mejora los niveles de colesterol. Por este motivo, la mejor ayuda que puedes darle a tu corazón es salir a caminar 30 minutos a paso rápido, al menos tres veces por semana.

Además, podemos hacer senderismo y aprovechar el aire puro y la naturaleza. Caminar por los paseos marítimos cerca del mar o cerca de los ríos también relaja la mente, y reduce el estrés y la ansiedad. No obstante, si no tenemos mucho tiempo, podemos hacer unas sesiones en nuestra propia casa con una cinta de correr.

Senderismo

2. Natación dos veces por semana

Sin duda, uno de los ejercicios por excelencia para mejorar la salud del corazón es la natación. Al nadar en posición horizontal facilitamos que la presión cardíaca no sufra picos de actividad brusca ya que no tiene que impulsar la sangre con tanta fuerza hacia la cabeza.

La natación mejora la salud cardiovascular, reduce el riego de cardiopatías y aumenta el rendimiento de nuestro corazón. Además, este deporte es muy completo, ya que implica la musculatura de todo el cuerpo. Por último, al practicarlo en el agua también reducimos el riesgo de lesiones.

Lee también: 6 consejos para prevenir un ataque al corazón

3. Bicicleta una vez por semana

Otra buena opción que nos ayudará a reducir las visitas al médico es practicar ciclismo. Ya sea en una bicicleta estática o saliendo a dar paseos pedaleando a buen ritmo, el ciclismo fomenta la salud cardiovascular de una manera muy amena.

Para empezar, es importante asesorarse por un médico o especialista, en especial si ya sufrimos algún tipo de enfermedad del corazón. De este modo, controlaremos los esfuerzos, los tiempos, la recuperación y el modo de hidratarnos y alimentarnos.

Podemos empezar con suaves paseos por la naturaleza o por ciclovías. También dependerá de la modalidad de ciclismo, del tiempo que tengamos y el tipo de bicicleta que elijamos.

Ver también: 5 comidas que afectan gravemente tu corazón

4. Bailar en cualquier momento

De modo aproximado, el 50% de los enfermos con cardiopatías abandonan la actividad deportiva en el primer mes. Por este motivo, se han empezado a implementar nuevos métodos y ejercicios que motiven y entretengan a la persona a la vez que ayudan a la salud del corazón.

Asistir a unas clases de baile o salir con los amigos o la pareja a bailar, nos hará perder unas buenas calorías mientras disfrutamos. Y, además, maximizaremos el rendimiento de nuestro corazón, al fortalecer los músculos que lo componen. Un corazón fuerte bombea mejor y favorece una buena circulación, y así se reduce el riesgo de trombosis.

Conoce las ventajas de bailar

¿Cómo empezar a hacer ejercicio?

La naturaleza no da saltos gigantescos, sino que todo es progresivo. No vamos a ayudar a nuestro corazón en unos pocos de meses de intenso ejercicio. La salud es una carrera de fondo, de día a día, de pequeños logros y luchas contra la pereza o la apatía. Debemos entender el deporte como un medio de vida, un estilo incorporado a nuestros hábitos, como podría ser comer o respirar.

Por este motivo, te aconsejamos que tu progreso sea muy gradual. No fuerces, ni hagas deportes de alto rendimiento que puedan sobrecargar el nivel de resistencia de tu corazón. En el caso de los ejercicios que tu corazón agradecerá, es preferible ir lento, pero seguro.

Los entrenamientos se deben desarrollar con el control de monitores especializados o bajo las pautas de tu cardiólogo si sufres alguna enfermedad del corazón. ¡Prueba a partir de hoy estos sencillos ejercicios que tu corazón agradecerá a corto y largo plazo!

Te puede gustar