4 estiramientos que te ayudarán a corregir tu postura

Tener conciencia sobre tu cuerpo te ayudará a detectar y corregir problemas de postura antes de que te generen dolores o bien para aliviar los que ya tengas

Sufrir de dolores de espalda o molestias musculares es algo muy común en los adultos. La rutina diaria y el estrés pueden cargar de tensión tus músculos y afectar tu postura. Por eso te recomendamos algunos estiramientos para corregir la postura corporal.

El cuerpo humano es como una máquina perfecta con sus partes engranadas entre sí, por lo debemos cuidarlo y poner especial atención a lo que dice. ¿Padeces dolores de espalda, caderas, hombros o cabeza? Esas pueden ser señales de que algo no está bien con tu postura, por lo que debes trabajar en mejorarla.

Aunque parezca increíble, la postura corporal puede afectar algunos órganos internos del cuerpo, la respiración y la digestión. Esto se debe a la tensión de los músculos, los responsables de mantener el equilibrio, la posición erguida y facilitar los movimientos del cuerpo.

Una postura incorrecta puede ocasionar dolencias como escoliosis, tortícolis, cifosis, lumbalgia o tendinitis de hombros que en sus casos más graves requieren la ayuda de un especialista. Por suerte, estas molestias se pueden aliviar o incluso prevenir haciendo ejercicios de estiramiento sencillos con frecuencia.

Los músculos modifican la orientación de los huesos y esto incluye, por supuesto, la columna vertebral, que es nuestro soporte. Por esta razón el trabajo debe empezar desde los músculos y existen varios estiramientos para corregir la postura que son muy efectivos, ¡así que empieza a estirar tus músculos!

Algunos estiramientos para corregir la postura

Una postura errónea al girar el cuello genera dolor.

1. Estiramiento de cuello con la barbilla hacia atrás

  • Párate derecho, con los pies en paralelo a la altura de las caderas y empuja la barbilla hacia atrás con la ayuda de los dedos.
  • Cuenta hasta tres y luego relaja.

Debes hacerlo con mucho cuidado para evitar lesiones en el cuello o empeorarlas en caso de que las tengas.

Beneficios

  • Fortalece los músculos de la nuca.
  • Reduce el dolor de cuello.
  • Mejora la postura de la espalda.

Lee también: 6 posturas para amamantar al bebé

2. Estiramiento de brazos detrás de la espalda

  • Coloca los brazos hacia atrás y entrelaza los dedos.
  • Levanta los brazos lentamente hasta que sientas que el pecho se estire.

Recuerda no forzar demasiado tus músculos con esta postura. Si sientes dolor, relájate un poco.

Beneficios

  • Corrige la postura de hombros encorvados.
  • Libera la tensión en los músculos del pecho.
  • Libera la tensión de los hombros.

3. Estiramiento de brazos contra la pared

  • Acércate a una pared y estira uno de tus brazos de manera horizontal. La palma de la mano debe estar contra la pared.
  • Ejerce un poco de presión girando el cuerpo en dirección contraria al brazo que tienes estirado.
  • Mantén la posición durante diez segundos y repite el ejercicio con el otro brazo.

Beneficios

Ver también: Ejercicios con estiramientos para mejorar la postura

4. Estiramiento de los aductores de la cadera

mujer con dolor de espalda en oficina

  • Siéntate en el piso y coloca las piernas en posición de mariposa.
  • Junta las plantas de los pies y acércalos al cuerpo todo lo que puedas sin que esto te cause mucho dolor.
  • Con ayuda de los codos, lleva las rodillas ligeramente hacia afuera. Mantén la posición por 20 segundos.

Beneficios

  • Reduce la inclinación pélvica.
  • Reduce la curva de la parte posterior de la espalda.
  • Alivia el dolor de caderas y espalda baja.

Con estos estiramientos para corregir la postura podrás aliviar los dolores musculares y lumbares. También podrás reducir el estrés, el riesgo de lesiones y tu condición física mejorará notablemente.

Realiza los ejercicios a diario para obtener resultados. Recuerda que tu cuerpo viene acostumbrado a posturas erróneas y le tomará tiempo habituarse a adoptar posturas correctas.

Tener conciencia de tu cuerpo es primordial para que detectes y corrijas las posturas que no son adecuadas y te generan malestares. No es tarea sencilla corregir tu postura encorvada o de hombros caídos con solo pensarlo. Debes estar atento de mantenerte erguido y complementar este trabajo con ejercicios que, sin duda alguna, te ayudarán.

Si tu problema de postura es más severo quizás no será posible que lo corrijas tú solo y deberás buscar ayuda de un especialista. Lo importante es que te preocupes por mejorar tu condición física y a la vez mejorar tu autoestima.

Tener una buena postura te hará sentir más confiado e incluso mejorará tu aspecto físico.