4 formas de consumir té verde para bajar de peso

Al combinar las propiedades diuréticas y desintoxicantes del té verde con otros ingredientes podemos conseguir bajar de peso de forma saludable a la vez que combatimos la inflamación.

El té verde es una de las bebidas más populares en todo el mundo, no solo porque es una gran aliada para bajar de peso, sino porque su riqueza en nutrientes y antioxidantes brindan muchos beneficios a la salud. Gracias a que tiene compuestos antiinflamatorios y desintoxicantes, ayuda a proteger las células frente a los efectos de los radicales libres.

Además, su alta concentración de vitaminas y minerales, junto con el bajo contenido calórico, potencian las funciones metabólicas y mejoran la capacidad del organismo para quemar energía.

Efectivamente, gracias a sus propiedades diuréticas, es un buen remedio contra la retención de líquidos y la inflamación de los tejidos.

Por tanto, se estima que, ingerido de manera habitual, puede ayudar a reducir hasta en un 19% la acumulación de grasa en el cuerpo.

Lo más interesante es que se puede combinar con otros ingredientes para que su consumo no resulte monótono ni desagradable.

Por ello, en esta ocasión queremos compartir 4 interesantes recetas que, como complemento de la dieta, son útiles para bajar de peso.

¡Te encantarán!

1. Licuado de té verde y aguacate

Puedes preparar un delicioso batido con té verde y aguacate para ayudarte a perder peso.

El licuado de té verde y aguacate le proporciona al organismo una interesante concentración de antioxidantes, proteínas y ácidos grasos esenciales. Consecuentemente, aparte de aumentar el nivel de energía, contribuyen a acelerar el ritmo del metabolismo. Sus propiedades controlan la sensación de hambre recurrente y, por si fuera poco, ayudan a mejorar la digestión.

Ingredientes

  • Té verde (10 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • ½ aguacate maduro
  • 1 plátano maduro

Preparación

  • En primer lugar, agrega la cucharada de té verde en media taza de agua hirviendo y déjalo reposar media hora.
  • Después, filtra la bebida y bátela en la licuadora con la pulpa de medio aguacate y un plátano maduro.
  • A continuación, procesa hasta obtener una bebida homogénea y sírvelo de inmediato.
  • Consúmelo antes del desayuno.

Te recomendamos leer: 7 rutinas simples para acelerar tu metabolismo por las mañanas

2. Infusión de té verde

La infusión de té verde es una de las formas más recomendadas para conseguir los beneficios diuréticos y depurativos de esta bebida. Contribuye a aumentar el gasto energético del organismo y, de paso, controlan los niveles de glucemia y colesterol.

Ingredientes

  • Agua (250 ml)
  • Té verde (10 g)
  • Miel: 1 cucharada (25 g) (opcional)

Preparación

  • Calienta la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharada de té verde.
  • Déjala reposar 15 minutos, pásala por un colador y, si lo deseas, agrégale una cucharada de miel para endulzar.
  • Puedes consumir 2 veces al día, mínimo 3 veces a la semana.

3. Bebida de té verde, limón y jengibre

El té verde, el limón y el jengibre forman un equipo perfecto a la hora de acelerar el metabolismo.

Al combinar las propiedades del té verde con los nutrientes y antioxidantes del limón y el jengibre podemos obtener una bebida para depurar el organismo y favorecer la pérdida de calorías y grasa. Estos ingredientes se caracterizan por sus propiedades desintoxicantes, antiinflamatorias y digestivas que contribuyen a reducir el sobrepeso.

Ingredientes

  • Té verde (10 g)
  • Agua (250 ml)
  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando hierva, agrégale la cucharada de té verde y el jengibre rallado.
  • Después, déjalo a fuego bajo durante 2 o 3 minutos y, luego, déjalo reposar unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, filtra la bebida con un colador fino y agrégale el jugo de medio limón.
  • Consúmela en ayunas y espera por lo menos 30 minutos antes de ingerir el desayuno.

Ver también: Apoya la desintoxicación de tu hígado con este batido de arándanos y remolacha

4. Té verde con menta

La manera más simpe de beneficiarse del té verde es simplemente prepararlo en una infusión.

Aparte de los beneficios que ya te hemos comentado del té verde, la menta añade un interesante efecto calmante que disminuye la ansiedad por la comida y el dolor estomacal. 

Ingredientes

  • Agua (250 ml)
  • Té verde (10 g)
  • Menta (10 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el té verde y la menta.
  • Déjalos a fuego bajo durante 5 minutos y, a continuación, retíralo y espera a que repose.
  • Cuando esté a una temperatura apta para el consumo, pásala por un colador y por último, endúlzala con una cucharada de miel.
  • Consume todos los días en ayunas, mínimo durante 2 semanas.

¿Estás tratando de perder peso de forma saludable? Prepara cualquiera de estas bebidas con té verde y úsalas como complemento de tu alimentación para conseguir mejores resultados en poco tiempo. Por último, recuerda que el té verde contiene cafeína, por lo que es recomendable ingerirlo por las mañanas.

  • McKay, D. L., & Blumberg, J. B. (2006). A review of the bioactivity and potential health benefits of peppermint tea (Mentha piperita L.). Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1936
  • Zheng, G., Sayama, K., Okubo, T., Juneja, L. R., & Oguni, I. (2004). Anti-obesity effects of three major components of green tea, catechins, caffeine and theanine, in mice. In Vivo. https://doi.org/10.1002/(SICI)1522-2675(19990113)82:1<138::AID-HLCA138>3.0.CO;2-G