4 formas de consumir té verde para bajar de peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 28 noviembre, 2018
Recuerda que, si tu meta es bajar de peso de forma saludable y mantener una buena figura en el tiempo, lo más recomendable es que, además de conversar con el médico, consultes con un nutricionista y sigas sus recomendaciones.

El té verde es una de las bebidas más populares en todo el mundo. Se le han atribuido diversas propiedades e, incluso, se ha llegado a afirmar que podría ser un aliado cuando se quiere perder peso.

Efectivamente, por a sus propiedades diuréticas, se considera que es un buen remedio contra la retención de líquidos. Por ello, podría también contribuir, en cierta forma, con la desinflamación del abdomen (lo cual haría pensar que se ha perdido algo de peso).

Quienes se han animado a incorporar esta bebida a su estilo de vida, para perder peso y comenzar a mejorar su salud, no solo la consumen en su forma más tradicional, sino que la combinan con diversos ingredientes naturales para obtener distintas preparaciones.

En esta ocasión queremos compartir 4 interesantes recetas que, como complemento de la dieta, pueden ser útiles para bajar de peso.

1. Licuado de té verde y aguacate

Puedes preparar un delicioso batido con té verde y aguacate para ayudarte a perder peso.

El licuado de té verde y aguacate le proporcionaría al organismo una interesante concentración de antioxidantes, proteínas y ácidos grasos esenciales. En consecuencia, aparte de aumentar el nivel de energía, ayudaría a acelerar el metabolismo.

Por su contenido de fibra, el plátano y el aguacate ayudarían a controlar la sensación de hambre recurrente y, por si fuera poco, ayudarían a mejorar la digestión.

Ingredientes

  • ½ aguacate maduro
  • 1 plátano maduro
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 cucharada de té verde (10 g)

Preparación

  • En primer lugar, agrega la cucharada de té verde en media taza de agua hirviendo y déjalo reposar media hora.
  • Después, filtra la bebida y bátela en la licuadora con la pulpa de medio aguacate y un plátano maduro.
  • A continuación, procesa hasta obtener una bebida homogénea y sírvelo de inmediato.
  • Consume como parte de tus meriendas. 

2. Té verde con miel

Una de las formas más sencillas de disfrutar de esta bebida tradicional es con un toque de miel. No solo hidrataría, sino que ayudaría a reconfortar el cuerpo en los días fríos. 

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de té verde (10 g)
  • Opcional: miel de abejas (1 cucharadita) 

Preparación

  • Calienta la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharada de té verde.
  • Déjala reposar 15 minutos, pásala por un colador y, si lo deseas, agrégale una cucharada de miel para endulzar.
  • Consume con moderación, mínimo 45 minutos después de una comida principal.

Te puede interesar: 7 estrategias para perder peso sin dietas restrictivas

3. Té verde, limón y jengibre

El té verde, el limón y el jengibre forman un equipo perfecto a la hora de acelerar el metabolismo.

Se cree que añadiendo un toque de jengibre fresco al té verde, se podría obtener una bebida rica en antioxidantes, con efectos antiinflamatorios (y por ello, «adelgazantes»). También se le podrían añadir otros alimentos ricos en antioxidantes, como las frambuesas y los frutos del bosque.

Ingredientes

  • Té verde (10 g)
  • Agua (250 ml)
  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando hierva, agrégale la cucharada de té verde y el jengibre rallado.
  • Después, déjalo a fuego bajo durante 2 o 3 minutos y, luego, déjalo reposar unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, filtra la bebida con un colador fino y agrégale el jugo de medio limón.
  • Consume con moderación.

Te interesa saber: Alimentos ricos en antioxidantes para agregar a tu dieta

4. Té verde con menta

La manera más simpe de beneficiarse del té verde es simplemente prepararlo en una infusión.

Aparte de los beneficios que ya te hemos comentado del té verde, la menta añade un interesante efecto calmante que disminuiría la ansiedad por la comida y contribuiría con la salud del sistema digestivo.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de té verde (10 g)
  • Menta fresca (unas cuantas hojas
  • Opcional: miel (1 cucharadita)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el té verde y la menta.
  • Déjalos a fuego bajo durante 5 minutos y, a continuación, retíralo y espera a que repose.
  • Cuando esté a una temperatura apta para el consumo, pásala por un colador y por último, endúlzala con una cucharada de miel.
  • Consume con moderación.

Descubre: El plato de Harvard: descubre cómo puede mejorar tu alimentación

Nota final

¿Estás tratando de perder peso de forma saludable? Prepara cualquiera de estas bebidas con té verde, como complemento de tu alimentación.

Recuerda que el té verde contiene cafeína, por lo que es recomendable ingerirlo con moderación y preferiblemente por las mañanas.

Si tu meta es bajar de peso de forma sana y segura, consulta con un nutricionista para saber cuál es el mejor plan alimenticio para ti. 

  • McKay, D. L., & Blumberg, J. B. (2006). A review of the bioactivity and potential health benefits of peppermint tea (Mentha piperita L.). Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1936
  • Zheng, G., Sayama, K., Okubo, T., Juneja, L. R., & Oguni, I. (2004). Anti-obesity effects of three major components of green tea, catechins, caffeine and theanine, in mice. In Vivo. https://doi.org/10.1002/(SICI)1522-2675(19990113)82:1<138::AID-HLCA138>3.0.CO;2-G