4 formas de superar una infidelidad

Raquel Lemos 1 septiembre, 2016
Ante una infidelidad es importante que nos planteemos qué esperamos de la relación con nuestra pareja y si realmente seremos capaces de olvidar ese episodio. Si no, es mejor dejar la relación

La infidelidad es una de las situaciones más complicadas por las que puede pasar una pareja. Una circunstancia donde la confianza puesta en el otro se ha roto.

Muchas personas son infieles por naturaleza, otras no son capaces de ser sinceras con su pareja para transmitirles su necesidad de tener una relación abierta. Sea como fuere, quien sufre es la persona que ha sido fiel y a la que han decepcionado.

Te recomendamos: Evita dañar tu relación de pareja

Aunque se sufre en una situación así, el gran problema que nos surge es cómo poder tratar y superar esta infidelidad de la mejor manera. Para esto no estamos preparados, nadie nos ha enseñado cómo tratar una situación como esta.

Hoy descubriremos algunas formas de superar una infidelidad para que tu dolor tenga alivio lo antes posible. Porque no es necesario seguir hurgando en la herida más tiempo.

1. Nunca tapes el dolor

Mujer-abrazada-a-un-hombre-cometiendo-una-infidelidad

Cuando surge una infidelidad en la pareja es necesario hablar y, más aún, es un deber que la persona infiel sea sincera en todo momento. Ya se ha faltado a la verdad y ahora no procede que se mienta aún más.

Aunque sientas dolor querrás respuestas, preguntarás aunque ello no te ayude. Eso sí, no hagas lo que muchas personas hacen: tapar el dolor ignorándolo.

El dicho “ojos que no ven, corazón que no siente” no es para nada adecuado. Nada de fingir, nada de ignorar, nada de hacer como que no ha pasado nada.

Tu dolor surgirá un día inesperado por mucho que lo tapes. Tan solo estarás retrasando lo inevitable. Ahora es el momento de tomar decisiones, aunque te duela demasiado.

Lee: El dolor emocional es el que más tarda en sanar

2. Es necesario ser sinceros sobre la relación

infidelidad de pareja

Algunas parejas logran continuar con su relación tras una infidelidad, pero no todas son iguales. Cuando alguien ha roto la confianza que había es necesario que nos hagamos algunas preguntas.

¿Serás capaz de perdonar algo así? ¿Podrías continuar durmiendo al lado de esa persona?

Sé honesto contigo mismo, pues son muchas las personas que contestan con un “sí” a estas preguntas y, después, no cesan en reproches diarios hacia su pareja.

Quizás separaros temporalmente os ayude a aclarar las ideas, a verlo todo con perspectiva. Tal vez, si la infidelidad ha sido “algo de una noche” no tenga importancia, pero si ha sido de una doble relación quizás haya que tomar medidas al respecto.

Una de las posibilidades que podéis barajar si esto se os hace grande es la terapia de pareja. Una opción siempre y cuando no haya recriminaciones, ni odio. Tan solo amor y deseos de reconciliación.

3. Hay vida después de tu pareja

mujer-dolor-por-infidelidad

La infidelidad nos rompe por dentro y el mundo se nos viene encima. Creemos que nunca podremos superar este gran desengaño, pero ¿sabes qué? No estás en lo cierto.

Esta situación tan solo es una etapa más, muy dura, eso es cierto, pero de la que puedes salir fortalecido si la tratas de la manera adecuada.

El amor será el principal aliciente que os llevará a querer solventar esta situación y volver a caminar juntos de la mano.

Descubre: ¿Cómo saber si estoy viviendo una “relación tóxica” de pareja?

Si veis que no hay solución o que ni siquiera queréis buscar alguna, hay luz al final del túnel. La vida no se acaba con tu pareja, hay mucho sendero aún por recorrer, muchas personas a las que conocer y muchas experiencias que vivir.

4. Jamás pagues con la misma moneda

pareja-rota

Hay personas que creen que van a sentirse mejor si hacen que la otra persona sufra en sus carnes lo mismo que ellas. Por eso, intentan hacer igual daño.

Tal vez perdones a tu pareja tan solo para después serle infiel y que sepa lo que es. Quizás, tan pronto acabéis con vuestra relación, empieces a salir con alguien para darle celos o para que se dé cuenta de que no te ha importado.

¿Te das cuenta de la posición que adoptas al actuar de esta manera? No te vas a sentir mejor, tal vez ni siquiera le afecte en nada a la persona que fue tu pareja.

Estás intentando actuar de una manera que no te hará feliz, que no te hará bien y que acentuará aún más el dolor que sientes.

Antes de irte lee: 5 relaciones que arruinan tu relación de pareja

Llora, habla, sal con tus amigos, apóyate en todos aquellos que te quieren, desahógate, pero no hagas cosas de las que te puedas arrepentir.

Toda infidelidad se supera, aunque la primera de ellas se viva con mucha más intensidad. No te revuelvas en tu dolor, mira hacia adelante y sé feliz.

La infidelidad es una experiencia más de la que podrás aprender, independientemente del resultado con respecto a tu pareja.

 

Te puede gustar