4 formas deliciosas de preparar la gelatina

Sofía Alcausa Hidalgo 17 septiembre, 2015

La gelatina es un postre delicioso; refrescante, ligero y con pocas calorías. Proteína pura del colágeno, sin grasa ni colesterol, que ayuda a tener nuestras uñas, nuestro pelo y a nuestra piel. Además ayuda a evitar las digestiones pesadas y a controlar nuestro peso, gracias a su poder saciante. ¿Por qué no empiezas a tomar gelatina con 4 deliciosas y diferentes recetas?

1. Gelatina con agar agar

Ingredientes:

  •  400 ml de agua
  • 20 g de agar agar
  • 200 g de fresas
  • 60 ml de zumo de fresa
  • 4 cucharadas de azúcar

Utensilios:

  • 1 cazo
  • 1 cuchara de palo o plástico
  • 1 molde grande o moldes individuales

Preparación:

Gelatina-casera

  • Pon a calentar el agua en un cazo.
  • Incorpora el azúcar y el agar agar. Remueve constantemente a fuego medio-bajo hasta que se disuelva por completo. Es muy importante que no hierva.
  • Agrega el zumo de fresa, remueve y aparta del fuego.
  • Añade a cada molde unas fresas naturales troceadas y pon la gelatina.
  • Cuando esté tibia deja enfriar en el frigorífico.

Nota: Puedes hacerla con todo tipo de frutas.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Muy fácil
  • Tiempo de elaboración: 15 minutos aproximadamente.

2. Gelatina de refresco

Esta receta de gelatina es tan sencilla que hasta un niño puede hacerla. Al ser una gelatina cuya base es el refresco, lo mejor es hacerla de vez en cuando, ya que no es la opción más saludable, aunque sí la más original.

Ingredientes:

  • 1 litro de refresco
  • 1 sobre de gelatina del sabor del refresco
  • 65 ml de nata líquida

Utensilios:

  • 1 cuchara de plástico o palo
  • 1 batidora
  • 1 cacerola
  • 1 molde

Preparación:

  • Pon el refresco en una cacerola.
  • Cuando esté hirviendo añade el sobre de gelatina y remueve hasta que esté bien disuelta.
  • Pon la mezcla en una batidora con la nata.
  • Cuando todos la nata esté bien integrada, deja la mezcla enfriar y ponla en un molde.
  • Introduce en la nevera hasta que esté cuajada.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Muy fácil
  • Tiempo de elaboración: 10-12 minutos aproximadamente

3. Gelatina de yogurt

Esta gelatina es ideal para todos aquellos a los que os gustan los platos ligeros y muy nutritivos. Un postre ideal para los niños.

Ingredientes:

  • 500 ml de nata líquida
  • 250 g de azúcar
  • 3 sobres y medio de gelatina
  • 500 g de yogur de fresa
  • 250 ml de agua
  • Aceite de girasol

Utensilios:

  • 1 cazo grande
  • 1 cuchara de palo o madera
  • Microondas (opcional)
  • 1 molde

Preparación:

  • Pon la nata con el azúcar en un cazo. Remueve bien y colócala sobre el fuego.
  • Calienta el agua un minuto en el microondas.
  • Disuelve la gelatina en el agua caliente.
  • Agrega a la nata mezclada con el azúcar.
  • Deja que hierva durante un minuto y aparta.
  • Añade un yogur e integra bien todos los ingredientes con la ayuda de una cuchara.
  • Engrasa un molde con aceite de oliva.
  • Vierte la mezcla y cuando esté tibia, mete en el frigorífico hasta que se enfríe.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil-Medio
  • Tiempo de elaboración: 25 minutos aproximadamente.
  • Puedes adornar esta gelatina con una hojita de menta y un poquito de nata o sirope de fresa.

4. Gelatina en mosaico

Una gelatina para sorprender por su color y su presentación. La opción perfecta para una comida especial con invitados.

Ingredientes:

  • 170 g de gelatina de fresa en polvo
  • 170 g de gelatina de limón en polvo
  • 170 g  de gelatina de piña en polvo
  • 30 g de gelatina neutra en polvo
  • 400 g de leche condensada
  • 3 vasos de agua fría
  • 1 cucharada de aroma de vainilla

Utensilios:

  • 1 cazo
  • 4 moldes cuadrados

Preparación:

Gelatina

  • Prepara cada gelatina por separado con 500 ml de agua menos de lo que te indique en el paquete.
  • Vierte cada gelatina en un molde cuadrado.
  • Deja que se cuajen.
  • Cuando estén listas, corta en cuadraditos de uno o varios tamaños, según prefieras.
  • Pon en un cazo con dos vasos y medio de agua y la leche condensada y calienta sin que llegue a hervir.
  • Mezcla la gelatina neutra con medio vaso de agua fría y la vainilla. Añádela a la leche condensada.
  • Pon tus cudraditos de gelatina repartidos en un molde y añade la gelatina de leche condensada.
  • Deja que se cuaje en el frigorífico.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil-Medio
  • Tiempo de elaboración: 1 hora aproximadamente.
Te puede gustar