4 formas naturales para tratar el insomnio

Aunque estos remedios pueden ayudarnos a combatir el insomnio, si éste se prolonga en el tiempo es conveniente acudir al médico especialista

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes entre a población. Éste puede ir desde tardar varias horas en dormir, despertarse en mitad de la noche o levantarse antes de lo necesario. Inluso, en algunos casos muy extremos, llega a la privación total del sueño.

Así, podemos clasificar este trastorno en dos tipos. Por un lado, el llamado insomnio de inicio por el que la persona tarda más de 30 minutos en dormirse. Y, por otro, el insomnio de mantenimiento, en el que o hay problemas para mantener el sueño, originándose despertares nocturnos de más de 30 minutos de duración. O la persona se despierta totalmente, incapacitandola para adquirir el sueño de nuevo.

El insomnio puede estar causado por muchos factores. Entre ellos se encuentran el estrés, la ansiedad o problemas oculares. 

Todas las personas necesitamos respetar las horas de sueño que necesitamos, si queremos ser lo suficientemente productivos durante el día. Y no solo eso. Es fundamental que descansemos para que el cuerpo y la mente puedan realizar de manera adecuada todas sus funciones metabólicas.

En general, para los adultos las horas de sueño recomendadas se encuentran entre las 6 y las 8 horas diarias. Sin embargo, muchas personas se encuentran renovadas con 4 horas, mientras que otras no lo hacen hasta las 10 horas. Varía con la edad y las necesidades de cada uno.

El insomnio, según su evolución, puede ser temporal o crónico. En el primer caso, suele durar apenas unos días o semanas, y, en casos más graves, hasta meses e incluso años. Si se presenta de manera temporal, puedes emplear esta pequeña lista con algunas formas naturales para tratar el insomnio. Si persiste, consulta a tu médico.

4 formas naturales para tratar el insomnio

1. Infusión de valeriana

Las infusiones de valeriana son efectivas para dormir

Este es un perfecto remedio natural para la ansiedad, el estrés o el insomnio. Además, se puede tomar de distintas maneras.

Ingredientes

  • 3 o 6 gotas de valeriana
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Si prefieres tomarla de forma caliente, solo tienes que verter una taza de agua en una olla. Colocarla a fuego lento, o simplemente calentarla en el microondas.
  • Añade las gotas de valeriana en el agua, mezcla bien. Y bébela.
  • Se recomienda consumir media hora antes de dormir.

Te recomendamos leer: Los 9 increíbles poderes de la valeriana

2. Leche con miel

La leche y la osteporosis

¿Has escuchado que la leche es uno de los mejores remedios para el insomnio? Pues, aunque puedas pensar que se rata de un mito, es cierto. Los nutrientes que contiene nos ayudan a relajarnos y a conciliar el sueño de manera mucho más rápida. Por su parte, la miel sirve de edulcorante natural.

Ingredientes

  • 1 vaso de leche (200 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Si solo tienes leche en polvo, debes usar solo 2 o 3 cucharadas para prepararte un vaso.
  • Después de que prepares la leche, agrégale la miel para que adquiera un sabor más dulce.
  • Caliéntalo y consume unos 30 a 40 minutos antes de irte a dormir.

3. Té de manzanilla

jengibre-manzanilla

Muchas hierbas que consumimos habitualmente tienen propiedades relajantes y funcionan como calmantes del sistema nervioso. Por eso, la manzanilla es maravillosa para conciliar el sueño.

Ingredientes

  • 1 cucharada o saquito de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua caliente (250 ml)

Preparación

  • Ésta es una de las infusiones más fáciles de preparar. Lo único de debes hacer es colocar el saquito de manzanilla dentro del agua caliente y esperar a que se destile por completo.
  • Si prefieres utilizar la hierba suelta, cuélala antes de beber.
  • Consume esta infusión 20 minutos antes de dormir.

Ver también: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

4. Té de lechuga

Té de lechuga

Como ya hemos dicho anteriormente, el insomnio puede estar causado por muchos factores. La lechuga es un excelente remedio para calmar la ansiedad y el estrés, y ayuda a conciliar el sueño de forma rápida. En esta ocasión utilizaremos solo la parte central de la lechuga.

Ingredientes

  • 1 tronco o 3 hojas de lechuga
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua, cuya cantidad puede variar en función de los gramos de lechuga que vayamos a utilizar.
  • Cuando llegue a ebullición, añade el tronco o las hojas y deja que infusione durante 5 minutos para que los minerales y los agentes calmantes de la lechuga se destilen.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela la infusión y espera a se enfríe un poco.
  • Bébela unos 30 o 20 minutos antes de dormir.

Estos 4 remedios naturales te ayudarán a combatir el insomnio. Ten en cuenta que puede que la primera vez no notes diferencia, pero si los añades a tus hábitos diarios notarás grandes efectos.