4 formas prácticas de guardar botas altas

Si no sabes cómo guardar tus botas altas, te damos algunos consejos prácticos para almacenarlas en las mejores condiciones.

Con la llegada del buen tiempo nos planteamos volver a guardar la ropa de invierno, sabiendo que ocupa mucho más que la de verano, entre la que se incluyen los zapatos. Por tanto, es posible que, entre otras cosas, guardar botas altas nos suponga un problema.

Por esta razón te queremos dar algunos consejos e ideas útiles para que puedas almacenarlas sin mucha dificultad y en perfectas condiciones hasta el próximo invierno. ¡Toma nota!

Ideas para guardar botas altas de forma práctica

Es posible que una de las consecuencias del cambio de estación sea realizar un cambio de armario para poder guardar la ropa de invierno. Por ello, te damos 3 ideas para organizar y guardar tus botas de forma práctica.

Lee también: 7 soluciones para evitar que los zapatos te hagan rozaduras

1. Guardarlas en sus propias cajas de cartón

Si aún conservas la caja original donde venían cuando las compraste, cógela porque posiblemente este sea uno de los mejores sitios para organizarlas. Como sabrás, sus cajas están hechas a medida, por lo que es más fácil que en ellas no les salgan arrugas ni dobleces extrañas.

Si tienes diferentes cajas de distintos modelos de botas, una buena idea es marcar las cajas con un rotulador permanente. De esa manera  sabrás a qué caja corresponde cada par.

Cajas para guardar botas altas.

2. Colocarlas en cajas de almacenaje de plástico

Nos referimos a las cajas de gran tamaño que son de altura muy baja pero muy anchas. Al tener mucha superficie caben más cantidad de botas y podemos tumbarlas de forma cómoda unas encima de otras.

Eso sí, lo aconsejable es limpiar previamente las suelas de las botas. Además, estas cajas de almacenaje son una buena idea porque suelen caber perfectamente debajo de las camas.

3. Colgarlas en perchas

Si cuentas con más sitio en tu armario o tienes un vestidor, puedes colgar tus botas con ayuda de las perchas para pantalones. Es muy útil para guardar las botas más altas.

Almacenarlas en baúles

Si tienes un baúl viejo y no sabes qué utilidad darle, puedes empezar por restaurarlo y guardar tus botas en él. Así podrás almacenar tus botas sin que queden a la vista pero lo suficientemente a mano para poder cogerlo en cualquier momento.

Consejos que debes tener en cuenta antes de guardar botas altas

Antes de animarnos a cambiar todo el armario y guardar botas altas, tenemos que tener en cuenta una serie de cuestiones. Te damos 3 consejos para que tus botas se guarden en buenas condiciones.

1. Dedica un rincón a las botas

Es importante tener bien organizado nuestro calzado. Por ello, para guardar nuestras botas, intentar buscar un lugar donde no se arruguen o se doblen. Esto se debe a que, después de un tiempo guardadas, pueden quedarse marcas difíciles de quitar.

Ver también: 20 ideas creativas para ordenar tus zapatos

2. Limpieza de las botas

En cuanto a la limpieza del calzado, tenemos que prestar especial atención a las suelas . Sobre todo si están húmedas ya que si las guardamos así podrían coger humedades y malos olores. Por ello procura secarlas antes.  Además, si tienes miedo de que se deformen, puedes añadir papel de periódico o cartón en su interior para que mantenga su forma original y no se deforme.

Además, ten cuidado a la hora de limpiarlas. Ya que, dependiendo del material del que estén hechas, necesitará un cuidado diferente u otro. Por ejemplo, no es lo mismo limpiar la piel que la tela o el terciopelo.

El calzado puede generar mal olor.

3. Evita los malos olores

Si has estado utilizando mucho las botas, puede que al guardarlas durante mucho tiempo aparezcan malos olores.  Por ello, una buena idea sería introducir en cada bota un ambientador pequeño. También podrías ponerlo directamente en la caja.

Como has podido comprobar, se trata de unos consejos prácticos y sencillos que puedes llevar a cabo en cualquier momento del año. ¿Conocías ya estas trucos para guardar botas altas?