4 funciones de la madrina de boda

Virginia Martínez · 22 febrero, 2019
La figura de la madrina es una tradición. Así, en realidad, no está contemplada por el derecho eclesiástico. Por eso, normalmente es una forma de darle a la madre del novio un papel protagonista en un día igualmente señalado para ella.

Las funciones de una madrina de boda dependen, en primer lugar, del tipo de boda que vayamos a realizar. ¿Sabes cuáles son? ¿Eres consciente de su importancia? En este artículo, te lo contamos.

Los padrinos en la Iglesia

Pareja intercambiando arras
Tradicionalmente los padres suelen representar a los padrinos en la boda.

Todos tenemos la imagen de una mujer, generalmente la madre del novio, que acompaña a su hijo hasta el altar en la iglesia. Luego, permanece a su lado durante toda la ceremonia, recibe a los invitados, etc. Es la madrina.

Aunque su papel nos pueda parecer muy importante desde el punto de vista funcional, lo es mucho más desde el punto de vista religioso. En efecto, existe madrina también en otros sacramentos, como el bautismo y la confirmación. De hecho, se trata de una figura que aparece en el Derecho canónico y cuya función es la de «asistir».

No obstante, los padrinos no están contemplados en una boda. El padrino, como persona que «asiste» espiritualmente en la iniciación a la fe, es una figura obligatoria en el Bautismo, la primera Eucaristía y la Confirmación.

Por el contrario, el Derecho canónico no la contempla para el sacramento del matrimonio. Por eso, su papel es más bien simbólico, una tradición aceptada, pero no una obligación para la ceremonia.

En cualquier caso, los requisitos para ser padrino o madrina, según el Derecho eclesiástico, son:

  1. Tener, al menos, 16 años de edad.
  2. Ser católico. Además, estar confirmado y haber recibido el sacramento de la Eucaristía.
  3. No estar afectado por pena canónica
  4. Además, no ser el padre o la madre de quien se va a bautizar, confirmar o recibir la Eucaristía. Sin embargo, puesto que la figura del padrino de bodas no está contemplada per se, sino que es una tradición en el caso del matrimonio, los padrinos pueden ser los padres de los novios. No obstante, esto no es obligatorio.

¿Es lo mismo testigo que madrina?

Novios con padrinos y testigos
Los padrinos son figuras eclesiásticas, mientras que los testigos son figuras legales.

No. No es lo mismo el testigo que los padrinos. De hecho, un testigo ya no es una figura eclesiástica, sino una persona que, según determina la Ley, debe dar testimonio de un acto, verificando su certeza o falsedad.

Por eso, en muchas bodas, los padrinos pueden ser testigos si se desea. No obstante, los testigos pueden ser otras personas.

Puesto que los testigos no son una cuestión de «fe» sino de legalidad, la Iglesia no exige que estos sean cristianos o estén bautizados. Basta con que se trate de personas que, conforme a Derecho, tengan la capacidad legal suficiente para ser testigos del acto (mayores de edad) y firmar el acta de celebración del matrimonio.

Te recomendamos: Siete mejores regalos para los invitados a la boda

4 funciones de la madrina de boda

Según hemos visto, la figura de la madrina es una tradición. En este sentido, asume ciertas funciones que, a pesar de no ser oficiales, son importantísimas. Veámoslas.

Ayuda al novio a escoger el traje

Novio abrochándose la americana
La madrina participará aconsejando al novio en la elección del traje de la boda.

En efecto, uno de los papeles más importantes de la madrina es ayudar al novio a escoger su traje para el día de la boda. Además, en muchos casos, ella misma corre con los gastos del mismo. En cualquier caso, debe asesorar al novio de forma que escoja de la mejor manera.

Pero no sólo eso. La madrina es, en sí, una figura protagonista en una boda. Por esta razón, ella también deberá cumplir con determinados requisitos en la elección de su propio atuendo. Así, deberá ser elegante e ir bien vestida. Eso sí, nunca de negro o de blanco.

Acompaña al novio al altar

Seguramente el momento más emotivo. La madrina debe acompañar al novio al altar, cogiéndolo del brazo, tranquilizándole y animándole en ese pequeño paseo por el pasillo de la Iglesia a partir del cual iniciará una nueva vida junto a su esposa.

Acompañar al padrino al salir de la iglesia

El novio ha llegado con la madrina y la novia con el padrino antes de ser oficialmente marido y mujer. Así, al finalizar la ceremonia, la nueva pareja saldrá junta de la iglesia.

Por eso, la tradición indica que el padrino y la madrina deben salir ellos también juntos de la iglesia, justo detrás de los novios, encontrándose el padrino a la derecha de la madrina, recibiendo la enhorabuena y saludando a los invitados durante la salida.

Te recomendamos leer: 8 ideas originales para catering en las bodas

Ser anfitriona en la boda

Banquete de bodas
La madrina es considerada una de las principales anfitrionas de la boda.

Como marca la tradición, la madrina es también protagonista en la boda, aunque nunca tanto como los novios, claro. En este sentido, durante el banquete, deberá sentarse junto a los novios y procurar que todos los invitados estén bien, pasando un buen rato.

En este sentido, tradicionalmente, la madrina debe también ayudar en la elección y preparación de todos los detalles de la boda (desde la decoración floral al banquete).

¿Te vas a casar por la iglesia? ¿Has decidido ya quién va a ser la madrina?