4 hábitos que te hacen infeliz

Para dejar de ser infeliz debes empezar a trabajar esas pequeñas cosas que minan tu confianza y que impiden que avances hacia un estado de seguridad que te garantice la felicidad

Día a día miles de personas se sienten deprimidas y vacías. Aunque parece que tienen buenas vidas, no son felices.

¿Alguna vez has sentido que, a pesar de haber alcanzado tus objetivos, no eres feliz?

No es cuestión de lograr más cosas y cumplir más metas. Esto puede deberse a que te enfocas por completo en los hábitos que te hacen infeliz.

Tal vez no lo notas, pero allí están, haciendo que, al final de la jornada, solo podamos sentir insatisfacción.

El primer paso para deshacerte de esto es identificar que hábitos te están haciendo infeliz.

Una vez los conozcas podrás trabajar para erradicarlos de tu vida.

1. Tener como objetivo “ser perfecto” y no “ser feliz”

trucos para ser más feliz

Muchas personas están obsesionadas con la idea de que en la perfección está la felicidad y este es uno de los principales hábitos que te hacen infeliz.

Si comienzas a buscar los defectos en tu carrera, en tu trabajo, en tu rutina diaria, en tus amigos, en tu pareja e incluso en tu familia, nada va a lucir bien.

Empieza a disfrutar más de las actividades que haces día a día.

Deja de buscar errores en los que te rodean y en las demás cosas y, a cambio, comienza a ver la belleza en ellos. Los errores y los defectos son los que hacen que cada persona y cada cosa sean únicas.

Tampoco coloques estándares de perfección en ti, ya que nunca los vas a poder cumplir, pues la perfección no existe.

Disfruta de cómo eres y mejora cada día. Tratar de ser alguien que no eres te frustra.

Lee también: La felicidad no se sostiene con sueños, sino con realidades

2. Quedarte atascado en el pasado y preocuparte demasiado por el futuro

Otro de los hábitos que te hacen infeliz es nunca disfrutar del presente.

Arrepentirse constantemente de los errores del pasado o preguntarte cada día por qué pasaron las cosas evita que avances. 

Y es que tú mismo te anclas a las emociones negativas, las decepciones y todo lo frustrante que pudo haber.

Mientras te preocupas por lo que ya sucedió, te pierdes de lo que está sucediendo. De esta forma algunas personas pasan años siendo cada vez más infelices.

Deja el pasado atrás y comienza a disfrutar de tu presente.

Pensar y preocuparse siempre por el futuro es otro de los hábitos que te hacen infeliz.

Mientras te preocupas por lo qué sucederá mañana, te pierdes de lo que sucede hoy. Disfruta del día a día y afronta el futuro con responsabilidad, pero no lo conviertas en una carga.

Si estás cometiendo este error, piensa que tal vez te arrepientes por no haber vivido el pasado que deseabas y que ya has planeado lo que querías para hoy.

3. Comparar tu vida con la de los demás

Amigos-tumbados-en-circulo-sobre-cesped

“Si fuese tan bella como ella dejaría de estar soltera”, “Si tuviera su salario mi calidad de vida cambiaría”, “Si mi auto fuera como el suyo, definitivamente tendría todo lo que necesito”.

Estas frases y cualquiera similares son comunes en las personas infelices.

Solemos pensar que el de a lado tiene una vida más feliz o más plena solo porque vemos la situación desde fuera.

Si fuésemos capaces de ver sus miedos, equivocaciones o tristezas seguramente cambiaría nuestra percepción radicalmente.

Ser feliz depende de cómo forjes tu felicidad y en esto, las comparaciones no logran nada.

En lugar de perder el tiempo en comparaciones, define tus objetivos y márcate un plan de acción para lograrlos.

4. Colocarte límites donde no los hay

dejar-ir

Es bastante sorprendente el número de cosas que muchas personas creen que no pueden hacer, en comparación con las que realmente creen que pueden hacer.

El miedo muchas veces nos detiene y hace que nos coloquemos límites ante metas que realmente deseamos cumplir. Hay quienes opinan que estos límites son una manera de ser realista.

Esto puede ser cierto en algunos aspectos. Sin embargo, si los límites te los pones de forma constante y los eliges antes que creer en ti, se convierten en uno de los hábitos que te hacen infeliz.

Estos límites suelen ser causados por el miedo al fracaso y por las dudas que tenemos. Estas dos cosas son muy comunes en cualquier ser humano y no debes sentirte culpable en absoluto.

Lo que sí debes hacer es vencer esos límites. Verás que, con el tiempo, esto se vuelve divertido y retador.

Visita este artículo: El fracaso escolar empieza a enfrentarse en el hogar

Libérate de los hábitos que te hacen infeliz

Sabemos que liberarte de los hábitos que te hacen infeliz es complicado. Incluso si tienes toda la intención de hacerlo, siempre hay algo en tu mente que se niega a seguirte la corriente.

Esto se debe a que has aprendido a ver las cosas desde una perspectiva negativa.

Por eso, identifica el hábito negativo más pequeño que tengas y trabaja en él. Conforme vayas reduciendo estos hábitos, tu vida será más feliz.