4 infusiones con miel de abeja para mejorar nuestra salud

Para obtener los mejores resultados con estas infusiones debemos procurar que la miel sea de origen orgánico. Así nos aseguraremos de que es pura y mantiene sus propiedades intactas

La miel es un producto orgánico que ha estado en la vida de los seres humanos desde hace miles de años.

Las abejas la producen a partir de la transformación del néctar de las flores y su principal fin es la alimentación completa en la colmena.

No obstante, por su inusual composición química, también ha sido una importante fuente de nutrición y salud para las personas.

De hecho, está comprobado que tiene poderosos compuestos bactericidas y antibióticos, además de una alta concentración de enzimas y antioxidantes que protegen el cuerpo.

Lo más interesante es que se puede combinar fácilmente con otros ingredientes para obtener remedios naturales para mejorar la calidad de vida.

A continuación queremos compartir 4 formas diferentes de utilizarla para que no dudes en aprovechar sus propiedades.

¡Toma nota!

1. Infusión de limón y miel

Limón y miel

La infusión de limón y miel es uno de los remedios tradicionales para mejorar las defensas del organismo y regular el pH de la sangre.

Está recomendado para aliviar los síntomas de afecciones como:

  • Resfriados.
  • Gripe y tos.
  • Indigestión.
  • Infecciones urinarias.
  • Infecciones respiratorias.

Ingredientes

  • 1 taza de miel (335 g)
  • El jugo de un limón
  • 1 cucharada de ralladura de limón (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Incorpora la taza de miel en una olla y caliéntala al baño María durante unos 10 minutos.
  • A medida que se calienta, agrega la ralladura y el jugo de limón.
  • Pasado el tiempo recomendado, retírala del fuego, espera a que repose y almacena la mezcla en un frasco.
  • Diluye dos cucharadas del producto en una taza de agua tibia para su consumo.
  • Ingiere dos o tres tazas al día.

No olvides leer: 5 beneficios saludables que no conocías de la miel

2. Infusión de jengibre, canela y miel

Canela jengibre y miel

Los tres ingredientes de esta infusión se caracterizan por sus propiedades analgésicas, antibióticas y energizantes.

Su ingesta regular fortalece el sistema inmunitario y crea una barrera protectora contra los virus, las bacterias y otros patógenos que provocan enfermedades.

Consúmela para:

  • Aumentar el ritmo del metabolismo y combatir el sobrepeso.
  • Mejorar el proceso digestivo y aliviar la hiperacidez gástrica.
  • Cuidar la salud de las articulaciones.
  • Prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Evitar la fatiga y el estrés e incrementar los niveles de energía.
  • Combatir el insomnio.
  • Proteger la garganta.
  • Prevenir el envejecimiento.
  • Facilitar la eliminación de las toxinas.

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 5 cucharadas de jengibre fresco (50 g)
  • 1 ramita de canela
  • 4 cucharadas de miel de abeja (100 g)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a calentar el agua y, cuando llegue a ebullición, incorpora el jengibre y la canela.
  • Baja el fuego al mínimo y deja que se realice una decocción durante 10 minutos.
  • A continuación, espera a que se enfríe y agrégale las cuatro cucharadas de miel.
  • Toma una taza en ayunas y repite la dosis antes de cada comida principal.

3. Infusión de clavo de olor y miel

todo-lo-que-debes-saber-sobre-la-miel

Las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del clavo de olor se unen con los nutrientes de la miel para combatir varios tipos de dolencias.

Su infusión se puede consumir para el alivio de:

  • Los dolores de muelas.
  • El dolor de cabeza.
  • La tensión y dolor en las articulaciones.
  • El dolor muscular.
  • La irritación y dolor de garganta.
  • Las infecciones urinarias.

Ingredientes

  • 1 taza de miel de abeja (335 g)
  • 10 clavos de olor
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a calentar la taza de miel de abeja al baño María y agrega los 10 clavos de olor.
  • Baja el fuego, déjalo calentar 10 minutos y viértelo en un frasco con tapa.
  • Cuando haya reposado, calienta una taza de agua y agrégale dos cucharadas del preparado.
  • Consume dos tazas al día.

4. Infusión de vinagre de sidra de manzana y miel

vinagre y miel

La infusión de vinagre de sidra de manzana y miel es una bebida alcalina que regula el pH de la sangre y favorece la eliminación de las toxinas.

Ambos ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes que protegen el cuerpo frente al daño oxidativo y las infecciones.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 formas efectivas de prevenir las infecciones de picaduras de insectos

Consume este remedio para:

  • Fortalecer las defensas.
  • Calmar los síntomas de la gripe.
  • Combatir la indigestión.
  • Aliviar las infecciones renales.
  • Proteger el hígado.
  • Limpiar la sangre.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana (5 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Pon a calentar la taza de agua y agrégale la cucharada de miel y el vinagre de sidra de manzana.
  • Cuando haya reposado, consúmela a sorbos, preferiblemente en ayunas.
  • Repite la misma dosis cada mañana, mínimo durante dos semanas.

Recuerda que las propiedades de estos remedios naturales dependen de la calidad de los productos utilizados.

Asegúrate de adquirir miel 100% orgánica, ya que algunas presentaciones están elaboradas con azúcares y añadidos químicos y no son tan efectivas.