4 infusiones que facilitan la digestión

Okairy Zuñiga · 29 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 26 mayo, 2019
Cuando tienes una digestión lenta, lo único que deseas es acelerar el proceso. Uno de los remedios más efectivos son las infusiones.

Se cree que mezclar diferentes tipos de comidas favorece la ganancia de peso. Por ello, millones de personas llevan a cabo dietas muy poco sanas, con falta de nutrientes e incluso peligrosas.

Sin embargo, todo esto es un mito alimentario, según este estudio publicado en la Revista de Medicina Interna de Mexico. Aún así, hay que tener cuidado y no excederse.

Las infusiones, un remedio rápido y natural

Cuando comemos mucho y queremos favorecer la digestión, uno de los remedios más efectivos son las infusiones. Lo mejor es que son muy económicas y, la mayoría de las veces, tienes los ingredientes a mano. Puedes tomar la infusión después de comer para evitar la aparición del malestar o cuando este ya se ha instaurado.

Las infusiones son siempre muy agradables, tanto en su sabor como en el placer que te da agarrar la taza caliente y sentir el rico aroma de una hierba.

Ver también: Problemas digestivos que pueden influir en el sobrepeso

Cómo preparar la infusión

Es necesario que prepares correctamente la infusión que elijas porque, si no, puedes estropearla y quitarle las propiedades beneficiosas.

Reglas para la elaboración

  1. El agua nunca debe llegar a los 100 ºC, ya que se puede quemar la hierba. Por tanto debes retirarla un momento antes de que rompa a hervir. Si la calientas en una caldera, el agua estará lista cuando empieza a hacer ruido y a verter un poco de vapor de agua.
  2. Evita los endulzantes. Puedes probar con la stevia, que según diversos estudios, no contiene calorías. Piensa que, si ya has comido demasiado, lo menos que necesitas es agregar algo nuevo a la lista.
  3. El resultado será mejor si tienes la opción de conseguir la hierba fresca y natural. Si no, también puedes usar los saquitos de té que se adquieren en el supermercado.

Las 4 mejores infusiones para la digestión

Ha llegado el momento de hablar de las infusiones más recomendadas para mejorar la digestión. La que uses dependerá de tus gustos personales.

1. Infusión de boldo

Como.tomar.el.te.de.Boldo

La infusión con hojas de boldo es una de las más comunes. Es muy útil para reducir las flatulencias, depurar el organismo y contiene boldina, que podría ser cardiotoprotectora y antioxidante, acorde a un estudio publicado por la Revista Chilena de Cardiología.

Ingredientes

4 o 5 hojas de boldo o 1 saquito de té de boldo.

Preparación

  1.       Calienta el agua sin llegar a hervir.
  2.       Vierte el agua caliente en una taza con las hojas de boldo.
  3.       Déjala tapada durante 5 minutos. Retira las hojas  y disfruta tu té.

2. Infusión de manzanilla

Manzanilla estomago

Una de las infusiones más deliciosas es la manzanilla. Esta hierba es perfecta para esas ocasiones en que necesitas algo antiinflamatorio, según aseguran algunas investigaciones. Puedes consumirla como infusión, o aplicarla en compresas en una zona específica.

Ingredientes

1 cucharada de manzanilla seca o 1 saquito de té.

Preparación

  1.       Calienta el agua sin llegar a hervir.
  2.       Vierte el agua caliente en una taza con manzanilla.
  3.       Déjala tapada durante 5 minutos y listo.

Hinojo

hinojo

La infusión de hinojo estimula y facilita la expulsión de gases intestinales. Además, es muy relajante.

ver también: Infusiones quemagrasas 

Ingredientes

1 cucharada de hinojo seco.

Preparación

  1.       Calienta el agua sin llegar a hervir.
  2.       Vierte el agua caliente en una taza donde ya colocaste el hinojo.
  3.       Déjala tapada durante 5 minutos, fíltrala ¡y lista!

Jengibre

Beneficios del jengibre

Esta infusión te resultará muy efectiva si tienes los intestinos inflamados. Previene las náuseas, vómitos, la dispepsia y evita los gases.

Ingredientes

1  cucharadita de jengibre rallado por taza que vayas a preparar.

Preparación

  1.       Calienta el agua sin llegar a hervir.
  2.       Vierte el agua caliente en una taza con el jengibre.
  3.       Déjala tapada durante 5 minutos, fíltrala ¡y lista!

Por tanto, si sueles tener una digestión lenta de forma constante, puedes adoptar el consumo de alguna de las infusiones como rutina en tu vida diaria. Aunque es importante recordar que si el dolor persiste, lo aconsejable es acudir a un especialista para una diagnosis y una terapia adecuada.

  • Jaime Solana de Lope. Impacto de la obesidad en el aparato digestivo. Revista de Gastroenteorología de México, 2011. [Internet]. (Consultado el 17/10/2018). Disponible en: http://www.revistagastroenterologiamexico.org/es-impacto-obesidad-el-aparato-digestivo-articulo-X037509061124995X
  • Francesc Fossas. Qué comer: consejos y curiosidades de la nutrición. Océano Ámbar,2008.
  • Silke Bromm. Tabla de alimentos bajos en grasas. Editorial HISPANO EUROPEA, 2009.