4 jugos para eliminar las piedras en los riñones

Daniela Echeverri Castro·
27 Abril, 2020
Para facilitar la disolución y expulsión de las piedras en los riñones a través de la orina, es fundamental mejorar ciertos hábitos de vida, como la dieta y la hidratación.

El tratamiento para las piedras en los riñones puede variar dependiendo de las causas y otras variables, como el estado de salud de la persona. Sin embargo, los médicos suelen recomendar adoptar algunas medidas de forma paralela al tratamiento, para ayudar a disolverlas y, en general, llevar un estilo de vida más saludable.

Una de dichas medidas es la hidratación. Consumir suficiente cantidad de agua a lo largo del día no solo ayuda a hidratar el organismo para que realice sus funciones correctamente, sino que ayuda a disolver las piedras y a facilitar su expulsión a través de la orina.

A continuación te explicaremos brevemente los tipos de cálculos renales que puede tener una persona. En función de cuáles se detecten, el médico pautará tratamiento a seguir deberá ser uno u otro. Sin embargo, es cierto que existen algunas pautas comunes para todos los pacientes. ¿Quieres conocerlas? ¡Sigue leyendo!

Tipos de cálculos renales

De acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, los cálculos renales (mejor conocidos como ‘piedras’) son “depósitos duros de minerales y sales que se forman dentro de los riñones”. Conforme crecen, pueden causar molestias varias, como necesidad constante de orinar, dolor de espalda, etc.

  • Cálculos de oxalato cálcico: son los más comunes y se producen por la acumulación de oxalato y calcio en la orina. Se pueden producir por algún trastorno que afecte el metabolismo del calcio, pero también se ha demostrado que las personas con dietas ricas en proteínas o hidratos de carbono refinados tiene más riesgo de padecerlos. El tamaño puede variar de pequeño a mediano, desde lo que comúnmente llamamos arenilla hasta que midan 1 o 2 centímetros.
  • Cálculos de estruvita: este tipo de cálculos alcanzan un mayor tamaño y se desarrollan por la presencia de ciertas bacterias que producen un tipo especial de enzima llamada ‘ureasa’. Se han hallado casos en que llegan a ocupar todo el riñón.
  • Cálculos de ácido úrico: este tipo de piedras se desarrollan especialmente entre las personas que tienen niveles de ácido úrico elevado en la sangre o que padecen gota. También pueden ser el producto de una enfermedad o cualquier tratamiento que disminuya el pH de la sangre.

En algunos casos, las piedras en los riñones pueden pasar desapercibidas al no cursar con ningún tipo de síntoma contundente, pues a menudo, las piedras de tamaño pequeño se mantienen en el sistema, sin obstruir el flujo de la orina.

En este caso, pueden ser descubiertas a través de una radiografía o tras investigar la causa de una infección urinaria. Sin embargo, casi en todos los casos la persona que los padece presenta síntomas claros como cólicos renoureterales.

Bebidas para eliminar las piedras en los riñones

Tanto para prevenir como para eliminar las piedras en los riñones, es indispensable apoyarse en una dieta saludable y una hidratación adecuada. Por ello, a continuación te ofrecemos las recetas de algunos complementos que, además de ricos, son sanos y refrescantes.

Jugo de aloe vera y pomelo

Tomar con frecuencia este jugo de aloe y naranja (dentro de una dieta equilibrada) puede ayudar a disolver los cálculos renales. 

Ingredientes

  • ½ penca de aloe vera (sábila).
  • 1 vaso y medio de jugo de pomelo.
  • Miel (opcional).

Preparación

  • Extrae el gel de aloe vera hasta obtener una buena cantidad. Lava, pela y extrae la cantidad mencionada de jugo de pomelo.
  • Pon ambos ingredientes en la licuadora y bate por dos minutos para que queden bien integrados.
  • Agrega un poco de miel para endulzar si lo deseas.
Zumo de pomelo

Zumo de frutas mixtas para eliminar piedras en los riñones

Este jugo de frutas mixtas, además de hidratar y ayudar a eliminar las piedras en los riñones a través de la orina, es una buena opción para refrescarse. Al igual que muchas bebidas frutales, es muy fácil de preparar y su sabor es delicioso.

Ingredientes

  • Mango.
  • Melón.
  • Durazno.
  • Naranja.
  • Pomelo.

Preparación

  • Pela todas las frutas y retírales las semillas.
  • Corta la carne en trozos.
  • Coloca toda las frutas en la licuadora y procesa.
  • Sirve y bebe.

Zumo con zanahoria, manzana y naranja

La mezcla de zanahoria con manzana y naranja es deliciosa. En especial, si elegimos manzanas rojas, que tienen un gusto más dulce y se combinan a la perfección con los otros dos ingredientes mencionados.

Ingredientes

  • 1 naranja.
  • 2 manzanas.
  • 4 zanahorias.
  • Opcional: semillas de lino, ½ pepino.

Preparación

  • Lavar las verduras y las frutas.
  • Pelar las zanahorias y cortarlas en trozos pequeños.
  • Quitarle las semillas a las manzanas (al trocearlas).
  • Procesar todo en la licuadora.
  • Servir y beber al momento.

Descubre: ¿Es saludable consumir el zumo de naranja?

Zumo de arándanos para eliminar las piedras en los riñones

El zumo de arándanos no solo es fácil de preparar sino que tiene un gusto muy apetecible, por ello, se consigue incorporar fácilmente a la hidratación diaria. Puedes añadirle un toque de zumo de limón al prepararlo para potenciar los sabores.

Ingredientes

  • 1 taza de arándanos.
  • ½ de taza de agua.
  • Opcional: zumo de limón.

Preparación

  • Lavar los arándanos.
  • Colocar todos los ingredientes en la licuadora y procesar hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Servir y beber.

Recomendaciones en torno a la dieta y la hidratación

Consume estos zumos con moderación en el marco de una dieta equilibrada. Nunca como sustituto del agua, comidas principales o de grupos de alimentos, pues así no podrás obtener ningún tipo de beneficio.

Por otra parte, recuerda que la mejor fuente de hidratación es el agua y que, para mantener una buena salud renal, lo más adecuado es que consumas suficiente cantidad de agua al día.

Si tu orina es clara y no tiene mal olor, esto es una señal de que estás bien hidratado. En cambio, si está algo más que amarilla, esto es una señal de que debes beber más agua. En este punto, los zumos pueden ayudarte a complementar tu hidratación.

El hecho de ingerir suficiente cantidad de agua a lo largo del día te ayudará a ir a orinar con más frecuencia y además, contribuirá con la desintegración y en la expulsión de las piedras en los riñones.

A la par que mantienes una dieta equilibrada y sigues las indicaciones de tu médico, recuerda evitar el consumo de proteínas de origen animal, café, cacao, productos lácteos enteros y otros que puedan perjudicar tu salud renal.