4 malos hábitos que debes evitar cuando tienes gastritis

Elena Martínez Blasco·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
26 Abril, 2019
En este artículo te damos a conocer 4 hábitos que debes evitar cuando tienes gastritis. ¡Descúbrelos!
 

La gastritis es la inflamación del revestimiento del estómago. Es una afección que puede ser temporal, pero si no se trata a tiempo y de la manera adecuada, puede convertirse en una enfermedad digestiva crónica. Por tanto, ¿conoces los hábitos que debes evitar cuando tienes gastritis?

En este artículo te damos a conocer 4 hábitos que es mejor evitar cuando tienes gastritis. Es posible que algunos de ellos los ignores y los estés llevando a cabo sin saber que te perjudican y están empeorando tu sistema digestivo. Te los contamos a continuación.

4 hábitos que debes evitar cuando tienes gastritis

Las membranas que recubren la pared del estómago lo protegen del ácido y los gérmenes. Si este revestimiento protector se irrita o se daña, puede inflamarse.

La inflamación del revestimiento del estómago se llama gastritis. Suele estar causada por ciertas bacterias o por el uso regular de analgésicos antiinflamatorios. Ante este cuadro es mejor acudir al médico para que recete el tratamiento más adecuado, así como evitar ciertos hábitos que pueden empeorar la situación.

1. Consumir alimentos y sustancias irritantes

Vaso con cerveza y cigarrillo
Los irritantes como el alcohol y el tabaco perjudican la mucosa gástrica, empeorando los problemas digestivos como la gastritis.
 

Uno de los peores hábitos que se pueden tener en estos casos es consumir sustancias o alimentos irritantes. Estos dañan todavía más la mucosa digestiva y empeoran los síntomas de la gastritis.

Por supuesto, entre las sustancias irritantes destacan el tabaco y el alcohol, así como el café y el té. En el caso de las bebidas alcohólicas, es mejor sustituirlas por opciones más beneficiosas. Por ejemplo, puedes probar algunos zumos naturales a base de frutas y hortalizas.

Algunas especias también pueden resultar irritantes, como, por ejemplo, el jengibre, la pimienta o la mostaza. Además, el azúcar y los alimentos azucarados también causan un daño a largo plazo, aunque no provoquen molestias inmediatas.

Lee también: Todo lo que debes saber sobre tu digestión

2. Comer de manera incorrecta

En segundo lugar, cuando se padece gastritis aguda o crónica es necesario seguir unas pautas a la hora de sentarse a la mesa. Las detallamos a continuación:

  • Es más beneficioso hacer 5 comidas al día de menos cantidad y evitar siempre comer demasiado, ya que esto dificultaría la digestión y empeoraría la gastritis.
  • Es fundamental masticar bien cada alimento, de modo que al tragar cada bocado esté bien procesado.
  • Come en un ambiente relajado y sin prisa, evita las discusiones y otras distracciones.
  • Opta por comidas sencillas que no combinen muchos alimentos diferentes. Además, las frutas resultarán más adecuadas a media mañana o a media tarde.
  • Si sufres gastritis, notarás un alivio de los síntomas si comes más durante el día, en el desayuno y el almuerzo, e incluso en la merienda. En cambio, por la noche es preferible cenar temprano y hacer una cena ligera.
 

3. Abusar de los antiácidos

Mujer disolviendo un antiácido
Los antiácidos deben ser de uso puntual, ya que pueden acabar dañando la mucosa gástrica a largo plazo.

Muchas personas que sufren acidez o gastritis recurren a los antiácidos con frecuencia para aliviar las molestias. No obstante, tanto si se trata de fármacos como de remedios a base de bicarbonato de sodio, es recomendable consumirlos solo de manera puntual. Además, lo mejor es que sea el médico quien los recomiende.

Los antiácidos no son la solución al problema, incluso pueden dañar el aparato digestivo a largo plazo, ya que interfieren con los jugos gástricos y pueden predisponer a sufrir otras enfermedades digestivas más graves en un futuro.

Se pueden encontrar antiácidos que no aumenten la irritación gástrica. Además, hay alimentos que podrían aportar un alivio, como la manzana, el pepino, la papaya o la ciruela umeboshi.

Lee también: ¡Dile NO a la acidez! Conoce los mejores remedios para combatirla

4. No tener en cuenta el estrés

El último de los hábitos que empeora la gastritis es el estrés. ¿Hasta qué punto el estrés está relacionado con la aparición de la gastritis? Esta alteración nerviosa aumentaría los ácidos gástricos que causan esta afección digestiva.

 

En este sentido, un tratamiento completo de la gastritis debe ir acompañado de nuevos hábitos en el estilo de vida destinados a relajarse. Tomar infusiones o suplementos calmantes y realizar algunas actividades como el yoga, la meditación o el tai chi son algunos ejemplos.

Qué evitar cuando tienes gastritis

Estos consejos son orientativos para procurar un alivio de los síntomas de la gastritis y mejorar la calidad de vida. No obstante, si se sufre esta enfermedad o sus primeros síntomas, es fundamental visitar al médico para que realice el diagnóstico y ofrezca el tratamiento más adecuado.