4 mascarillas con aspirina para una piel perfecta

Las mascarillas de aspirina tienen propiedades muy saludables para la piel; aunque no seamos alérgicos a sus compuestos, hemos de visitar a un médico o hacer una prueba en una zona aislada si queremos evitar una reacción adversa

Las mascarillas con aspirina son una tendencia en el mundo de la cosmética. Muchas personas las ven como un complemento que nos puede ayudar frente a distintos problemas en la piel. 

Lo primero que debes saber es que el principal compuesto que aporta la aspirina es el ácido acetilsalicílico, que es un derivado del sauce. Este ingrediente se utiliza en los productos contra el acné por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Si nunca has escuchado sobre estas mascarillas, ¡sigue leyendo porque te encantarán!

Beneficios de las mascarillas con aspirina

Las mascarillas con aspirina suelen ser útiles para todo tipo de pieles, por lo que podrás aprovechar sus propiedades  bastante a menudo:

  • La aspirina es un antiinflamatorio que ayuda a combatir las molestias causadas por la rosácea o el eccema. Además, alivia la comezón y la piel enrojecida.
  • Es útil para destapar poros. De igual modo, puede contribuir a reducir las ojeras y bolsas alrededor de los ojos.
  • La aspirina tiene propiedades blanqueadoras que pueden ser útiles para combatir los problemas de pigmentación.
  • Asimismo, ayuda a combatir los efectos de la edad y los radicales libres, por lo que puede convertirse en una gran aliada frente a las arrugas y las líneas de expresión.
  • Estas mascarillas son útiles para la piel, favoreciendo su renovación.

Quizás te interese: Principales enfermedades de la piel

Consejos necesarios antes de usar mascarillas con aspirina

Sin embargo, a pesar de su utilidad, hemos de tener en cuenta una serie de precauciones si queremos emplear mascarillas con aspirina. En primer lugar, hemos de acudir a un médico si creemos que se nos puede presentar algún posible inconveniente o si el problema en nuestra piel es demasiado grave.

Por otra parte, también hemos de tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Elige aspirinas sin recubrimiento. Aunque la sustancia con la que cubren las aspirinas es mínima, es mejor evitarla para asegurarte de no añadir químicos extras a tu piel.
  • Nunca uses estas mascarillas con aspirina si eres alérgica al medicamento. Si no tomas esta precaución, presentarás la misma reacción alérgica.
  • Siempre realiza un test de alergia. Antes de utilizar cualquiera de estas mascarillas, aplica un poco en el brazo, deja reposar por 5 minutos y enjuaga.

Si al día siguiente tu piel está normal y sin signos de irritación, puedes usar las mascarillas que te presentamos más abajo.

Visita este artículo: Cómo preparar 5 tratamientos cosméticos con aspirinas

¿Qué recetas de mascarillas con aspirina puedo aplicar?

Una vez que ya conoces los beneficios que te puede aportar la aspirina y las precauciones y consejos que debes tener en cuenta antes de utilizarla, es hora de tomar nota de las mascarillas hechas a base de este producto que te mostramos.

1. Receta básica

Las mascarillas con aspirina básicas pueden ser muy útiles para tu piel.

Para empezar la lista de mascarillas con aspirina hemos elegido la opción más sencilla. Es ideal para darle mantenimiento a tu rostro cuando no tienes problemas visibles. Ésta es la base para la mayoría de mascarillas que te daremos a continuación.

Ingredientes

  • 10 aspirinas sin revestimiento.
  • 5 cucharadas de agua (75 ml).

Preparación

  • Añade las aspirinas al agua y deja reposar.
  • Lava tu rostro con agua y jabón neutro y seca.
  • Aplasta las aspirinas y forma una pasta.
  • Aplica sobre la piel limpia y deja reposar durante 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y seca suavemente.

Repite la aplicación de esta mascarilla una vez por semana. Notarás tu piel más suave y sana.

2. Mascarilla con aspirina para piel grasa

Las mascarillas con aspirina y aceite son de ayuda frente a la piel grasa.

Con la segunda de las mascarillas con aspirina, podrás contribuir a eliminar el brillo excesivo y el acné. Es importante que te asegures de adquirir un aceite de árbol de té de buena calidad.

La función del aceite es aportar grasas sanas en poca medida para evitar la sequedad extrema de la piel. También es aconsejable emplear aceite de oliva, ya que suaviza y evita que el aceite de árbol de té produzca irritación. 

Esto último es importante porque el aceite de árbol de té puede ser muy agresivo para algunas pieles. Sin embargo, estos dos ingredientes son excepcionales para cicatrizar y relajar la piel.

Sigue estos pasos para elaborarla:

Ingredientes

  • 2 gotas de aceite de árbol de té.
  • 2 gotas de aceite de oliva virgen extra.
  • 8 aspirinas.
  • 4 cucharadas de agua (60 ml).

Preparación

  • Forma la pasta igual que en la primera receta y añade el aceite de árbol de té.
  • Aplica sobre tu rostro limpio y deja reposar durante 15 minutos.
  • Enjuaga y repite tres veces por semana.

3. Mascarilla de aspirina contra los daños causados por el sol

Si añadimos zumo de limón y aceite de oliva a la aspirina, obtendremos una útil mascarilla contra los daños causados por el sol.

A la receta base que hemos preparado originalmente, puedes añadirle un poco de limón y aceite de oliva para ayudar a eliminar el rastro de los daños del sol.

Aunque es necesario tomar un poco de sol cada día, la exposición excesiva es realmente dañina. Para empezar, puede acelerar la aparición de arrugas y el enrojecimiento. Posteriormente, podrías llegar a notar manchas e incluso contribuir al desarrollo del cáncer de piel.

Es evidente que no siempre ocurre todo esto, pero es mejor evitarlo con un buen protector solar. Pero además, podemos aplicar la siguiente de las mascarillas con aspirina:

Ingredientes

  • La mascarilla base.
  • 1 cucharadita de zumo de limón (5 ml).
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra (5 g).

Preparación

  • Combina todos los ingredientes y aplícalos sobre la piel limpia y seca.
  • Deja reposar 10 minutos y enjuaga con agua tibia.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo hacer un protector solar casero

4. Mascarilla con aspirina para hidratar

Las mascarillas con aspirina pueden llegar a hidratar la piel seca.

La última de nuestras mascarillas con aspirina es perfecta para hidratar, al mismo tiempo que ayuda frente al eczema, el acné en la zona T y la piel con textura escamosa. Esto se debe a que, entre sus componentes, se encuentra la miel, muy útil para suavizar y eliminar bacterias.

Para elaborarla, no tienes más que seguir estos pasos:

Ingredientes

  • 10 aspirinas sin recubrimiento.
  • 2 cucharadas de miel orgánica (50 g).
  • 1 cápsula de vitamina E.
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g).

Preparación

  • Combina los 4 ingredientes y machaca hasta obtener una pasta.
  • Aplica y deja reposar durante 25 minutos.
  • Elimina con agua tibia y seca con suavidad.

Estas mascarillas con aspirina son sencillas, económicas y muy beneficiosas para la piel. Elige la mejor para ti, aplícala regularmente y no olvides consultar a un médico si crees que se puede presentar algún problema debido a su uso. 

Green, G. A. (2001). Understanding NSAIDs: From aspirin to COX-2. Clinical Cornerstone. https://doi.org/10.1016/S1098-3597(01)90069-9 Lores, Antonio, J. (2000). La aspirina. Carta de La Salud.