4 mascarillas para remover puntos negros

30 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
En el ámbito popular se han propuesto diversas mascarillas y tratamientos caseros para eliminar los puntos negros y las espinillas, sin embargo, estos no son 100 % eficaces ni confiables.

Para remover los puntos negros correctamente, lo más recomendable es acudir a un centro de dermatología para que nos realicen una limpieza facial por lo menos una vez al mes. Ahora bien, hay quienes consideran que, además de esto, pueden aprovechar las mascarillas caseras.

Mascarillas para los puntos negros

Las mascarillas caseras que te proponemos a continuación no eliminan, por sí solas, los puntos negros de forma definitiva. En cualquier caso, vendrían a ser un complemento a la rutina de cuidado de la piel. 

Son muy fáciles de preparar, no tienen ingredientes difíciles de conseguir y, en general, tienen una textura y un olor agradables.

1. Mascarilla de fresas

Fresas

Esta mascarilla es muy sencilla y combina tres ingredientes que pueden encontrarse muy fácilmente: las fresas, la miel y la clara de huevo. A los dos primeros se les atribuyen propiedades antibacterianas, mientras que a esta última se le atribuyen propiedades hidratantes.

Ingredientes

  • 5 fresas.
  • 1 clara de huevo.
  • 1 cucharada de miel.

Procedimiento

  • En primer lugar, bate todos los ingredientes hasta formar una pasta.
  • Después, aplica la pasta sobre el rostro con la piel humedecida.
  • Por último, déjala actuar durante unos minutos y retírala con agua tibia.

2. Mascarilla con jugo de limón y azúcar moreno

Se cree que exfoliando la piel y limpiándola con jugo de limón, se puede eliminar los puntos negros y, al mismo tiempo, prevenir su reaparición. 

Se cree que mientras el azúcar ayuda a remover las células muertas, el limón tiene un efecto astringente y antibacterial que reduce infecciones.

Bicarbonato de sodio y canela

Ingredientes

  • ½ taza de jugo de limón (125 ml).

Procedimiento

  • En primer lugar, mezcla el azúcar granulado y el jugo de limón.
  • Después, aplica esta mascarilla sobre tu rostro limpio.
  • A continuación, da un suave masaje con las yemas de los dedos, prestando especial atención a la nariz y la barbilla.
  • Por último, deja que la mascarilla actúe por unos minutos y retira con abundante agua.

3. Agua de romero

bicarbonato-tratamiento

Según creencias, el agua de romero suaviza e hidrata la piel al mismo tiempo que cierra los poros. Esto sería conveniente porque cuanto más pequeños sean los poros, menos posibilidades habrá de que acumulen suciedad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de romero tibia (30 ml)

Preparación

  • En primer lugar, lava tu rostro con tu limpiador facial habitual o con agua y jabón.
  • En segundo lugar, aplica el agua de romero sobre la zona.
  • Después, deja reposar por 15 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia y seca con una toalla de algodón.
  • Aplica tu crema hidratante habitual.

Descubre: 5 consejos para atenuar las cicatrices del acné

4. Huevo y limón

bicarbonato-de-sodio-aceite-de-coco

Se dice que al combinar una clara de huevo con jugo de limón se obtiene una mascarilla que limpia a profundidad la piel y ayuda a eliminar los puntos negros con mayor facilidad.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • Gotas de jugo de limón.

Preparación

  • En primer lugar, mezcla ambos ingredientes.
  • Después, aplica sobre la piel limpia y deja actuar durante 20 minutos.
  • A continuación, retira con agua tibia y movimientos circulares.

Nota final

Hay que tener en cuenta que aunque muchas mascarillas caseras incluyan en su preparación ingredientes como las frutas cítricas, bicarbonato de sodio, vinagre, aceite de árbol de té y otros, los dermatólogos no recomiendan utilizarlos, puesto que pueden causar reacciones adversas y empeorar el problema.

Si pese a esto quieres probar alguna mascarilla casera, al menos considera sustituir los ingredientes mencionados por miel, harina u hojuelas de avena, que son alimentos que rara vez suelen causar problemas en la piel.

  • Mostardeiro, S. C. T. de S., & Pedro, E. N. R. (2011). O cuidado de enfermagem em situações de alteração da imagem facial. Rev Gaucha Enferm. https://doi.org/10.1590/S1983-14472011000200012
  • Cedeño, J. B. (2015). La Cara , sus Proporciones Estéticas. Clínica Central “Cira Garcia.” https://doi.org/10.1016/j.gca.2006.06.585
  • Cerutti, M., & Neumayer, F. (2004). Introducción a la obtención de aceites esenciales de limón. Universidad Del Centro Educativo Latinoamericano.
  • Sayar, R. (1988). Nutrientes del huevo, composición química, buenas prácticas.