4 motivos y situaciones en las que no deberíamos tener sexo

En el momento en que el sexo se convierte en una actividad compulsiva pierde todo su placer e incluso puede llegar a suponer un problema

El sexo es muy divertido y nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos. Por eso, reprimirnos o no disfrutar de él es un absurdo.

No obstante, a pesar de todas las veces que hemos repetido lo positivo que es, lo cierto es que todo tiene su lado negativo y el sexo no es una excepción.

Lee: 8 señales que envía nuestro cuerpo cuando necesita sexo

En el lado más oscuro del sexo nos encontramos con circunstancias y situaciones en las que sería mucho mejor no mantenerlo si queremos conservar nuestra salud.

Las relaciones sexuales deberían ser siempre sanas, pues si practicamos sexo en las circunstancias que a continuación mencionaremos, puede que, en vez de disfrutar, estemos cavando un hoyo profundo lleno de tristezas e insatisfacción.

1. Cuando hay una infidelidad

infidelidad

Tanto si eres la persona que está siendo infiel como si tú te has convertido en el traicionado, es importante que, si consideras la infidelidad algo negativo para la pareja, no mantengas relaciones.

Tu autoestima se verá minada, estarás triste y te sentirás muy mal con respecto a la otra persona. Es más, si tú estás tolerando una infidelidad sin estar de acuerdo, la relación se verá llena de rencor y odio.

Por eso es importante poner las cartas sobre la mesa. Quizás podáis hablar de una relación abierta o encontrar una solución ante esto.

Es importante mencionar que lo peor que se puede hacer es esconder una infidelidad. Desde un primer momento hay que ser claros con la pareja.

Hay personas que no son capaces de ser monógamas y, por ello no hay que fingir, sino ser sinceros.

2. Para conseguir cariño

¿Alguna vez has sido dependiente emocional? ¿Has tenido una infancia difícil llena de carencias afectivas? Las personas que no han vivido en un ambiente familiar estable suelen tener problemas en sus relaciones futuras.

No es que no te guste el sexo, es que tan solo lo practicas para conseguir ese afecto que tanto necesitas. Se convierte así en una droga, en una adicción que te provoca ansiedad cuando no la tienes.

En este tipo de situación se desarrolla la dependencia emocional, el apego e incluso la mencionada infidelidad. Porque, cuando nuestra pareja ya no nos aporta el cariño que necesitamos, lo buscamos en otras personas.

No te pierdas: Dependencia emocional, cuando el amor se convierte en una droga

pareja-atada

En estos casos es necesario tratar de raíz el problema, sin seguir alimentándolo con dosis de sexo que te harán sentir igualmente vacío.

Además, una persona que utiliza el sexo para conseguir cariño en más de una ocasión se sumerge en relaciones tóxicas. No ama, solo necesita. Esto puede hacerle mucho más daño, pues el problema sigue presente.

3. Eres un adicto al sexo

Como toda adicción, si eres adicto al sexo esto será algo negativo que se debe solucionar. A esto se le conoce como hipersexualidad.

Las personas hipersexuales no logran satisfacer su necesidad de sexo. Por eso, suelen ser promiscuas en su afán por encontrar ese placer.

Esta necesidad compulsiva puede traer grandes cargas de culpabilidad, sensación de vacío, frustración y una pérdida de la autoestima.

La persona adicta nunca disfruta porque, en el momento en el que algo se convierte en una actividad compulsiva, pierde todo su placer.

¡Cuidado! 6 cosas que sin que te des cuenta te causan adicción

masturbacion

4. Para evadir problemas

¿Alguna vez has escuchado que muchas parejas cuando discuten mantienen relaciones sexuales? Muchas utilizan esto como solución a sus problemas.

La gran mentira es que esto no tiene el resultado deseado. Los problemas aún seguirán ahí escondidos tras una experiencia gratificante.

Por eso, si en tu mente aparece como solución el sexo ante una discusión o alguna diferencia con respecto a tu pareja, es necesario que deseches esto de tu mente.

A la larga, afectará a la relación, pues llegará el momento en el que esta solución ya no cumpla su función.

Antes de irte descubre: El sexo puede curar gran parte de nuestros males

manos-entrelazadas

¿Alguna vez has utilizado el sexo con alguno de los motivos anteriormente mencionados? Aunque pueda satisfacer o solucionar los problemas en ese momento, después las consecuencias serán peores.

Por eso, es importante no ceder ante el impulso sexual cuando nos encontremos en las situaciones anteriores.

¿Añadirías tú algún motivo más?