4 posturas de yoga para recargarte de energía

La armonía de cuerpo y mente gracias a la práctica del yoga es una forma ideal de conseguir una serie de cambios positivos en nuestra vida, a todos los niveles

Si buscas un entrenamiento integral donde tu cuerpo y mente se conecten, el yoga es perfecto para ti. Control del cuerpo, resistencia y energía son algunos de los beneficios de practicarlo. Pero ¿cuáles son las mejores posturas de yoga para recargarte de energía?

El yoga nació en la India como una disciplina física y mental. Su objetivo principal es lograr el equilibrio cuerpo-mente para quien lo practica. Como toda disciplina física requiere un esfuerzo corporal, aunque lo más importante es dominar la mente para encontrar bienestar espiritual.

Podrían enumerarse múltiples beneficios del yoga, pero los principales son la estabilidad emocional, relajación y energía. Esta disciplina se divide en varios tipos que van desde el acroyoga hasta el yoga de la risa. Esta vez nos centraremos en el hatha yoga, una mezcla entre el yoga físico y la meditación.

¿Qué son las posturas de yoga?

También llamadas asanas, las posturas de yoga son ejercicios que unen el cuerpo con la mente. Aunque algunas parezcan fáciles realmente cada una de ellas tiene su nivel de dificultad. Debes estar atento y controlar cuerpo y mente a la vez.

Existen muchas posturas de yoga y cada una de ellas beneficia a partes puntuales del cuerpo. Algunas ayudan a corregir problemas como la escoliosis, aumentan la elasticidad corporal o reducen dolores.

Estas posturas se logran perfeccionar con mucha práctica y paciencia. Incluso los mejores yoguis tardan años en dominar la técnica.

¿Cuáles son las mejores posturas para recargarte de energía?

El yoga como disciplina en general te ayuda siempre a llenarte de energía mental y física. Sin embargo, estas son 4 posturas de yoga que seguro recargarán tu energía al máximo. Te recomendamos hacerlas con frecuencia:

1. El perro 1 o perro hacia abajo

Es la más común del yoga, una postura ideal para los principiantes, y consiste en poner el cuerpo en forma de V invertida. No requiere gran esfuerzo físico pero sí una excelente postura corporal para mantener el equilibrio.

¿Cómo se hace?

  • Ponte boca abajo sobre el mat o esterilla, coloca las manos debajo de los hombros y las rodillas a la altura de las caderas. Asegúrate de mantener la espalda recta.
  • Apoya muy bien las manos y pies porque serán los encargados de soportar tu peso en esta posición.
  • Respira profundo, levanta las rodillas y sube las caderas lo más alto que puedas. Trata de mantener los talones pegados a la esterilla y las rodillas completamente extendidas. Aguanta la posición por 10 segundos.
  • Baja la cadera y vuelve a la posición inicial mientras exhalas.

Beneficios

  • Libera tensión y estrés.
  • Fortalece huesos y músculos.
  • Mejora la flexibilidad de hombros, caderas y extremidades.
  • Mejora la digestión.

2. Perro 2 o perro hacia arriba

Es una variante de la posición del perro. Aunque suele confundirse con la postura de la cobra, su principal característica es que el apoyo del cuerpo está centrado en manos y pies. No se deben pegar las piernas al piso como en la posición de la cobra.

Posturas de yoga. Perro 2

¿Cómo se hace?

  • Parte de la misma posición inicial del perro 1. Respira profundo y sostén el aire.
  • Despega las rodillas del mat e impulsa la parte superior del cuerpo hacia arriba.
  • Los brazos deben estar completamente estirados con las manos debajo de los hombros. Arquea la espalda hacia atrás y levanta la mirada hacia arriba.
  • Aguanta la posición por 10 segundos y luego descansa.

Beneficios

  • Fortalece los músculos de los brazos, hombros, muñecas, abdomen, cintura y pectorales.
  • Fortalece los glúteos.
  • Mejora la flexibilidad de la columna vertebral.
  • Consigues mayor apertura en el pecho, lo que aumenta la capacidad pulmonar.

3. Guerrero 1

Al igual que la del perro, la posición del guerrero también tiene 3 variantes. Esta postura de yoga está inspirada en Virabhadra, un antiguo guerrero de la India que surgió del sufrimiento del dios Shiva tras la muerte de su esposa.

Las 3 variantes de la postura representan los pasos que dio el guerrero para vengar la muerte de la esposa de Shiva.

¿Cómo se hace?

  • Párate recto sobre el mat y estira la espalda. Inhala por 5 segundos, aguanta la respiración por otros 10 y exhala por 10 más.
  • Separa un poco los pies y levanta los brazos en forma vertical.
  • Da un gran paso hacia adelante con la pierna derecha y deja la izquierda atrás.
  • Inclínate sobre la pierna derecha hasta que forme un ángulo de 90 grados. Asegúrate de mantener la espalda recta y mantén la posición por 10 segundos, luego vuelve a la posición original.

Beneficios

  • Fortalece las piernas y glúteos.
  • Aumenta la resistencia.
  • Aumenta el equilibrio y estabilidad.
  • Alivia el dolor en ciertas partes del cuerpo.
Posturas de yoga. El guerrero

4. Savasana o postura del cadáver

Es la postura de yoga más sencilla a nivel físico, pero lo que la hace realmente difícil es el esfuerzo mental que amerita. El objetivo de esta postura es estar totalmente relajado y conseguir el punto máximo de meditación.

Al realizarla debes minimizar la actividad mental, olvidarte de las distracciones y profundizar la respiración.

¿Cómo se hace?

  • Recuéstate boca arriba sobre el mat con las piernas separadas a la altura de las caderas.
  • Separa ligeramente tus brazos del cuerpo y abre un poco las piernas. La cabeza debe estar centrada y la columna alineada, las palmas deben estar hacia arriba con los dedos relajados.
  • Concéntrate en respirar profundo para la liberar la tensión o rigidez muscular.

Beneficios

  • Reduce el dolor de cabeza.
  • Combate la fatiga y el insomnio.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Alivia la depresión leve.

Hacer diariamente estas y otras posturas de yoga te dará una buena dosis de energía. Empieza con poner en sintonía tu cuerpo y mente y verás cambios positivos en tu vida. Despreocúpate, relájate y actúa para que tu calidad de vida mejore. ¡Verás que valdrá la pena!

Te puede gustar