4 productos para cuidar tu salud sexual

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 18 marzo, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 19 marzo, 2019
¿Sabes qué productos necesitas para cuidar de tu salud sexual? Hoy descubrirás aquellos que debes tener siempre a mano.

Los productos para cuidar tu salud sexual son más que necesarios. Sin embargo, posiblemente no les prestes la debida atención. Por eso, a lo largo de este artículo vamos a exponer algunos productos para cuidar tu salud sexual que creemos que son indispensables para que siempre tengas a mano.

Disfrutar de una sexualidad sana y responsable es algo a lo que, a veces, seguramente no le prestes la debida atención. Esto suele tener determinadas consecuencias para la salud. A continuación, vamos a ver qué productos para cuidar tu salud sexual deberías tener siempre presentes.

Productos para cuidar tu salud sexual

1. Métodos anticonceptivos barrera

Mujer en frente de un hombre en la cama con un preservativo en la mano
El preservativo es el principal método anticonceptivo que además previene de infecciones de transmisión sexual.

Uno de los primeros productos para cuidar tu salud sexual son los métodos anticonceptivos. Sin embargo, debemos abordar esto de una manera más extensa, ya que no se trata solo de evitar embarazos indeseados sino algo mucho más importante: las enfermedades de transmisión sexual.

Como bien señala el artículo Infecciones de transmisión sexual: epidemiología y control, las enfermedades e infecciones de transmisión sexual tienen una tendencia ascendente en los últimos años, en lugar de todo lo contrario. A pesar de que cada día contamos con medidas más eficaces para controlarlas.

  • Preservativos: son una de las mejores opciones para evitar el contagio de gonorrea, clamidia, VIH y el papiloma humano, entre otras enfermedades e infecciones. También debe estar presente si practicas sexo oral.
  • Barrera bucal: es una especie de trozo de látex que sirve para poder practicar sexo oral con las precauciones debidas y evitar contraer infecciones o enfermedades sexuales.

Para más info: Enfermedades de transmisión sexual (ETS), ¿de qué estamos hablando?

2. Bolas chinas

Este segundo de los productos para cuidar tu salud sexual se confunde, a veces, con un juguete sexual. Sin embargo, su cometido no es este, sino el de fortalecer el suelo pélvico. Además, se puede potenciar esto si al tenerlas insertadas en la vagina realizamos los ejercicios kegel.

Fortalecer el suelo pélvico te ayuda no solo a prevenir pérdidas de orina, sino a disfrutar mucho más de tus relaciones sexuales. Recomendamos escoger unas con poco peso al empezar a utilizarlas para, después, aumentarlo. Asimismo, es mejor utilizarlas cinco minutos cada día que una hora a la semana.

  • Cuando lleves las bolas chinas puestas, aunque puedes realizar los ejercicios kegel, sino tienes tiempo para ello o no quieres hacer esto, te recomendamos que te muevas. Las bolas chinas realizan su acción con el movimiento, por lo que practicar estos ejercicios o realizar tareas puede ser una forma de emplearlas.

3. Lubricantes

Lubricante
La lubricación externa siempre aportará un extra a las relaciones, facilitando la penetración y estimulando el sexo.

Otro de los productos para cuidar tu salud sexual son los lubricantes. Pues, aunque creas que lubricas muy bien, a veces este tipo de gel es bastante necesario. Por ejemplo, si no hay tiempo para preliminares es posible que no te dé tiempo a lubricar y este producto puede venir muy bien.

Asimismo, para practicar sexo anal, una zona que no lubrica de por sí, los lubricantes pueden ser necesarios. Recomendamos siempre que los escojas con base de agua. ¿Esto qué quiere decir? Que son más naturales que los de silicona y son compatibles con los preservativos, evitando que estos se dañen y se rompan.

Quizá te interese: 5 juguetes eróticos para mujeres

4. Otros productos para cuidar tu salud sexual: Limpiador de juguetes eróticos

El último de los productos para cuidar tu salud sexual son aquellos limpiadores destinados a limpiar los juguetes eróticos. Después de cada uso, estos deben limpiarse con un producto adecuado que no los dañe y que, también, permitan una higienización completa.

Podrás encontrar limpiadores en spray o en forma de espuma. Además de esto, recomendamos que nunca compartas tus juguetes sexuales y que, si así lo haces, utilices un medio de protección adecuado como el preservativo.

¿Sabías qué productos para cuidar tu salud sexual debías tener siempre a mano? ¿Hay alguno de los anteriores que nunca hayas utilizado? Esperamos que este artículo te haya permitido ser más consciente de la importancia de preocuparte por cuidar tu salud sexual. En especial si hablamos de la prevención de las ETS.

  • Allen, Betania, Cruz-Valdez, Aurelio, Rivera-Rivera, Leonor, Castro, Roberto, Arana-García, María Ernestina, & Hernández-Avila, Mauricio. (2003). Afecto, besos y condones: el ABC de las prácticas sexuales de las trabajadoras sexuales de la Ciudad de México. Salud Pública de México45(Supl. 5), S595-S607. Recuperado en 15 de marzo de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342003001100004&lng=es&tlng=es.
  • Calvillo Paz, CR, & Rodríguez Cabrera, A. (2014). Conocimientos y comportamientos en salud sexual de estudiantes indígenas guatemaltecos residentes en una comunidad rural. Revista Cubana de Medicina General Integral30(4), 467-480. Recuperado en 15 de marzo de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252014000400008&lng=es&tlng=es.
  • García Roche, René G., Cortés Alfaro, Alba, Vila Aguilera, Luis Enrique, Hernández Sánchez, Mariela, & Mesquia Valera, Alina. (2006). Comportamiento sexual y uso del preservativo en adolescentes y jóvenes de un área de salud. Revista Cubana de Medicina General Integral22(1) Recuperado en 15 de marzo de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252006000100003&lng=es&tlng=es.