4 propiedades de las lentejas rojas para la salud

Si bien las comunes son muy sanas, las lentejas rojas tienen un sabor más suave. Asimismo, son más digestivas, son bajas en grasa y nos proporcionan gran cantidad de nutrientes esenciales

Las lentejas rojas, también denominadas lentejas turcas, tienen un tamaño similar a la lenteja que todos estamos acostumbrados a comer. La diferencia radica en su fuerte color rojo y en que tienen sabor más delicado que las habituales.

¿Nunca las has comido? ¿Ni siquiera sabías que existen? Pues presta atención, porque a continuación te hablaremos sobre las propiedades de las lentejas rojas.

Estamos seguros de que, al terminar de leer, desearás preparar unas pocas para aprovechar sus beneficios.

Aportes nutricionales de las lentejas rojas

Las lentejas rojas son ricas en hierro, fibra, selenio, zinc, hidratos de carbono, proteínas y vitamina B1. Además, son una excelente fuente de fósforo, manganeso y ácido fólico.

Estas lentejas son bajas en grasas y solo aportan 360 calorías por cada 100 gramos.

Lee también: 6 mascarillas faciales con lentejas rojas para distintos problemas

1. Favorecen la correcta nutrición durante el embarazo

Favorecen la correcta nutrición durante el embarazo

Si estás embarazada te encantará conocer la primera de las propiedades de las lentejas rojas.

  • Gracias a su aporte de hierro, te ayudará a prevenir la anemia durante el período de gestación. Es común encontrar mujeres que requieren consumir un suplemento de hierro. Te recomendamos no dejarlo, pero también incluir estas lentejas.
  • A su vez, la fibra que contiene esta legumbre te ayudará a tener una adecuada evacuación y, por lo tanto, a corregir el estreñimiento que frecuentemente se encuentra relacionado con el embarazo.

Esta es una alternativa más sana a los laxantes tradicionales.

  • Finalmente, el folato que aportan ayuda a prevenir defectos o malformaciones en el sistema nervioso del feto y evitas las posibilidades de un parto prematuro.

2. Las lentejas rojas mejoran tu salud digestiva

Otra de las propiedades de las lentejas rojas es que, al ser ricas en almidones, mejoran la digestión y te hacen sentir saciada con menos cantidad y durante más tiempo.

Al encontrarse desprovisto de piel, proporcionan una mejor digestión que las lentejas comunes. Por otra parte, su consumo es muy adecuado para personas con problemas intestinales y gástricos, digestiones lentas y exceso de gases.

Gracias a la fibra que aporta este alimento, previene el estreñimiento. Te recomendamos consumir una taza de lentejas rojas cocidas, al menos, una vez a la semana.

3. Ayudan a prevenir el cáncer

Ayudan a prevenir el cáncer

Una de las mejores propiedades de las lentejas rojas es que gracias a su alto contenido en fibra facilitan el tránsito intestinal y arrastran las sustancias cancerígenas que pueden estar alojadas en el conducto digestivo. De esta forma, evitas que tu organismo las absorba.

Por otra parte, el consumo de este alimento también te protege contra el cáncer de mama y próstata porque regulan los niveles de estrógeno y testosterona.

Visita este artículo: Lentejas, fuente de proteínas y antioxidantes

4. Mejora tu rendimiento intelectual

Los hidratos de carbono, vitaminas, proteínas y minerales que aportan las lentejas rojas son vitales para la adecuada alimentación de los nervios y el cerebro.

Por eso es recomendable que consumas este alimento si has notado que tu memoria o capacidades mentales últimamente te dan algunos problemas.

  • Además, estas propiedades de las lentejas rojas son de gran utilidad para los niños en etapa de crecimiento, jóvenes que se encuentren estudiando y personas que estén sometidas a situaciones de estrés y tensión.

¿Cómo preparar las lentejas rojas?

Cómo preparar las lentejas rojas

Una de las ventajas de las lentejas rojas es su tiempo de cocción, el cual es muy rápido. No requieren de un período de remojo previo, por lo que son más rápidas de preparar que las lentejas tradicionales.

Para cocinar una porción necesitas:

Ingredientes

  • 1 taza de lentejas rojas crudas (200 g)
  • 2 tazas de agua o caldo (500 ml)

Preparación

  • Enjuaga las lentejas bajo el chorro de agua del grifo.
  • En una olla, coloca el caldo y las lentejas y cuécelas durante 20 minutos.
  • Si al caldo le hace falta un poco de sazón, es posible que debas añadir un toque de sal y pimienta. Al momento de la cocción, las lentejas suelen variar un poco en su color y tornarse más claras.
  • Una vez que tengas las lentejas cocidas puedes consumirlas solas o usarlas para preparar otras sopas y ensaladas.

Ensalada alta en proteína

Para darte una idea, te dejaremos una ensalada básica. Tiene un sabor excelente y es rica en grasas sanas y proteína por lo que cualquiera la puede consumir.

Ingredientes

  • 1 taza de lentejas rojas cocidas (200 g)
  • 1 pechuga de pollo, marinada al gusto y asada
  • ½ aguacate maduro
  • ½ taza de granos de maíz cocidos (100 g)
  • ½ pepino sin semillas
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • El jugo de 1 limón
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación

  • Pica el pollo en pequeños trozos una vez que esté asado.
  • Pica el aguacate y el pepino en pequeños cubos.
  • En un bol, combina las lentejas, la pechuga de pollo, el aguacate, el maíz y el pepino.
  • Combina el aceite de oliva y el jugo de limón y aliña la ensalada.
  • Añade un poco de sal y pimienta para completar el sabor.

Esta ensalada es genial porque te permite jugar con los sabores. El pollo lo puedes preparar con distintas marinadas o cambiarlo por carne o pescado.

Los vegetales también puedes sustituirlos para experimentar sabores. Por ejemplo, el pepino lo puedes cambiar por el pimiento para mantener ese toque crocante pero fresco.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar