4 razones por las que sientes palpitaciones

Ángela Aragón 8 octubre, 2017
Aunque lo normal es asustarse cuando sientes palpitaciones, no tienes por qué preocuparte, ya que puede deberse a muchas razones. Lo que sí debes hacer es ir al médico.

Todo el mundo te dice que vayas al médico, pero tú no lo haces. Finges que no te importa, pero en el fondo te da miedo. Desde hace un tiempo sientes palpitaciones y no sabes por qué.

Haces las mismas cosas que antes, de repente aparece esa sensación y temes que te esté pasando algo grave. Sin embargo, cuando pasa, decides ignorarlo, para no afrontar ese sentimiento que te sobreviene.

Tus amigos y familias tienen razón. Lo mejor es que el doctor te vea, aunque no tiene por qué tratarse de algo peligroso.

Pueden originarse por algo grave, pero también por algo controlable, ¿quieres saber cuáles pueden ser sus causas?

Por qué sientes palpitaciones

1. Tomas café y fumas

Tomas café y fumas

Puede ser algo tan sencillo como eso. Tenemos jornadas tan largas y tan intensas que recurrimos al café o al té.

Sin embargo, no todos los sistemas nerviosos son iguales. Algunos son más sensibles que otros a este tipo de estimulantes.

  • Prueba a rebajar su ingesta durante un par de semanas, como mínimo, y observa cómo te sientes.
  • Si desparecen las palpitaciones, pero tienes decaimiento, te sugerimos otras vías, como el deporte matutino o los smoothies estimulantes.

Si fumas, esto empeora. La nicotina también es excitante, por lo que el cóctel es explosivo.

  • Es probable que dejarlo todo a la vez sea demasiado para ti.
  • Lo ideal es que reduzcas el número de cigarrillos de manera progresiva, hasta que dejes de fumar del todo.

Visita este artículo: 8 motivos por los que deberías dejar de fumar ahora mismo

2. Ansiedad

Ansiedad

Suelen venir con un dolor, un peso, que nos hace pensar que estamos sufriendo un infarto.

La ansiedad es un estado de permanente alerta. Funciona de la siguiente manera:  percibe un peligro y activa el corazón para que te apartes lo más rápido posible de la amenaza.

El problema viene cuando interpreta la vida en esos términos, ya que aparecen esas palpitaciones que sirven para asustarnos, aún más de lo que estamos. Y añadimos otra causa de ansiedad más.

  • Por tanto, la única manera de parar ese bucle es que nos revise el médico.
  • Conseguirás el alivio de saber que no te pasa nada físico, y podrás ponerte manos a la obra para detectar el origen de tu problema y tratarlo.

3. Anemia

Anemia

La anemia se produce cuando tenemos los glóbulos rojos bajos. Estos son muy importantes para que el oxígeno llegue a nuestro corazón. Por eso, si la padeces, sientes palpitaciones, sin que encuentres explicación para ello.

  • Al no tener el alimento necesario, el corazón se esfuerza demasiado y notamos estos latidos más fuertes de lo normal.
  • No es extraño que esto se una con lo anterior. Al percibirlas, es frecuente que nuestros niveles de estrés aumenten, lo que agrava nuestro estado de ánimo.
  • Además, nos cansamos con más facilidad que antes. Unas sencillas escaleras pueden desembocar en un episodio de agotamiento que no entendemos.

La intensidad del mismo dependerá de la gravedad de la anemia.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿La anemia afecta a nuestras emociones?

4. Enfermedad coronaria o cardiovascular

Enfermedad coronaria o cardiovascular

Es cierto que cuando sientes palpitaciones, puede ser un indicio de que padeces este tipo de dolencia. Ya sea por una lesión en el músculo, en las arterias o en la circulación de la sangre.

En cualquier caso, el hecho de que se manifieste de este modo es una ventaja.

Mucha gente se entera de que tiene un cuadro de este tipo cuando la situación es grave.

  • Sin embargo, estos avisos te ayudan a localizar el problema, antes de que pasen a mayores. Ten en cuenta que, cuando sufres un infarto, una parte del corazón se necrosa, es decir, queda inutilizable.
  • Por el contrario, si reparas en ellos, es posible que solo necesites una medicación o una mínima cirugía.
  • Recuerda que hoy en día tenemos una enorme variedad de soluciones para las afecciones relacionadas con el corazón.

Por tanto, es vital que acudes al médico lo antes posible. Los doctores averiguarán lo que te ocurra y pondrán soluciones.

No hacerlo significa dar la espalda a algo que quizá no se vaya, por lo que la rapidez es indispensable. Si es algo, lo frenas. Si no es nada, te tranquilizas.

Siempre ganas.

Te puede gustar