4 razones por las que nos sentimos solos y cómo superarlo

Raquel Lemos · 26 junio, 2018
No es lo mismo estar solo que sentirse solo y, aunque muchas veces confundamos estos dos términos, solemos sentirnos y creer que estamos solos cuando en realidad no es así

Nos sentimos solos en determinadas circunstancias y situaciones que son aprendidas. Porque, si de verdad nos miramos en un espejo y observamos nuestro alrededor, nos daremos cuenta de que, en realidad, no estamos solos.

Cada vez que nos sentimos solos un vacío se apodera de nosotros. Tenemos miedo a no tener a nadie a nuestro lado. Esto hace que actuemos de determinadas maneras que, en lugar de resolver esta situación, la agravan. Por eso, hoy vamos a descubrir 4 razones que explican porqué sucede esto.

1. Nos sentimos solos por no tener pareja

No tener pareja parece ser imprescindible en la sociedad en la que vivimos. Esta situación hace que los demás te digan que tienes que salir más, que tienes que arreglarte más… En definitiva, te dan consejos para que resuelvas tu “soltería”.

Pero ¿y si en tu interior no quieres tener pareja? ¿Es necesario sentirse solo por esto? Lo cierto es que estar soltero no debería hacerte sentir solo.

Si es así, es porque las creencias que afirman que “sin pareja no soy nada”, “se me está pasando el arroz” o “me quedaré solo toda la vida” están actuando en ti.

Sentirnos solos

Sentirnos solos por no tener pareja nos aboca a depender de alguien para poder ser felices. Esto nos va a hacer muy desdichados, ya que tenemos que aprender estar bien y en paz sin nadie a nuestro lado. Nuestra felicidad no depende de otras personas.

Lee también: 6 hábitos saludables para parejas felices

2. No seguimos el camino de los demás

Esto está bastante ligado a lo anterior y es que, cuando no seguimos el camino establecido, cuando no queremos tener pareja pero la mayoría de nuestros amigos la tienen, nos sentimos solos. Aunque, más que solos, nos sentimos faltos de apoyo e incomprendidos.

No seguir el mismo camino que los demás nos hace sentirnos solos. Sin embargo, no lo estamos. La confianza en nosotros mismos, así como aumentar la autoestima y la seguridad, serán condiciones indispensables para sentirnos bien.

Nuestra vida es un papel en blanco. No importa que hayamos nacido en una cultura y sociedad donde la mayoría de las personas actúan o siguen un camino determinado. Nosotros tenemos que vivir la vida que queremos, la que nos hará felices, aunque no se corresponda con la que los demás suelen elegir.

3. Los amigos que tienen pareja desaparecen

¿Qué suele ocurrir cuando un amigo se echa pareja? Pues que suele desaparecer y dejar a sus amistades de lado. Hasta que rompe la relación con esa persona, rara vez puede quedar. Esta situación pasa con más frecuencia de la que nos gustaría.

Para llevar esto de la mejor manera, sobre todo si tenemos muy pocos amigos, debemos animarnos a hacer aquello que hacemos con los amigos, pero sin ellos. ¡Podemos ir a tomarnos un café solos! ¡Podemos ir al cine solos! No tenemos por qué sentirnos solos. Tenemos la mejor compañía: nosotros.

Soledad nos sentimos solos

Muchas veces, la sociedad nos condiciona a realizar diversas actividades con otras personas. No obstante, podemos disfrutarlas también sin nadie más que con nuestra propia compañía. Esto nos permitirá conoceremos mejor y aprenderemos a disfrutar de la vida sin depender de los demás.

Ver también: Mi hijo tiene miedo a estar solo

4. Intentamos no cubrir nuestras carencias

Cuando nos sentimos solos por algunas de las razones anteriores lo más probable es que busquemos estar con los demás porque tenemos algún tipo de carencia. Por ejemplo, si nuestros padres no nos dieron afecto, nos faltarán esas caricias y ese amor.

Por lo tanto, en la vida adulta, tendremos una falta de cariño que intentaremos suplir estando con personas que nos lo den. Pero, si se van de nuestra vida, volveremos a sentirnos solos. Por lo tanto, no funciona.

Cuando nos sentimos solos porque buscamos que los demás cubran partes de nosotros que no somos capaces de llenar, es importante hacer un trabajo para aumentar la autoestima.

Es necesario acudir a un profesional que nos ayude a saber qué cosas nos llenan y que nos guíe para que consigamos darnos a nosotros mismos todo ese amor o afecto que nos ha faltado. De esta manera, no tendremos nunca más que buscarlo en los demás.

Entender todo esto para evitar sentirnos solos es un proceso largo hasta que se lleva a la acción. Sin embargo, es el único camino para que podamos ser realmente felices sin depender y sin atarnos a nadie.