4 razones por las que deberías consumir más alcachofa - Mejor con Salud

4 razones por las que deberías consumir más alcachofa

El sabor amargo de la alcachofa ya nos indica que es muy beneficiosa para el hígado. Además de ser diurética y ayudarnos a bajar de peso, nos permite eliminar toxinas

Además de ser una delicia en nuestra gastronomía, la alcachofa es uno de los alimentos más medicinales que podemos consumir hoy en día.

La primera pista nos la ofrece su sabor: es ligeramente amarga, a la vez que fibrosa. Esto ya nos indica que es un tipo de hortaliza muy saludable para nuestro hígado.

Es rica en múltiples vitaminas, minerales y aminoácidos capaces de restaurar nuestro equilibrio interno para que se refleje en el exterior, en un peso más ajustado, y sobre todo, en el bienestar.

Hoy en nuestro espacio queremos invitarte a ti y a toda tu familia a que lo pongáis en práctica: ¡Hay que consumir más alcachofas!

1. Alcachofa, muy adecuada para el hígado

La hoja de la alcachofa contiene un aporte muy elevado de nutrientes como el magnesio o el potasio. Además de ello, está ese sabor amargo del que antes te hablábamos.

¿Sabes a qué se debe? A una sustancia llamada cinarina, que actúa como una excelente ayuda natural para el hígado:

  • Estimula la secreción biliar.
  • Nos ayuda a digerir grasas.
  • Previene la ictericia.
  • Reduce la inflamación del hígado.
  • Le permite regenerar las células hepáticas, depurando metales pesados y otras sustancias tóxicas que interfieren su correcto funcionamiento.
  • El consumo regular de alcachofa nos ayuda a tratar el hígado graso y a reducir el colesterol elevado.

Lee también cómo la alcachofa puede ayudarte a reducir el ácido úrico

2. Muy adecuada para favorecer la pérdida de peso

Antioxidante-alcachofa

La alcachofa forma parte de esos alimenticios esenciales que nos van a permitir lleva una dieta adecuada y, a la vez, depurar de forma efectiva las grasas para ir perdiendo peso.

  • No se trata de consumir alcachofas de forma exclusiva a lo largo del día, sino de que nos sirvan de complemento.
  • Sus fibras vegetales nos van a ayudar a reducir la sensación de apetito: nos sentiremos más saciadas.
  • La alcachofa es también un diurético muy poderoso, de forma que nos va a permitir reducir la incidencia de la retención de líquido y la molesta acumulación de toxinas.
  • Tampoco podemos olvidar que gracias a la cinarina se estimula la producción de bilis, muy importante para favorecer la síntesis y la digestión de las grasas.

3. Nos ayuda a tratar la diabetes

Este dato es también muy interesante: la alcachofa nos va a permitir equilibrar el nivel de azúcar en sangre, evitando así esas subidas tan peligrosas para muchos diabéticos.

Son un tipo de hortaliza muy alta en nutrientes y, por lo tanto, nos van a ofrecer energía y un adecuado aporte vitamínico sin necesidad de recurrir a alimentos ricos en grasas o azúcares para obtener esa vitalidad para poder funcionar.

Si combinamos bien la alcachofa con otros alimentos, evitaremos la peligrosa incidencia de los picos de glucosa en la sangre. Se mantendrá estable y nos ofrecerá una buena calidad de vida.

Descubre 3 formas de adelgazar gracias al consumo de alcachofa

4. La alcachofa nos ayuda a depurar toxinas

Sintomas-en-el-riñon

Este dato es, sin duda, el más apreciado por la mayoría de personas habituadas a consumir alcachofas de forma regular. Son de nuevo la cinarina y ese ligero sabor amargo los protagonistas de la mayoría de beneficios contenidos en la alcachofa.

Es depurativa, favorece las digestiones y la absorción de nutrientes, a la vez que es capaz de llevarse las toxinas y el exceso de grasas para descomponerlas, y eliminarlas a través de la orina.

Cuida de nuestra salud renal y hepática, y se alza además como uno de los alimento preferidos por los que siguen una dieta vegetariana. ¡Son muy nutritivas!

Té de alcachofas para combatir la celulitis

¿Te gustó este vídeo? ¡Suscríbete!Suscríbete a nuestro canal y recibe los mejores vídeos cada semana.
¡Totalmente gratis!
Suscríbete

Ensalada depurativa de alcachofa, limón y cebolla morada

ensalada-alcachofas-rucula

Ingredientes

  • 4 corazones de alcachofa
  • ¼ de cebolla morada
  • Un tomate maduro
  • Queso fresco bajo en grasas
  • 100 g de rúcula
  • Un poco de orégano
  • ½ limón
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra

¿Quieres leer más? Descubre cómo adelgazar con agua de alcachofas

Preparación

  • Lo primero que tendremos preparado serán los corazones de las alcachofas, ya hervidos y bien blanditos.
  • Después, corta en láminas muy finitas la cebolla morada. Debe estar cruda, de esta forma nos aporta esas enzimas digestivas tan adecuadas.

No obstante, pon la cantidad que más se ajuste a tu organismo y que sepas que no te va a sentar mal.

  • Lava el tomate, y corta en cuadraditos el queso fresco.
  • Ya tenemos todos los ingredientes listos. Ahora solo tenemos que preparar el plato. Pon la rúcula como base, después sitúa los corazones de las alcachofas y las tiras de cebolla por encima.
  • Añade el queso fresco y espolvorea un poco de orégano por encima; le dará un sabor muy original.
  • Ahora, rehoga la ensalada con el jugo de medio limón, y añade también un poco de aceite de oliva al gusto.

Verás como te gusta. Es un plato muy fácil de preparar que nos puede venir muy bien para la hora de la comida o el almuerzo.

Además, esta ensalada es baja en grasas, depurativa y, gracias a las enzimas de la cebolla roja, mejoraremos también las digestiones y reforzaremos nuestro sistema inmunológico.

¿La probamos hoy mismo?