4 razones por las que puedes sufrir una intoxicación alimentaria

Brunilda Zuñiga · 24 mayo, 2016 · Última actualización: 28 noviembre, 2018 28 noviembre, 2018
Para evitar la intoxicación por alimentos debemos ser muy cuidadosos con todo aquello que vayamos a consumir y, ante la menor duda, desecharlo para evitar correr riesgos

Dicen que barriga llena, corazón contento. Nos gusta comer y, a la mayoría, nos encanta experimentar nuevos sabores. ¡Eso nos hace muy felices! Sin embargo, si no quieres ser víctima de intoxicación por alimentos debes tomar varios precauciones. Por esa razón, te planteamos 4 situaciones en las que puedes enfermar por mala manipulación de los alimentos.

Comiste en un lugar de sospechosa calidad

menu hamburgs patatas

Si te gusta comer mucho, entonces debes tener precaución con tus antojos. Relaciona el lugar con el tipo de alimento que te apetece.  La higiene con la que se manipulan los alimentos es básica. Por esa razón, evita lugares donde los alimentos no estén debidamente conservados, observes que el personal no sigue unas normas de manipulación adecuadas (fumar, no lavarse las manos con frecuencia, etc…)

Ver también: 5 razones para evitar la dieta de alimentos crudos

Mucho cuidado con el agua

toma agua purificada

En Europa, el agua del grifo es perfectamente segura, sigue unos estándares altos de cloración y tratamiento para que no suponga ningún problema. Por esa misma razón, si nos encontramos en algún país donde tengamos duda de la calidad del agua, hay que consumirla siempre embotellada, y no permitir jamás que nos sirvan una botella ya desprecintada.

Ensaladas, ojo con la limpieza

La misma medida que utilizamos para el agua ha de seguirse para el consumo de verduras y ensaladas. En caso de encontrarnos en lugares donde la calidad de las aguas sea pobre, evitaremos el consumo de productos crudos. La razón es simple, el lavado de las mismas  puede aportar algún contaminante que puede hacernos enfermar.

La solución para este tipo de casos puede tener dos vertientes: o evitar su consumo durante el tiempo que estemos fuera de casa o consumirla siempre pelada, desechando las pieles que pueden tener restos contaminados, ya sea de bacterias o pesticidas que pueden hacer que tengamos problemas futuros.

Te recomendamos leer: Métodos industriales y métodos caseros de conservación de alimentos

Usa bien el horno microondas

Microondas

El horno microondas es un utensilio que se antoja como básico en cualquier cocina, permite calentar los alimentos en muy poco tiempo, con el consiguiente ahorro del mismo. Sin embargo debemos seguir unas normas básicas a la hora de usarlos.

  • Calentar siempre con tapa: Los alimentos, al ser calentados, suelen provocar salpicaduras y ensuciar el interior del mismo. Con la tapa conseguimos una cocción más uniforme y evitamos manchar más de lo debido el horno. No se trata solo de estética, son restos que quedan en las paredes del microondas que pueden contaminar en el futuro un alimento. Aprende un sencillo truco para limpiar tu microondas aquí.
  • No dejar los alimentos fríos: Siempre es mejor asegurarse de no haber dejado ninguna arte del alimento frío. Sabemos que el color consigue acabar con las bacterias resistentes, así que si notas que hay alguna porción que no ha alcanzado la temperatura, es mejor que vuelvas a calentarlo.
  • Bogotá, S. D. de S. de. (1997). Enfermedades transmitidas por alimentos – E TA –. Drugs.
  • Ventura da Silva, M. (2013). Aves de Corral y Productos Avícolas: Riesgos para la Salud Humana. Consumo. In Revisión del Desarrollo del Sector Avícola.
  • Hernandez Perez J.M, G. V. M. (2003). Intoxicaciones por productos domésticos. Medicina.