4 recetas con verduras para comer bajo en calorías

En cualquier dieta adelgazante no pueden faltar las verduras. Nos aportan muchos nutrientes, la fibra que nuestro organismo necesita, y pocas calorías. Con ello obtenemos una sensación de saciedad y disfrutamos del sabor de estos platos

Las verduras son las aliadas indispensables de una dieta para adelgazar. Las recetas con verduras aportan pocas calorías, pero alto contenido de fibra, lo que origina una mayor sensación de saciedad. Además, son muy nutritivas.

Para variar el menú y no aburrirse con las clásicas ensaladas, veremos a continuación 4 recetas con verduras superricas, fáciles y rápidas de hacer.

Recetas con verduras bajas en calorías

 Estas cuatro recetas con verduras pueden ser el primer plato, tanto de la comida como en la cena. Son deliciosas, completas y, por supuesto, bajas en calorías; Son elaboraciones ideales para quienes desean mantenerse en forma y, a su vez, comer saludable y rico.

Ver también: 7 razones para comer espinacas todos los días de la semana

Revuelto de espinacas

 Ingredientes para 4 raciones

  • 4 huevos
  • 2 vasos de caldo de verduras (400 ml)
  • 6 tazas de espinaca picada (270 g)
  • 1 cucharada de queso rallado (20 g)
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1 cucharada de perejil picado (15 g)
  • 3 cucharadas de crema de leche light (45 ml)
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • Aceite de oliva
Bol de espinacas.

Preparación

  1. Poner al fuego una sartén con un chorrito de aceite.
  2.  Agregar el ajo y la cebolla. Rehogar hasta que la cebolla esté transparente.
  3. Añadir la espinaca picada en crudo. Remover. A continuación, incorporar el caldo y el perejil.
  4. Dejar cocinar unos minutos. Agregar el queso rallado y salpimentar.
  5. Dividir la preparación en cuatro platos hondos o cuencos aptos para horno.
  6. Hacer un hueco en el medio. Cascar un huevo en el centro y añadir una cucharada de crema.
  7. Tapar cada plato con papel aluminio y llevar al horno, a una temperatura fuerte, hasta que las claras estén blancas. Servir.

Tortilla de verduras

Ingredientes para 2 porciones

  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • ¼ de pimiento rojo
  • ¼ de calabacín
  • 3 espárragos
  • 5 champiñones
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación

  1. Lavar bien las verduras y cortarlas en dados pequeños. Colocarlas en un cuenco, salpimentar.
  2. Calentar una sartén con apenas un poco de aceite. Añadir las verduras. Dejar cocinar unos minutos, removiendo con cuchara de madera hasta que las verduras estén blandas.
  3. Batir los huevos y añadirlos a la sartén. Remover para que se integren bien con el huevo.
  4. Cuando la tortilla esté cocida por un lado, tapar la sartén con un plato y dar vuelta. Dejar cocinar del otro lado. Servir.

Calabacines rellenos

Ingredientes para 2 personas

  • 2 calabacines
  • 1 pechuga de pollo hervida
  • 1 cucharadita de curry en polvo (5 g)
  • 2 lonchas de queso magro
  • 1 cebolla
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Lavar bien los calabacines. Con la ayuda de una cuchara, retirar la pulpa del interior, con cuidado de no romperlos. Reservar.
  2. Salpimentar los calabacines y llevar al horno durante unos 10 minutos, aproximadamente.
  3. Mientras, calentar una sartén con aceite de oliva. Rehogar la cebolla picada junto con la pulpa de calabacín. Añadir la pechuga de pollo previamente troceada. Condimentar con el curry, sal y pimienta a gusto.
  4. Sacar los calabacines del horno. Dejar enfriar un momento y rellenarlos con la mezcla.
  5. Colocar una loncha de queso y volver al horno, hasta que el queso se gratine. Servir acompañado de una ensalada.

Lee también: Recetas para preparar budín de verduras

Milhojas de berenjena

Ingredientes para 4 porciones

  • 2 berenjenas grandes
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • ¾ vaso de tomate triturado (150 ml)
  • 300 g de queso magro
  • Queso rallado light
  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Primero lavar las berenjenas. Cortarlas en finas láminas a lo largo. Colocarlas las lonchas en un plato y echarles un poco de sal.
  2. Dejar que escurran toda el agua y el sabor amargo que puedan llegar a tener (30 minutos, aproximadamente). Mientras, preparar el relleno.
  3. Rehogar la cebolla cortada en rodajas finas y el ajo picado en una sartén con aceite de oliva.
  4. Agregar el tomate triturado, sal pimienta y orégano. Dejar cocinar unos minutos.
  5. Lavar las láminas de berenjena para quitarles la sal. Secarlas con papel de cocina. En otra sartén con un chorrito de aceite, dorar cada lámina de ambos lados.
  6. Precalentar el horno a 200 ºC. En una fuente adecuada, intercalar las láminas con el sofrito de tomate y lonchas de queso magro. Repetir el procedimiento hasta alcanzar tres capas, terminando con berenjenas.
  7. Cubrir con queso rallado y llevar al horno hasta que este se gratine. Es importante hacerlo a temperatura no muy alta, porque el queso podría quemarse antes de dorar.
  8. Servir.