4 recetas que puedes preparar en tu exprimidor de jugos… y no son jugos

El exprimidor de jugos es un electrodoméstico muy versátil que podemos aprovechar para elaborar diferentes recetas que no se limitan a las combinaciones de frutas o vegetales

¿Compraste un exprimidor de jugos que nunca usas? Nadie puede negar que en años recientes se puso de moda eso de hacer batidos para tener una mejor dieta.

Sin embargo, las posibilidades que estos electrodomésticos nos brindan no se terminan ahí.

A continuación te presentamos algunas recetas fáciles y saludables que puedes preparar con tu exprimidor de jugos. Aprende a sacarle más beneficios y complementa tu dieta con más recetas saludables y originales.

1. Leche de almendras

leche-almendras

La leche de almendras es una excelente alternativa a la leche de origen animal. Es nutritiva y rica en vitaminas A, B y E. Además, aporta elementos esenciales como calcio, hierro, magnesio y fibra.

Si hasta ahora has comprado la leche de almendras, tal vez ya te hayas dado cuenta de que no es tan económica como otras opciones. Por si esto no fuese suficiente, algunas marcas comerciales añaden azúcares y otros elementos no tan naturales.

Por suerte, puedes preparar tu propia leche de almendras con tu exprimidor de jugos. Tan solo sigue los siguientes pasos.

Ingredientes

  • 1 taza de almendras previamente remojadas (150 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)  

Preparación

  • Para activar las almendras déjalas en remojo durante, al menos, 6 horas antes de usarlas.
  • Enjuaga las almendras remojadas con agua limpia.
  • Licua poco a poco en el extractor las almendras y las tres tazas de agua.
  • Cuela el líquido con un paño limpio y guarda en un frasco de cristal bien tapado.

Puedes consumir la leche de almendras tal y como sale del extractor o añadir unas gotas de miel si quieres un sabor más dulce. Si deseas una leche más cremosa, vuelve a pasar por el extractor la pulpa y la leche.

Esta leche de almendras puede conservarse entre 3 y 4 días en el refrigerador.  

Ver también: Cómo preparar bechamel con leche de almendras

2. Dip de pepino

Los dips son salsas cremosas muy versátiles que puedes combinar con cualquier tipo de bebidas y guarniciones. Este dip de pepino es perfecto para los días de calor en que quieres algo fresco y cremoso.

Ingredientes

  • 1 yogur natural (125 g)
  • ½ pepino grande
  • 1 cucharada de aceite de oliva. (16 g)
  • Sal (al gusto)
  • 1 diente de ajo picado
  • Unas hojas de menta fresca
  • El jugo de un limón

Preparación

  • Lava y pela el pepino y extrae sus semillas.
  • Coloca el pepino troceado en el exprimidor de jugos y procésalo.
  • En un recipiente, coloca la pulpa y el jugo de pepino e incorpora el yogur, el aceite de oliva, el diente de ajo picado, el jugo de limón y la sal.
  • Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea. Si deseas que el dip esté más líquido, agrega más jugo de pepino. Si lo quieres más espeso, añade un poco de yogur.
  • Refrigera durante 1 hora antes de servir. Mantén el sobrante en la nevera.

Puedes utilizar este dip de pepino para acompañar tortillas de maíz o galletas saladas y como aderezo de ensaladas y sándwiches.

3. Helado de yogur y mango

Helado de yogur y mango

Esta es una buena alternativa para refrescarte durante los días de calor. Aunque normalmente no te recomendaríamos los helados, esta es una excelente opción para incluir frutas en tu dieta y usar tu exprimidor de jugos.

Este helado es muy fácil de hacer, completamente natural y no contiene azúcar.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de coco congelada (250 ml)
  • La pulpa de 2 mangos congelada
  • 1 taza de yogur (200 g)

Te recomendamos leer: Deliciosas recetas con mango

Preparación

  • Procesa en tu exprimidor de jugos los tres ingredientes alternándolos.
  • Puedes servir la mezcla acompañada de galletas, arándanos frescos o chispas de chocolate.

Está receta es muy sencilla y puedes cambiar el mango por la fruta de tu preferencia. Incluso, puedes usar un trozo de chocolate amargo o cacao.

En caso de que desees añadir un poco de sabor dulce, agrega un par de gotas de estevia líquida o un poco de miel. Si no te gusta la leche de coco, puedes cambiarla por leche de almendras o la que tengas a mano.

4. Mayonesa de remolacha

Mayonesa de remolacha

La remolacha, también conocida como betabel, es un alimento bajo en grasas, con muchas vitaminas y minerales y rico en antioxidantes.

Ya que tiene un abundante suministro de ácido fólico, el consumo de betabel está altamente recomendado en mujeres embarazadas y en personas con anemia.

Esta receta de mayonesa de remolacha es una alternativa saludable, perfecta para acompañar todo tipo de comidas. Tal vez te resulte un poco raro comerla al inicio, pero verás que es deliciosa.

Ingredientes

  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de mostaza (40 g)
  • 1 ½ tazas de aceite vegetal (300 g)
  • 2 remolachas medianas
  • El jugo de 1 limón
  • Sal (al gusto)

Preparación

  • Lava y pela las remolachas y procésalas en el exprimidor de jugos.
  • Retira de la jarra el jugo obtenido.
  • En una licuadora coloca la yema de huevo, la mostaza, la sal, el jugo de limón y un tercio del jugo de remolacha.
  • Licua a velocidad baja e integra de a poco el aceite vegetal, añadiendo el jugo de remolacha restante.
  • Procesa hasta obtener una preparación espesa y homogénea.

Para guardar esta mayonesa te recomendamos utilizar un recipiente con tapa y dejarla en el refrigerador. Esta mayonesa de remolacha es ideal para aderezar ensaladas, tostadas, galletas o rodajas de pan.

¿Y tú? ¿Qué otras recetas preparas en tu exprimidor de jugos?

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar