4 recomendaciones para aliviar el lumbago

Ivan Aranaga Amengual · 7 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 7 enero, 2020
El Dr. Peter J. Moley recomienda fortalecer los músculos abdominales, así como los músculos de la espalda, ayuda a sostener la columna vertebral y a prevenir el dolor lumbar.

La mayoría de las personas adultas han sentido dolor lumbar por lo menos una vez en la vida. Este no es más que una presión en la base de la columna vertebral, específicamente en la zona que va desde la cintura hasta los glúteos, aquellos que han padecido de este dolor agradecerán conocer estas recomendaciones para aliviar el lumbago.

Esta dolencia es una de las más comunes en el mundo, superada nada más por la gripe. El dolor lumbar afecta a hombres y mujeres por igual, especialmente a los que llevan un estilo de vida sedentario o, por el contrario, hacen demasiado ejercicio.

Posibles causas del lumbago

El lumbago puede aparecer por diversas razones. A continuación repasamos algunas de las posibles causas para que las tengas en cuenta a la hora de comentarle a tu médico qué puede haber provocado la aparición de las molestias que experimentas.

De acuerdo con el Manual MSD: «a mayor parte de los dolores lumbares están causados por trastornos localizados en la columna vertebral y las articulaciones, músculos, ligamentos y raíces nerviosas adyacentes, o por trastornos de los discos intervertebrales».

Levantar exceso de peso

Bebida natural para bajar de peso y eliminar las toxinas

Cuando una persona supera su capacidad física al momento de cargar peso, los músculos se tensan en exceso y tienden a producir un intenso dolor en la zona lumbar.

En los jóvenes, la lesión de la zona lumbar proviene principalmente del exceso de peso en la espalda provocado por los bolsos escolares, sentarse incorrectamente o mantener posturas inadecuadas por demasiado tiempo.

Movimientos incorrectos

El dolor lumbar producido por movimientos en falso tiende a desaparecer sin necesidad de tratamiento alguno. El problema es que, si bien son fugaces, tienen un fuerte impacto en el cuerpo en el momento que se producen.

Infección en la columna

Enfermedades como la disquitis, osteomielitis y los abscesos también pueden estar detrás de esta dolencia.

Escoliosis

Se conoce como escoliosis a la  malformación de la columna, bien sea en sus dorsales, cervicales o lumbares. La enfermedad puede surgir a cualquier edad, pero sus síntomas suelen aparecer cuando se llega a la edad adulta.

Hernias

Aliviar el lumbago

Cuentan también como un tipo de malformación y suelen producir dolor lumbar cuando logran que los discos de las vértebras inferiores se desplacen de su lugar.

En estos casos pueden incluso llegar a presionar los nervios raquídeos.

  • La solución profesional para mitigar esta dolencia en casos extremos es la cirugía.
  • Algunas personas también recurren a la fisioterapia, rehabilitación y antiinflamatorios sin esteroides para disminuir el dolor.

Algunos tratamientos para aliviar el lumbago en casa

Vale destacar que, en casos leves, se puede mitigar la dolencia con los ejercicios y remedios caseros que presentamos a continuación:

1. Masaje con pelota

El procedimiento es sencillo.

  • Solo debes acostarte sobre una superficie plana y colocar una pelota de goma de tamaño regular –que quepa en el puño– debajo del glúteo.
  •  A continuación, realiza movimientos lentos y profundos de un lado al otro.
  • Para trabajar más superficies es recomendable cambiar de posición y, conforme avance el ejercicio, deberás colocarte más de costado.

Este masaje sirve para tratar la zona glútea, un área que está sometida a tensión constante por las posturas, exceso de tiempo sentado y falta de condición física.

Con  la terapia no solo conseguirás aliviar el lumbago sino otras lesiones como puntos gatillos, síndrome del piramidal o musculatura pelvitrocantérea.

2. Automasaje lumbar con palo

Médico con paciente con dolor de lumbares

  • Lo primero que debes hacer es conseguir un palo suficientemente largo para cubrir el ancho de la espalda. Puedes utilizar el de la escoba o el trapeador.
  • Toma el palo y deslízalo por toda la columna, de arriba abajo, lenta y profundamente.
  • Luego enfoca toda la fuerza en un solo lado, de adentro hacia afuera, y después pasa al otro lado.

Con este ejercicio relajarás los músculos de la espalda y por consiguiente lograrás aliviar el lumbago. Sirve como tratamiento para las lesiones lumbares.

Recuerda realiza el masaje de una manera profunda e intensa. El palo se emplea con el objetivo de ejercer la presión que no alcanzan a generar las manos.

 3. Leche con col

Según la sabiduría popular, la col puede ayudar a relajar la espalda, sus componentes sirven como relajante muscular.

  • Para prepararla con el fin de eliminar el dolor lumbar, debes colocar en un recipiente con leche caliente una col y dejarla reposar durante, al menos, cinco minutos.
  • Limpia bien la zona lumbar antes de aplicar esta mezcla, procede a poner la col por toda el área y déjala actuar por 15 minutos.
  • Para terminar, toma un baño con agua tibia para relajar.

Se cree que al calentar la hoja de col se liberan una serie de sustancias antiinflamatorias y analgésicas que le confieren en definitiva sus cualidades para aliviar la inflamación y el dolor.

La col es una verdura que contiene folatos que, según los expertos de la Fundación Española de la Nutrición, pueden ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga.

4. Perejil con sal

te de perejil

Por otra parte, se cree que la vitamina C junto a la luteolina presentes en el perejil, actúan como agente antiinflamatorio muy eficaz. Si se consume de forma regular en la dieta o en forma de suplemento, las patologías de origen inflamatorio mejoran sensiblemente.

  • Toma un recipiente con suficiente agua tibia, agrégale algunas ramas de perejil y unas cucharaditas de sal.
  • Coloca las ramas una por una sobre la zona afectada por el lumbago y deja que actúe por veinte minutos.
  • Con una toalla retira los restos del perejil y limpia y relaja la zona con alcohol isopropílico.

Nota final

En caso de tener lumbago, lo mejor es que acudas al médico (o en su defecto, al fisioterapeuta) y sigas sus indicaciones.