4 remedios caseros para balancear el pH vaginal

18 mayo, 2018
La zona vaginal es una parte muy delicada del cuerpo de las mujeres, por eso debemos tener una excelente higiene para evitar infecciones y malos olores

El pH (potencial de Hidrógeno) de la piel vulvovaginal de las mujeres varía a lo largo de su vida.

Durante la época fértil se sitúa entre 4,5 y 5. Antes de la menarquía es prácticamente neutro (alrededor de 7), valor que vuelve a alcanzar en la menopausia. También en la menstruación sube ligeramente (6,8 a 7,2), resultando más ácido en el embarazo (4 a 4,5).

Existen determinados hábitos o situaciones que pueden modificar el equilibrio natural de la flora bacteriana. Entre estos encontramos:

  • Higiene íntima con productos inadecuado
  • Utilizar prendas muy ajustadas o confeccionadas con fibras sintéticas que pueden provocar reacciones alérgicas
  • Tomar ciertos antibióticos
  • Uso de desodorantes íntimos
  • Preservativos

¿Cómo mantener regulado el pH vaginal para evitar infecciones?

Para evitar infecciones vaginales es necesario mantener una buena higiene personal, y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • La región perineal debe limpiarse de delante hacia atrás para evitar la colonización de la vagina y la uretra por parte de los microbios procedentes de la región anal.
  • La vulva debe limpiarse separando los labios, para evitar que las zonas de los pliegues queden sin limpiar.
  • No olvides retirar, si los utilizas, los tampones vaginales por la noche, ya que el riesgo de olvido es bastante frecuente.
  • Evita las duchas vaginales, que dejan la mucosa desprotegida. Estas disminuyen el mecanismo de depuración biológica de la vagina al arrastrar la flora vaginal normal.
  • Usa ropa interior permeable y evita los pantalones excesivamente ajustados.
  • Se recomienda evitar las prácticas sexuales orogenitales, con el fin de frenar la transmisión de gérmenes presentes en todas las bocas a la zona genital.

La normalización del pH vaginal es un factor decisivo en la prevención de las vaginitis, especialmente en los casos de vaginitis recurrentes o recidivantes.

Remedios caseros para balancear el pH vaginal

1. Vinagre de manzana

vinagre-manzana

El vinagre de manzana es ácido, por eso nos sirve para equilibrar el pH demasiado alcalino.

Tiene la capacidad de eliminar bacterias, virus y protozoos y favorece la colonización de bacterias buenas en el intestino y la vagina. Esto ayuda a restablecer el estado de equilibrio y mantiene bajo control a los microorganismos indeseados.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de vinagre de manzana (45 ml)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Agregaremos las 3 cucharadas de vinagre de manzana en el agua junto con la miel.
  • Mezclaremos bien y beberemos.

2. Yogur para regular el pH vaginal

yogur natural

Los lactobacilos que contiene el yogur nos ayudan a combatir los microorganismos perjudiciales y a mantener el pH vaginal en valores óptimos. El consumo regular de este lácteo puede evitar que tu entorno vaginal se vuelva demasiado alcalino.

Ingredientes

  • 7 yogures naturales (1 por día) 

Qué debemos hacer

  • Podemos optar por tomar un yogur al día o bien aplicarlo de forma tópica sobre la zona vaginal. 

3. Alholva para balancear el pH vaginal

La alholva o fenogreco es una planta maravillosa cuyas semillas ayudan a combatir muchas condiciones, como el mal olor vaginal.

La alholva es especialmente beneficiosa para la salud de las mujeres, ya que promueve el equilibrio hormonal, así como el ciclo menstrual regular. Su consumo frecuente puede ayudarnos a mantener estable el pH vaginal.

Ingredientes

  • Un puñado de semillas de alholva (12 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua y añadiremos las semillas de alholva.
  • Esperamos hasta que nuestra infusión hierva, apagaremos el fuego y dejaremos reposar 7 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, colaremos y beberemos.

4. Bicarbonato de sodio

Una de las causas del olor vaginal es el desequilibrio en el nivel del pH corporal. El bicarbonato de sodio puede ayudarnos a estabilizarlo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (9 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • En primer lugar, agregaremos 1 cucharada de bicarbonato de sodio en el agua y mezclaremos bien.
  • Revolveremos de manera consistente durante 1 minuto y beberemos.
  • Debemos hacerlo 3 veces por semana.

Sí sentimos malos olores en nuestra zona íntima es por que algo está ocurriendo. Así las cosas, hay que poner un plan en marcha, y adoptar algunas medidas de higiene para favorecer la protección y mantener balanceado el nivel de pH vaginal.

Te puede gustar