4 remedios caseros para equilibrar el pH vaginal

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 2 diciembre, 2018
Si sueles padecer con frecuencia infecciones y hongos en la vagina, prueba estos remedios caseros muy fáciles de llevar a cabo. Las bacterias y los hongos ¡se mantendrán bien lejos!

Tener un pH vaginal desequilibrado es uno de los motivos por los que se pueden desencadenar infecciones. Éstas provocan picor, ardor, olores desagradables e inflamación. Para evitar todo esto, hoy descubriremos 4 remedios caseros para equilibrar el pH vaginal que nos ayudarán a prevenir las infecciones.

Algunas de las causas que pueden desequilibrar el pH vaginal son las duchas vaginales, el uso de desodorantes, problemas hormonales derivados de la menopausia u otros motivos que nada tienen que ver con enfermedades de transmisión sexual. En todos estos casos, los remedios caseros que mencionaremos a continuación nos serán de gran ayuda.

1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un excelente remedio que no solo sirve para equilibrar el pH vaginal. Su composición ácida resulta muy eficaz para lidiar con las bacterias y los virus, evitando su proliferación descontrolada.

Remedios caseros para balancear el pH vaginal

Para que empiece a surtir efecto, se recomienda hacer uso del vinagre de manzana, al menos, dos veces a la semana durante el primer mes. Pasado este tiempo podemos ir reduciendo esta frecuencia. La mejor manera de utilizar este remedio natural para la vagina es de la siguiente manera:

  • Ponemos un recipiente con agua a hervir.
  • Cuando esté en el punto de ebullición añadimos 2 o 3 cucharadas de vinagre de manzana.
  • Dejamos hervir unos 2 minutos más y retiramos del fuego.
  • Ponemos el recipiente o el agua hirviendo en el bidé.
  • Nos sentamos encima durante unos 5 minutos sin que el agua toque nuestra piel.

2. Aceite de árbol de té para equilibrar el pH vaginal

El aceite de árbol de té también es uno de los remedios caseros para equilibrar el pH vaginal que tiene muchos otros usos. Las propiedades que lo hacen esencial es que es antifúngico y antibacteriano. La manera de utilizarlo para equilibrar el pH de nuestra vagina es algo diferente al anterior remedio.

  • Cogemos un tampón o una esponja menstrual.
  • Ponemos en un recipiente un poco de agua y algunas gotas de aceite de árbol de té.
  • Sumergimos el tampón o la esponja en esta mezcla y lo introducimos en la vagina.
  • Debemos dejarnos el tampón durante toda la noche.

Este remedio debe llevarse a cabo, como mucho, dos veces al mes. Si la idea del tampón no nos agrada, tenemos otra opción. Diluir las gotas de aceite de árbol de té en agua tibia y lavarnos una vez al día con esa mezcla, al menos, durante una semana. Después, podremos espaciar su uso.

3. Aceite de coco

Aceite de coco

El aceite de coco es muy beneficioso. Suele utilizarse con fines estéticos, para devolver el brillo al cabello o hidratar la piel seca. Sin embargo, también nos puede ayudar a recuperar una buena salud vaginal en el caso de que nuestro pH no esté equilibrado. Para obtener sus beneficios debemos seguir los siguientes pasos:

  • Como en el caso anterior, cogeremos un tampón o una esponja menstrual.
  • La empaparemos en el aceite de coco puro, por lo que prescindiremos del agua.
  • Nos introduciremos el tampón o la esponja en la vagina.
  • Tras 2 horas podemos retirarlo.

Como vemos, este remedio no requiere de una noche entera para hacer efecto. Gracias al aceite de coco, los hongos y las bacterias se mantendrán bien lejos de nuestra vagina. Podemos usarlo diariamente o, como mínimo, 3 veces a la semana.

Lee: ¿Tienes candidiasis vaginal? Descubre 5 remedios para combatirla

4. Ajo

El ajo es el último de los remedios caseros para equilibrar el pH vaginal que no es apto para todo el mundo. El motivo está en que puede irritar la vagina debido a lo fuerte que es. En estos casos, en lugar de aplicarlo, podemos ingerirlo añadiéndolo a nuestras comidas siempre que podamos. En el caso contrario, el procedimiento sería el siguiente:

  • Cogemos un diente de ajo, lo limpiamos y lo introducimos en la vagina.
  • Si esto no nos convence, podemos triturarlo y aplicar la pasta.
  • Lo dejamos actuar toda la noche.

Si sufres infecciones vaginales con frecuencia o tienes problemas con los hongos bastante a menudo te animamos a que pruebes estos remedios caseros para equilibrar el pH vaginal. Pero, incidimos en que el último, con ajo, es muy irritante. Si tienes la vagina irritada o inflamada por cualquier motivo, es mejor que solo pruebes las opciones anteriores.

¿Has utilizado algunos de los remedios caseros para balancear el pH vaginal? ¿Conoces alguna otra técnica que pueda equilibrarlo y que sea efectiva?

  • Fernández-Cid, A., and M. Fernández-Cid. "El pH vaginal y su importancia clínica." Gin Obs Clin 5 (2004): 75-80.
  • Martín, Rebeca, et al. "La microbiota vaginal: composición, papel protector, patología asociada y perspectivas terapéuticas." Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 26.3 (2008): 160-167.
  • Ombrella, Adriana M., Liliana Racca, and Laura Ramos. "Actividades proteinasa y fosfolipasa de aislamientos de Candida albicans provenientes de secreciones vaginales con distintos valores de pH." Rev Iberoam Micol 25.1 (2008): 12-16.