4 remedios para combatir la piel enrojecida por el sol

La exposición prolongada al sol produce quemaduras leves. Aprende aquí 4 remedios para combatir la piel enrojecida por el sol.

La piel enrojecida por el sol es consecuencia quemaduras leves por la exposición prolongadaDependiendo del grado de la quemadura, puedes experimentar hipersensibilidad cutánea, descamación, presencia de ampollas y tumefacción. 

También pueden aparecer otros síntomas como escalofríos, fiebre y debilidad. Estos suelen desaparecer en poco tiempo, no así el daño profundo generado a tu piel por el sol.

Una deficiente prevención ante la acción solar pone en riesgo tu salud. Por eso, si notas la piel enrojecida con tan solo salir de tu casa al supermercado, procura tomar medidas extras para evitar males mayores.

4 remedios para combatir la piel enrojecida por el sol

1. Avena

Avena para curar la piel enrojecida por el sol

La avena contiene emolientes y antioxidantes que hidratan y promueven la regeneración celular de la pielEste cereal ha sido utilizado para tratar casos de acné, urticaria, psoriasis y quemaduras solares leves con mucho éxito.

Para aliviar la piel enrojecida por el sol se debe preparar una pasta a base de avena. Esta resulta ideal para aliviar el enrojecimiento de la piel.

Ingredientes

  • ½ taza de avena (30 g).
  • ¼ taza de leche líquida (62 ml).
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g).

Preparación

  • Coloca la avena en la licuadora o procesador hasta hacerla harina.
  • Vierte la harina de avena en un recipiente y añade la leche líquida.
  • Remueve poco a poco para ir logrando una mezcla homogénea.
  • Añade la miel y mezcla bien.

Aplicación

  • Coloca la pasta resultante sobre las áreas enrojecidas de la piel.
  • Déjala actuar por 15 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, retira la mezcla de tu piel con delicadeza con ayuda de un paño humedecido con agua fría.
  • Puedes repetir diariamente hasta que la molestia desaparezca.

¿Quieres conocer más? Usos de la avena en la piel y cabello

2. Aloe vera

Aplicar aloe vera en la piel enrojecida por el sol

Esta magnifica planta es reconocida mundialmente por sus poderes para curar las quemaduras. Cuenta con propiedades cicatrizantes y efectos calmantes por lo que tener una planta de estas en casa será de gran valor.

Su acción regeneradora ayuda a recobrar la hidratación perdida por la exposición al sol en unas 24 horas, aproximadamente. El gel del aloe vera es absorbido por la piel con gran facilidad evitando la aparición de ampollas y aportando un efecto de calma duradero.

Aplicación

Para usar este potente remedio solo tienes que agarrar una hoja de aloe vera, abrirla y aplicar el gel directamente sobre la zona afectada. El alivio será inmediato.

3. Vinagre de manzana

Vinagre manzana para la piel enrojecida por el sol

El uso del vinagre de manzana es muy eficaz para tratar los casos de quemaduras leves o piel enrojecida por el sol. Este remedio se utiliza para evitar la aparición de ampollas y la descamación de la piel.

Sus propiedades antisépticas matan los gérmenes. También ayuda a equilibrar el pH de la piel, a la vez que favorece su recuperación. Es primordial tener la piel limpia antes de usarlo, y eliminar de ella cualquier loción o crema que te hayas colocado previamente.

Aplicación

  • Coloca el vinagre de manzana en una botella con atomizador y aplícalo en la zona enrojecida.
  • No rocíes tu cara con el vinagre: pues podría caerte en los ojos y perjudicarte.
  • En su lugar, utiliza un algodón embebido en vinagre de manzana y aplica sobre tu rostro con suavidad.
  • Si humedeces profusamente un paño en vinagre de manzana y lo colocas sobre la piel, te dará una sensación de alivio inmediato.
  • También puedes agregar dos tazas de vinagre (500 ml) en tu bañera y sumergirte por, al menos, 15 minutos en esta refrescante mezcla.

¿No lo sabías? 5 secretos de belleza con vinagre de manzana que debes conocer

4. Yogur

Yogur para la piel enrojecida por el sol

Otro de los remedios naturales para aliviar la piel enrojecida y sus síntomas es el yogur. Este producto lácteo posee bacterias beneficiosas que inhiben la proliferación de otros microorganismos oportunistas encargados de crear irritación excesiva y descamaciones dolorosas.

Para aplicar este remedio debes contar con yogur natural, preferiblemente, para lograr una mayor efectividad. Procura utilizarlo bien frío.

Aplicación

  • Su aplicación es muy sencilla: aplica el yogur directamente sobre la piel irritada por el sol y déjalo secar.
  • Retira con suavidad con ayuda de un paño húmedo
  • Repite si es necesario.

No desestimes la hidratación necesaria

Si la exposición al sol te sensibiliza la piel, trata de bajar la temperatura corporal con una hidratación adecuada. Darte una ducha refrescante y beber agua en mayor cantidad de la que normalmente acostumbras es muy importante.

Ingerir agua no eliminará las molestias ocasionadas por la acción del sol, pero sí ayudará a tu cuerpo a recuperarse de manera óptima.

El mejor remedio para este tipo de padecimiento es la prevención. Usar un protector solar a diario resulta imprescindible en estos días. No obstante, con estos tratamientos naturales podrás combatir la piel enrojecida por el sol.