4 remedios naturales a base de bicarbonato de sodio

Son muchos los usos del bicarbonato de sodio que desconocemos. ¿Quieres saber qué remedios naturales puedes elaborar con este elemento? Te los contamos más abajo

Sin dudas, el bicarbonato de sodio es uno de nuestros grandes aliados en el hogar. No sólo se puede utilizar para limpiar diferentes ambientes, sino también, como sustituto natural e ideal de varias aplicaciones cosméticas.

En el siguiente artículo sabrás cuáles son los 4 remedios naturales a base de bicarbonato de sodio más eficaces. Ahora bien, recuerda visitar a tu médico si crees que puedes tener un problema de mayor gravedad. Hecha esta advertencia, ¡veamos los beneficios y usos de este compuesto! 

Gingivitis: el bicarbonato de sodio puede ayudarte

Esta enfermedad o dolencia en la encías es mucho más frecuente de lo que pensamos. Básicamente se trata del sangrado de estas, el cual se produce sobre todo al cepillarnos los dientes.

Bicarbonato de sodio en un cuenco.

La opción más común para tratarla son los dentífricos especiales. Ahora bien, no debemos subestimar el poder de los remedios caseros. De este modo, si la inflamación se debe a una irritación simple (porque, por ejemplo, nos hayamos lastimado con un trozo de pan o alguna comida), el bicarbonato de sodio puede hacer un excelente trabajo.

En otros casos, la gingivitis aparece por una acumulación de placa en el borde de los dientes y muelas. Existen diversos cepillos para luchar contra esta, pero siempre acompañados de un producto eficaz.

Descubre: 5 soluciones naturales para controlar los síntomas de la gingivitis

¿Cómo debo utilizarlo?

Hacer gárgaras con bicarbonato de sodio o en lugar de usar dentífrico puede llegar a ser una excelente opción.

Si lo que quieres es prevenir la gingivitis, te será muy útil masticar vegetales crudos a diario, aumentar tu consumo de vitamina C y de calcio y, además, aplicar masajes suaves en la zona.

Bicarbonato de sodio para la gota

Miles de personas sufren de gota en todo el mundo y consumen cantidades enormes de analgésicos para tratar el dolor. Sin embargo, esto no nos suele aliviar más allá de lo superficial, solo durante algunas horas.

La gota es una enfermedad que afecta a los pies.

Si bien el bicarbonato de sodio no puede curar la gota, puede ayudarte contra esta, ya que esta enfermedad está causada por un incremento en los niveles de ácido úrico en el cuerpo que no se eliminan correctamente.

Una base de bicarbonato te será de ayuda para neutralizar la gota y, a su vez, contribuirá a aumentar la solubilidad del ácido úrico, reduciendo el dolor y las molestias, ya que el cuerpo podrá expulsarlo de manera más sencilla.

Por otra parte, puede llegar a maximizar el volumen de los fluidos corporales que pasan por el riñón e incrementar el pH de la orina. De esta manera, ayuda  a disminuir el riesgo de que se formen cálculos o piedras.

Te puede interesar: La influencia de la alimentación para padecer gota

Solo hay que mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y beber por las mañanas, después de almorzar y antes de irse a la cama por las noches.

El bicarbonato de sodio, un gran aliado para el blanqueo dental

Más arriba hemos hablado de las bondades del bicarbonato de sodio para tratar la gingivitis. Sin embargo su acción bucal no finaliza allí. Si deseas tener unos hermosos dientes, relucientes y blancos, puedes usar este producto.

Dientes blancos.

Las piezas dentales se manchan por diversas razones, como ser fumar, consumir café o té, alimentos con colorantes, una mala higiene bucal, raquitismo, envejecimiento, etc. El color amarillento se debe a que el esmalte blanco que cubre los dientes se va desgastando y deja al descubierto la dentina.

¡Ten en cuenta!

Ahora bien, la aplicación del bicarbonato para blanquear los dientes debe ser cuidadosa y sin excederse. Esto se debe principalmente al efecto que causa en el esmalte dental.

Una correcta aplicación puede ser usarlo una vez cada semana de promedio. Incluso algunas personas lo emplean una sola vez al mes.

¿Cómo debo aplicarlo?

  • Para blanquear los dientes se aconseja hacer buches con una preparación de 1 cucharadita de bicarbonato de sodio por media taza de agua.
  • El líquido tiene que pasar por todos los dientes y muelas. Al principio notarás que el gusto es un tanto salado, si bien debes tratar de soportar un poco y la boca se acostumbrará. ¡Pero no te bebas esa agua!
  • Repite al menos dos o tres veces al día (cada vez que te laves los dientes, por ejemplo). No obstante, has de recordar la advertencia que te hemos hecho anteriormente.

Lo bueno de este tratamiento natural para blanquear los dientes es que ayudarás a evitar el mal aliento. Además, es de gran ayuda frente a aftas, ampollas o cualquier imperfección o herida que tengas en la boca.

Echa un ojo a: 6 remedios caseros para tratar las aftas bucales

Bicarbonato de sodio frente al acné

Si hablamos de uno de los problemas de la piel más frecuentes, el acné es uno de ellos.

Este se da sobre todo en la etapa de la juventud y adolescencia y puede estar causado por diversos factores, tales como la piel grasa, el cambio hormonal, la predisposición genética, la alimentación o los cambios ambientales.

En crema, el bicarbonato de sodio puede ser útil frente al acné.

Los granitos se desarrollan en sitios donde el crecimiento de folículos sebáceos es alto. Por ello, es más probable que aparezcan en el rostro, la espalda, el pecho y el cuello.

Si bien la mayoría de las personas optan hacer un tratamiento para el acné debido a la apariencia y estética, lo cierto es que también es un desequilibrio en la piel que debe tratarse para que no empeore o se vuelva crónico. El bicarbonato de sodio es uno de los remedios naturales más eficaces para el acné.

Descubre: 5 remedios caseros para combatir el acné

¿Qué pasos debo seguir?

  • En primer lugar limpia bien el rostro con jabón neutro suave.
  • En un recipiente mezcla dos cucharadas de bicarbonato con agua hasta formar una pasta. La consistencia debe ser como una crema.
  • Aplica en las zonas donde tengas granitos o te moleste el acné. Realiza movimientos circulares para que penetre más en la piel y luego deja actuar unos minutos (no muchos porque puede causar irritación o sequedad).
  • Enjuaga con agua tibia y seca suavemente con una toalla.

Ya has visto que el bicarbonato de sodio puede ser un gran aliado siempre que tomes las debidas precauciones. ¿Te animas entonces a probar los remedios naturales que te hemos sugerido?