4 señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar

Raquel Lemos 27 mayo, 2018
Hay señales de tu periodo menstrual que pueden estar alertándote de algo. Diferenciar las que son normales y habituales de las que no es esencial para evitar problemas mayores.

¿Te duele la barriga cuando tienes tu periodo menstrual? ¿Sientes más ganas de ir al baño? Esto es totalmente normal. No obstante, hay señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar. Porque, en muchas ocasiones, pueden estar avisándonos sobre algo más grave.

Ante cualquier síntoma o dolor extraño, no debemos avergonzarnos por acudir al médico. Si nos dice que lo que nos ocurre es algo normal, al menos, nos quedaremos tranquilas. El problema está en que tendemos a normalizarlo todo, justificando determinados síntomas bajo la frase “es fruto del periodo”.

Señales de tu periodo menstrual importantes

A continuación, vamos a descubrir 4 señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar y que te estarán alertando de algo que nada tiene que ver con la menstruación. Es importante que les prestes atención y que seas sincera sobre si te han ocurrido o no en alguna ocasión.

1. Amenorrea

Imaginemos que este mes nos tiene que venir la menstruación, pero no lo hace. Cuando llega el mes siguiente, sí, por lo tanto, nos quedamos tranquilas pensando que es algo que puede ocurrir. A esto se le llama amenorrea y no tiene nada que ver con un posible embarazo.

No obstante, no es normal que la menstruación se salte un ciclo y, a veces, incluso dos. Aunque no estemos embarazadas, tenemos que ir al médico para comentárselo. Los motivos de la amenorrea pueden ser algunos de los siguientes:

  • Desequilibrios hormonales
  • Problemas de tiroides
  • Exceso de ejercicio
  • Dieta deficiente
  • Estrés, ansiedad o depresión
  • Menopausia prematura
Señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar

2. Dolores y cólicos muy fuertes

Es natural que durante la menstruación nos encontremos molestas, incómodas y que sintamos dolor. Sin embargo, si estos dolores o cólicos son muy fuertes, hay que prestarles la debida atención. Para ello, deberíamos responder a las siguientes preguntas.

¿Tengo dolor agudo en tan solo un lado de mi abdomen? ¿Junto con este tipo de dolor viene una menstruación excesivamente abundante? Si hemos contestado que sí, tal vez estemos ante alguno de los siguientes problemas:

  • Endometriosis: El tejido que debe crecer dentro del útero, empieza a crecer fuera de él ya sea en las trompas de Falopio, los ovarios o, incluso, en la vejiga.
  • Torsión ovárica: El ovario gira en torno al ligamento que lo sostiene provocando que la sangre no circule como debiera. En casos extremos, se puede perder el ovario.
  • Miomas uterinos: Son quistes, en un principio no cancerígenos, que crecen en el tejido muscular del útero. La mayoría son asintomáticos, pero en algunos casos puede darse un dolor intenso.

3. Sangrado anormal

El sangrado anormal, en ocasiones, no indica ningún problema mayor. No obstante, no está de más que nuestro médico nos realice un seguimiento por si acaso.

Si siempre tenemos un sangrado anormal entre ciclos o, incluso, en ocasiones nos viene la menstruación de forma irregular (muy abundante o muy escasa) debemos prestar atención.

Menstruación

Si estás tomando pastillas anticonceptivas estas señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar pueden no indicarte nada grave. No obstante, ¿te las han recetado por haber tenido un quiste ovárico previo?

Los sangrados anormales entre ciclos, una mentruación completamente irregular y a veces con intenciones de ser ausente puede indicar algún tipo de quiste ovárico, miomas o producción anormal de estrógenos.

4. Fiebre y mareos

La última de las señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar es aquella que tiene que ver con mareos, fiebre e, incluso, bajones de tensión. Esto no debería de ocurrir, así que, si te sucede, puede que te esté pasando algo más.

Si tu tensión baja de manera excesiva, puede indicar algún problema en la presión arterial. No obstante, tenemos que decir que es normal que notes un pequeño descenso los primeros días o incluso antes de que baje tu periodo.

Ahora bien, lo que sí no debe ocurrir es que sufras fiebre o mareos. En estos casos, puede que estemos ante una enfermedad inflamatoria pélvica que se produce debido a una bacteria. En muchas ocasiones esta bacteria tiene que ver con la clamidia y la gonorrea.

¿Alguna vez has detectado estas señales de tu periodo menstrual que no debes ignorar? ¿Has acudido a tu médico de cabecera para saber qué pasaba? Tomar por normales algunos síntomas puede evitar resolver un problema que nos está restando bienestar.

Te puede gustar