4 sencillos ejercicios para aliviar tu dolor cervical

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 4 enero, 2019
Tener una mala postura, el estrés o realizar un mal movimiento pueden ocasionar el dolor cervical. Con estos ejercicios podrás sentir un alivio casi inmediato.

El dolor cervical es muy frecuente e incómodo. Se trata de un malestar que se encuentra localizado en la zona cervical, es decir, en la parte posterior del cuello.

La sensación es como de tener un dolor punzante que se intensifica a medida que transcurre el tiempo. Todo ello hace que acabemos por no descansar correctamente.

El dolor cervical puede presentar diferentes grados de intensidad. De hecho, en algunos casos, puede llegar a ser una verdadera molestia hasta no poder soportar el dolor.

En estos casos, lo mejor es siempre acudir al médico. Sin embargo, si el dolor es moderado, te ofrecemos algunos consejos para que puedas aliviarlo tú mismo en casa. Será tan sencillo como seguir estos ejercicios que te recomendamos. ¡Toma nota de ellos!

Causas del dolor cervical

Estrés

Si tienes dolor cervical y te estás preguntando por qué lo tienes, toma nota de estas causas y busca cuál se corresponde con tus motivos. Así podrás intentar atajarlo lo antes posible.

  1. Mala postura. Las malas posturas se pueden dar por múltiples motivos, incluso, por simplemente tener mal ubicado el ordenador. Estos dolores son cada vez más frecuentes por la postura constante que adoptamos cuando usamos el móvil o el ordenador.
  2. Ciertas enfermedades. Algunos problemas, como la fibromialgia o la tortícolis, entre otros, pueden provocar dolor cervical.
  3. Un mal movimiento. Si realizamos un movimiento brusco o un ejercicio de forma errónea, podremos tener también dolores cervicales.

Asimismo, ciertos factores, como el estrés, pueden favorecer la aparición de dolor cervical o incluso empeorar la situación. Esto se debe a que el estrés puede aumentar la rigidez muscular, aumentando la posibilidad de sufrir una lesión.

Ver también: 8 dolencias que puedes sufrir por tener una mala postura corporal

Ejercicios para aliviar el dolor cervical

1. Rotación cervical

mujer con dolor cervical

Aprovecha cada vez que puedas para hacer este ejercicio. Para ello, lo mejor será que te sientes en una posición derecha, de tal modo que tu espalda se mantenga recta y apoyada sobre el respaldo.

Por lo que respecta a los brazos, la mejor opción es que estén a los lados relajados y apoyados sobre tus piernas. Luego, lleva tu barbilla hacia uno de tus hombros y gira la cabeza hacia un lado y hacia otro. Realiza varias repeticiones, al menos 5 veces por cada lado.

2. Flexión lateral

Las flexiones laterales servirán para dar mayor soporte a la espalda. Para ello, tendrás que ayudarte con una silla o sillón, intentando llevar tu oreja hacia tu hombro.

Para hacer este movimiento tendrás que ubicar tu mano sobre la cabeza. Puedes hacerlo de manera suave, sin forzar el movimiento. Repite con cada lado este ejercicio y listo.

3. Movimientos hacia detrás y hacia delante

mujer haciendo ejercicio de cuello

Los movimientos hacia detrás y hacia delante también te servirán para descontracturar. Para realizarlo de manera correcta, tendrás que colocar tu cuello hacia atrás, enfocando tu mirada hacia el techo.

Acto seguido y de manera suave, tendrás que volver a tu posición inicial y llevar el cuello hacia abajo tratando de mirar el suelo.

Para realizar este ejercicio correctamente debes relajar la mandíbula realizando exhalaciones lentas a la vez que evitas encorvar más la postura.

¿Quieres conocer más?  Usar mucho el móvil causa dolores cervicales

4. Intenta relajar tus hombros al máximo

Con los hombros tendrás que realizar movimientos circulares. Así, debes ir rotando hacia afuera o atrás y también moviéndolos hacia adelante. Mientras lo haces no encorves la espalda y repite la serie 10 veces.

De este modo tus hombros se liberarán de la tensión ejercida y lograrás aliviar la carga.

Otras recomendaciones importantes

masaje tailandés

Estos ejercicios te ayudarán a hacer los estiramientos pertinentes que te permitirán tener tus cervicales en buen estado. No obstante, también hay otras opciones para liberar tensiones y relajar los músculos. Por ejemplo, una buena alternativa será el yoga.

También puedes probar a hacerte masajes. Podemos hacernos masajes nosotros mismos. Si tienes opción de ir a un fisioterapeuta mejor, pero si no, intenta hacértelos tu mismo ubicando la zona de tensión y masajeando lentamente.

Además, puedes aplicarte compresas de calor sobre la zona afectada o darte con el propio secador de pelo.

Por último, evita recargar tus hombros con más peso del que deberías llevar. Para ello, intenta no llevar bolsas, carteras, cargas pesadas, etc. En el caso de que tengas que coger peso usa la fuerza de tus piernas y no de tu espalda.

Esperemos que estos consejos te hayan sido de utilidad y que los apliques cuando sientas dolor cervical. Con todo, lo mejor siempre es la prevención. Para ello, debemos buscar el origen del dolor (una mala postura, etc.) y cambiar nuestros hábitos si es posible.