4 soluciones efectivas para eliminar los ácaros de tu hogar

Además de acabar con los ácaros estas soluciones tienen la ventaja de ser completamente naturales, por lo que nos ayudarán a desinfectar sin suponer ningún peligro para nuestra salud

Los ácaros son pequeños microorganismos, pertenecientes a la familia de los arácnidos, que se proliferan en muchos espacios de nuestro hogar, sobre todo en las habitaciones.

Están presentes en el polvo y, aunque a simple vista no se pueden ver, se reproducen en grandes cantidades sobre ambientes húmedos, cálidos y con poca ventilación.

Si bien no siempre ocasionan problemas en el hogar, a menudo se asocian con las alergias respiratorias, oculares y cutáneas que aparecen sin otra razón aparente.

Aunque la limpieza general del hogar ayuda a eliminar una gran parte, en ocasiones es necesario utilizar productos complementarios para hacerlos desaparecer en su mayoría.

Por suerte, además de los insecticidas químicos comerciales, existen varias soluciones de origen natural que ayudan a removerlos de forma efectiva.

En esta oportunidad te compartimos en detalle las 4 mejores para que no dudes en utilizarlas.

1. Bicarbonato de sodio y aceite esencial de árbol de té

bicarbonato-sodio

La mezcla de bicarbonato de sodio con aceite esencial de árbol de té es uno de los productos alternativos que puede facilitar la eliminación de los ácaros que crecen en los colchones y almohadas.

Sus propiedades alteran el ambiente sucio que necesitan estos microorganismos para proliferarse y, adicionalmente, neutralizan el mal olor.

Ingredientes

  • 1 taza de bicarbonato de sodio (150 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té

Preparación

  • Incorpora el bicarbonato de sodio en un recipiente y mézclalo con el aceite esencial de árbol de té.

Modo de uso

  • Rocía el producto sobre los elementos que deseas limpiar (por ejemplo, el colchón), y déjalo actuar durante una hora.
  • Pasado este tiempo, frota la solución con un cepillo y retira los excesos con una aspiradora manual.
  • Realiza la desinfección, por lo menos, una vez al mes.

¿Quieres conocer más? 7 aplicaciones medicinales del aceite de árbol de té que te gustará conocer

2. Vinagre blanco

Los ácidos orgánicos que contiene el vinagre blanco hacen que sea un interesante agente de limpieza ecológico.

Estos compuestos ayudan a desinfectar las superficies y, tras facilitar la eliminación del polvo, reducen la presencia de ácaros.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Combina el vinagre blanco con una parte igual de agua y almacénalo en un frasco con spray.

Modo de uso

  • Rocía la solución por todas las áreas donde veas polvo y déjalo actuar 3 o 5 minutos.
  • Retira los excesos con un paño para dejar la superficie limpia.
  • Si gustas, aplícalo sobre el colchón y déjalo ventilar varias horas.
  • Repite su uso hasta 2 veces a la semana.

3. Alcohol y aceites esenciales

Alcohol y aceites esenciales

Con el alcohol que tienes en tu botiquín puedes preparar tu propio remedio insecticida para remover los ácaros y desinfectar tu hogar.

Basta con combinar este ingrediente con algunos aceites esenciales antibacterianos para acabar estos y otros microorganismos.

Ingredientes

  • ½ taza de alcohol etílico (125 ml)
  • 10 gotas de aceite esencial de limón
  • 20 gotas de aceite esencial de eucalipto

Preparación

  • Incorpora el alcohol en una botella con atomizador y, en seguida, mézclalo con el aceite esencia de limón y el aceite de eucalipto.

Modo de uso

  • Agita el producto antes de usar y rocíalo sobre las camas, edredones, almohadas y todo tipo de elementos que suelen infectarse con ácaros.
  • Úsalo también sobre las superficies donde notes acumulación de polvo.
  • Inclúyelo de forma habitual en tus tareas de limpieza.

¿No lo sabías? 6 aceites esenciales que te ayudan a bajar de peso

4. Anís, clavo y lavanda

38474187 - perfume

Combinando las propiedades del anís con clavo y lavanda podemos obtener un desinfectante 100 % ecológico, ideal para remover el polvo y dejar un aroma agradable en los espacios más cerrados de la casa.

Se recomienda su uso en el dormitorio y los muebles, ya que acaba con los microorganismos que producen alergias y malos olores.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de anís (20 g)
  • 1 cucharada de clavos de olor (10 g)
  • 3 cucharadas de flores de lavanda (30 g)

Preparación

  • Pon la taza de agua en una olla y agrégale el anís, los clavos y la lavanda.
  • Hierve todo durante 3 o 5 minutos y, luego, tápalo hasta que alcance temperatura ambiente.
  • Cuela el líquido y envásalo en una botella con spray.

Modo de uso

  • Aplica la solución sobre la cama, las almohadas y los espacios más expuestos a la proliferación de ácaros.
  • Repite su aplicación 2 veces a la semana.

¿Estás teniendo estornudos, picazón en los ojos y congestión? Si no consigues controlar los síntomas de las alergias que te aquejan, es probable que los ácaros estén invadiendo tu hogar.

Prepara alguna de las soluciones mencionadas y combátelos cuanto antes.