4 soluciones naturales para reducir los juanetes

Daniela Castro 15 enero, 2018
La constancia a la hora de aplicar estos remedios es la clave para acelerar la eliminación de los juanetes. Asimismo, optar por un calzado cómodo también puede sernos de ayuda

Los juanetes son aquellas protuberancias óseas que aparecen en la articulación de la base del dedo gordo del pie, provocándole una deformación notoria.

Ocurren cuando este dedo ejerce presión contra el dedo adyacente, generando un agrandamiento de la articulación que, por lo general, sobresale.

Muchos casos son de origen genético, aunque también pueden aparecer por enfermedades inflamatorias, lesiones o uso de calzado inapropiado.

Si bien se manifiestan de forma progresiva, y tienden a ser leves en sus etapas iniciales, es esencial darles un tratamiento antes de que generen complicaciones de mayor cuidado.

Y es que, aunque parece un simple problema estético, en realidad puede ocasionar hinchazón, dolores y otros incómodos síntomas.

Causas de los juanetes

juanete

La causa exacta de los juanetes se desconoce. Hay varios factores asociados con los que se pretende explicar su aparición:

  • Tipo de pie heredado
  • Lesiones en los pies
  • Deformidades congénitas
  • Uso prolongado de zapatos ajustados
  • Uso de zapatos de tacón alto
  • Enfermedades inflamatorias como la artritis y gota

Ver también: ¿Padeces de gota? Estos son los 8 alimentos que debes evitar en tu dieta

Síntomas

La deformación del dedo gordo del pie es el síntoma principal de los juanetes. Sin embargo, a menudo, esta se manifiesta con otros signos:

  • Inflamación y enrojecimiento alrededor de la articulación del dedo gordo del pie
  • Callos o durezas
  • Dolor continuo o intermitente
  • Reducción del movimiento del dedo afectado

Remedios naturales para tratar los juanetes

Cuando los juanetes presentan complicaciones y dificultan el movimiento, es necesario que un médico intervenga para definir el tratamiento más adecuado.

No obstante, si están en sus etapas iniciales, o son leves, pueden reducirse con la aplicación de algunos remedios naturales.

1. Aceite de caléndula

calendula

Las propiedades antiinflamatorias de la caléndula brindan un efecto calmante contra el dolor que suele aparecer en los pies debido a los juanetes.

Su aceite esencial relaja la articulación y ayuda a mejorar la circulación para promover su alivio.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de flores de caléndula (75 g)
  • ½ taza de aceite de oliva (100 g)

Preparación

  • Pon las flores de caléndula en una olla y cúbrelas con el aceite de oliva.
  • Calienta el producto a fuego bajo, durante 5 o 10 minutos.
  • Retira el preparado, déjalo reposar y almacénalo en un frasco de vidrio oscuro.
  • Ponlo a macerar durante 10 días y, pasado este tiempo, cuélalo.

Modo de aplicación

  • Frota el aceite sobre el juanete y masajéalo durante 3 o 5 minutos.
  • Repite su aplicación todas las noches antes de acostarte.

2. Baños con manzanilla

Los baños con infusión de manzanilla son uno de los remedios naturales que promueven el alivio del dolor que generan los juanetes en los pies.

Estos liberan el pie de la tensión y ayudan a ablandar callosidades y células muertas.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de flores de manzanilla (75 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Vierte las flores de manzanilla en una olla con agua y ponlas a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, reduce el fuego y déjalo durante 3 o 5 minutos más.
  • Espera que repose, cuélalo y realiza los baños.

Modo de uso

  • Vierte la bebida de manzanilla en un barreño y sumerge los pies durante 15 o 20 minutos.
  • Repite su uso todos los días, o bien, cuando te aqueje el dolor.

3. Sales de magnesio

sal

Las sales de magnesio se absorben a través de la piel y ejercen un efecto antiinflamatorio sobre la articulación afectada.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de sales de magnesio (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Mezcla las sales de magnesio con agua caliente y añade un poco de agua fría para regular la temperatura.

Modo de uso

  • Vierte el remedio en un barreño y sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Repite su aplicación cuando sientas hinchazón o dolor.

Te recomendamos leer: Magnesio: regulación y funciones

4. Aceite de oliva y lavanda

aceite-lavanda

Combinando los beneficios del aceite de oliva con las flores de lavanda podemos obtener una loción antiinflamatoria y calmante, ideal para masajear los juanetes en caso de que generen dolor o dificultad de movimiento.

Ingredientes

  • ½ taza de aceite de oliva (100 g)
  • 5 cucharadas de lavanda (75 g)

Preparación

  • Pon el aceite en un recipiente resistente al calor y agrégale la lavanda.
  • Déjalo hervir, a fuego bajo, durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, espera que repose y cuélalo.

Modo de uso

  • Humedece las palmas de tus manos con el aceite y masajéalo sobre las zonas afectadas.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y úsalo hasta 2 veces al día.

Para obtener buenos resultados con estos remedios debes ser constante con su aplicación.

Además, para no sufrir dolencias mayores, es importante que cambies tu calzado por una variedad cómoda y preferiblemente ventilada.

 

Te puede gustar