4 técnicas para estimular el clítoris

Además de las técnicas de estimulación, la comunicación con tu pareja también es fundamental para lograr alcanzar el clímax y gozar de una relación mucho más plena

Tratar de complacer con eficacia las necesidades sexuales de la mujer y proporcionar sensación de placer no es nada sencillo.

De hecho, no basta con tener “buenas intenciones” para lograr este fin. Así pues, hay técnicas para estimular el clítoris que no hay que omitir.

Sabemos que alcanzar el orgasmo femenino no es una tarea fácil y que requiere de mucho trabajo de pareja para lograrlo, así como de una gran comunicación.

Sin embargo, también sabemos que estimular adecuadamente las zonas erógenas de tu compañera puede facilitar el proceso notablemente.

Es fundamental conocer la anatomía femenina, los lugares llenos de sensaciones y altamente sensibles para lograr el goce de tu pareja.

En cada mujer varía, y no existe un manual que detalle todos los secretos. Todo se resume en experimentar y dar el visto bueno a la innovación de cada plácido movimiento en el clítoris.

La estimulación idónea de esta zona puede llevar a que tu pareja alcance el orgasmo. Por esta razón, te traemos en esta oportunidad las mejores 4 técnicas para estimular el clítoris.

Descubre qué técnicas proporcionan más placer

1. Suave: poco a poco

clítoris

Lo importante es recordar algunos consejos básicos. Ir de a poco, tomarse el tiempo para poder admirar y, a la vez, estimular el cuerpo femenino es parte de la clave del éxito con esta técnica.

Recuerda que el clítoris es increíblemente sensible y precisamente por esa cualidad se recomienda tener un ritmo progresivo en cuanto a la intensidad de estimulación.

  • Se recomienda aumentar la frecuencia de los movimientos, dar besos prolongados y húmedos en el clítoris. Todo ello con absoluta calma para proporcionar más placer.

Visita este artículo: 5 mitos sobre el sexo

2. No es como en el porno

La importancia de educar sobre el clítoris

Quizá las producciones para adultos, mejor conocidas como películas porno, puedan ser estimulantes para algunas parejas y, en parte, ayudar a romper el hielo.

No obstante, es importante tener en cuenta que no dejan de ser actuaciones exageradas y poco realistas.

Si lo que se desea es brindar un cóctel inolvidable de pasión y orgasmos, la técnica que debe liderar es la imaginación y el aumento de las caricias.

Jamás se debe sobreestimular ni ser toscos con la delicada área del clítoris. A veces, menos es más.

Así pues, es preferible:

  • Separar las piernas y dar pequeños besos en el área íntima femenina.
  • Evitar golpes fuertes y bruscos que sean incómodos y dificulten la estimulación.
  • Mantener los besos húmedos por tiempo prolongado y dar rienda suelta a tu imaginación con el uso de los dedos.
  • Fijar la mirada en tu pareja mientras se estimula el clítoris.

3. Succiona y estimula con la lengua

Lugares donde deberías considerar tener sexo

Así es, tal cual como se lee. Si se han cumplido todos los pasos anteriores y la ocasión es perfecta para poder implementar un poco de ritmo y creatividad, no lo dudes: succiona sin pensarlo.

Notarás el incremento de los gemidos en tu pareja mientras lo haces.

Esta técnica consiste en succionar con baja presión el área del clítoris y mantenerlo en la boca en intervalos cortos, luego con la punta de la lengua dar pequeños “golpes” mientras se nota cómo, debido al estímulo, el área se abulta un poco.

Consideraciones:

  • Debes conocer la resistencia a la sensibilidad que tu pareja pueda soportar.
  • Aplica esta técnica una vez el furor de las primeras etapas haya sido prolongado.
  • No abuses de la presión ofrecida por la lengua en el clítoris.
  • Puede combinarse usando  uno o varios dedos, al mismo tiempo que se lleva acabo esta práctica.
  • Al tener las manos libres, se podrían usar en otras partes del cuerpo femenino.

Lee también: Las formas de lograr más placer al tener sexo

4. Dedos, lengua y lubricación

sexo-anal

Si se ha entrado apropiadamente en calor y la pasión está en el aire, la única limitación es la que se pueda imponer por el desconocimiento. Por eso, cuando implementes esta técnica, mientras succionas el clítoris, usa los dedos.

Si se están efectuando pequeñas lamidas en el clítoris y parece que no bastan, los dedos y la lubricación que proporciona la lengua son los ingredientes perfectos para acelerar un orgasmo cargado de dosis de placer y estimulación al máximo.

¿Cómo se debe hacer?

  • Si ya se ha subido la velocidad y la frecuencia de los movimientos con la lengua, acompaña el placer de ella con tus dedos.
  • De a poco, se puede ir penetrándola con los dedos de una mano y con la otra hacer pequeños círculos (delicados) en el clítoris.
  • Es muy estimulante emitir gemidos (aunque se tenga la boca ocupada), para que ella pueda sentirse más a gusto y ceder con facilidad a los incentivos.
Te puede gustar