4 técnicas para evitar cólicos en niños

¿Quieres evitar los cólicos en niños? Siguiendo nuestros fáciles consejos, podrás alimentar a tu bebé sin ningún incidente. Con el tiempo, los cólicos irán disminuyendo. ¡Descubre más en el artículo!

Los cólicos son  uno de los problemas de salud más comunes en los bebés sanos. Esto se debe a que el sistema digestivo del bebé es inmaduro. No debes preocuparte, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar cólicos en niños.

Los bebés que padecen de cólicos tienen períodos largos de llanto durante todo el día. Tratar este problema puede resultar desesperante para ti. Poco a poco irás encontrando la manera de calmarlo.

Es importante que el pediatra examine al niño, para que te asegures que no tiene ningún problema alimenticio que cause el llanto. Una vez que descartes esta posibilidad y realmente se trate de cólicos, puedes probar ciertas estrategias que te ayudarán a evitar cólicos en niños.

Ver también: El chupete en bebés y niños

¿Cómo evitar cólicos  en niños?

El 40% de los casos de cólicos es por causa de los gases. Estos se producen por dos motivos: primero, porque la leche al llegar al estómago se mezcla con los jugos gástricos y se fermenta; segundo, cuando el infante, al comer, traga involuntariamente aire.

Asimismo, la ansiedad de la madre influye en la continua irritabilidad del niño, porque al no saber qué hacer frente a estos largos episodios de llanto, se angustia y trata de calmarlo con técnicas poco favorables.

Cólicos en bebés.

Por esta razón  te presentamos 4 técnicas eficaces para evitar los cólicos en niños.

1. Alimenta a tu bebé semisentado

Una vez que el alimento que consume el niño se encuentre en el estómago y se mezcle con los ácidos gástricos, estos pueden retornar del estómago hacia el esófago. Llegando a la boca en forma de vómito o retornando al estómago sin esfuerzo alguno.  En ambos casos se altera la calidad de vida del bebé.

Para evitar los cólicos en niños, lo ideal es que coman semisentados cuando tomen del seno o del biberón. Con este último, eleva bien el biberón. De esta manera, evitas que trague aire y los gases se incrementen.

2. Usa un biberón con flujo regulado

Procura utilizar un biberón con un chupón regulador de flujo. De esta forma, evitas que tu bebé trague aire mientras come. Si le das pecho, procura hacer pequeñas pausas cada 15 minutos y cambiar de seno.

Bebé tomando el biberón.

Después de cada toma, debes sacarle los gases. La postura correcta para hacerlo es colocar al niño boca abajo y darle suaves palmadas en la parte superior de la espalda.  Los masajes con sentido en las manecillas del reloj también alivian los cólicos.

Leer también: ¿Se puede dar leche materna y de fórmula en el mismo biberón?

3. Saca los gases con frecuencia

Si tu bebé se mueve mucho mientras come, llora, suelta el pecho o biberón, ayúdalo a expulsar los gases. Para sacarle los gases, puedes hacer lo siguiente:

  • Coloca una toalla que cubra tu hombro, en caso de que tu bebé expulse la comida por la boca.
  • Pon a tu pequeño sobre tu pecho, asegúrate de que su barbilla quede apoyada en tu hombro.
  • Con una mano sostén su cabeza, y con la otra, frota su espalda o dale pequeñas palmadas para que suelte los gases.
  • Sostén su cabeza con una mano, mientras le frotas la espalda o le das unas palmadas suaves con la otra mano.

4. Acuesta a tu bebé adecuadamente

Una de las técnicas para evitar los cólicos, es la forma en la que acuestes a tu bebé. Tu hijo debe dormir de lado apoyado en dos almohadas. Una de ellas adelante y otra por detrás. De forma que no quede boca abajo ni boca arriba.

Bebé durmiendo.
Esa es la posición recomendada para evitar algún incidente con el bebéLo más recomendable para tu bebé es elevar la cabecera de su cuna a 45 grados. Si notas que tu hijo tiene muchos problemas para dormir o se ahoga con frecuencia, llama a su pediatra.

Conclusión

El agudo e inconsolable llanto con las horas se vuelve más intenso, y viene acompañado de piernas flexionadas, distensión abdominal y puños cerrados. Estas señales apuntan a que tu bebé tiene cólicos.

Recuerda que es algo normal que esto suceda, sobre todo, los primeros tres meses de vida. Sin embargo, para evitar cólicos en niños, puedes alimentarlos semisentados, utilizar un chupón con flujo regulado para no dejar que le entre aire mientras come, así estarás más pendiente de él.