4 tipos de depresiones frecuentes

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 4 marzo, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 4 marzo, 2019
Es fundamental no encerrarse en uno mismo. Procura encontrar ayuda en los que te rodean y, si te es posible, haz ejercicio. Generarás endorfinas y te sentirás mejor

Existen varios tipos de depresiones que aparecen con cierta frecuencia. Recordemos que la depresión es un trastorno psicológico caracterizado por una profunda tristeza una multitud de síntomas cognitivos, emocionales, fisiológicos. Puede haber muchas causas para la depresión. Normalmente se debe a la interacción de variables biológicas, psicológicas y sociales.

Solemos tener cierta idea de lo que es la depresión. Sin embargo, suele ser una concepción unitaria que dista mucho de lo que realmente significa. Además, no tiene en cuenta que existen varios tipos de depresiones. Si te interesa saber más, continúa leyendo este artículo.

Tipos de depresiones

Tan solo conocemos un tipo de depresión, la depresión que se manifiesta con síntomas similares a la tristeza, pero que te incapacita para llevar una vida diaria normal. No puedes salir de la cama, no tienes ganas de nada, lo que antes te hacía ilusión ahora te resulta indiferente…

tipos de depresiones

Lo que probablemente desconocías es que existen muchos tipos de depresiones. El hecho de conocer las más frecuentes te permitirá saber cómo reaccionarás tú o los demás si la padecen, y cómo actuar de la mejor manera. Hoy descubrirás las más frecuentes, 4 tipos de depresiones que te sorprenderán.

1. Depresión ante una pérdida

Este tipo de depresión es la más común. Cuando perdemos a una persona, ya sea porque ha fallecido o nos ha abandonado, podemos sumergirnos en un estado de dolor y tristeza en el que vamos cayendo cada vez más. Este tipo de depresión afecta a aquellas personas que son muy introvertidas, inseguras y sensibles. No es fácil de superar y, en muchos casos, hay que acudir a ayuda profesional.

Lee: 10 síntomas que advierten de una depresión en adolescentes 

2. Depresión bipolar

Todos sabemos lo que es la bipolaridad, una enfermedad que alterna consecutivamente entre fases maníacas y fases depresivas. La persona que la padece tiene muchos momentos en los que no quiere vivir más, pero también tiene muchos otros en los que está eufórica. Esto confunde a los que están a su alrededor, pues no se saben a qué atenerse en muchas ocasiones.

La mayoría del tiempo, estas personas se hayan sumidas en una profunda depresión. Sin embargo, de vez en cuando, tienen picos de manía o hipomanía. Por lo tanto, experimentan un estado anímico expansivo, eufórico, con un aumento de la energía y la actividad. No obstante, este estado no dura mucho tiempo, por lo que vuelven a caer en la depresión. Es de los tipos de depresiones más perturbadores para el individuo.

tipos de depresiones

3. Depresión por agotamiento

¿Recuerdas cuando eras adolescente y te sentías agotado? Agotado de estudiar, de competir, de ser el mejor de tu clase… Este tipo de depresión afecta a aquellas personas que son muy competitivas y que están continuamente presionadas.

Esto también puede suceder en el trabajo. Cuando las exigencias son muy altas puede generar un agotamiento psíquico y físico que nos suma en una depresión. Es necesario que nos relajemos, nos alejemos de la competitividad. Ser el mejor no siempre va a ser lo más sano para nosotros.

4. Depresión a causa de la edad

En ocasiones la depresión surge de forma natural al tener cierta edad. Una edad en la que nos sentimos maduros y en la que notamos cómo el tiempo ha pasado en un abrir y cerrar de ojos.

No te pierdas: Soy mujer y sufro depresión

Este tipo de depresión suele aparecer en torno a los 40 o 50 años, momento en el que hay un punto de inflexión. Empezamos a ver aquellas oportunidades que aprovechamos y aquellas que no, lo que hemos hecho mal, la culpa que sentimos…

Empezamos a notarnos mayores, empezamos a entrar en la depresión. Para evitar esto, no hay nada mejor que vivir nuestra vida aceptando los errores y las equivocaciones que cometemos. Debemos disfrutar de cada momento y nunca posponer aquello que queremos realizar ahora en el presente.

Conclusión: la depresión mantendrá su circuito

Entrar en la depresión es sencillo; lo difícil es salir. La persona que la padezca se aislará y todo lo que pase por su mente serán pensamientos negativos que retroalimentarán su estado.

tipos de depresiones

Tanto si sufres de la depresión bipolar como de depresión por una pérdida, desde el primer momento deberías buscar ayuda profesional. No es fácil salir de este estado por uno solo y sin ayuda. Si no buscas ayuda, si te encierras en ti mismo, la depresión mantendrá su circuito. Un circuito cerrado del que no podrás salir. Empieza hablando, abriéndote con las personas de tu entorno. Si no te ves capaz, habla directamente con un profesional, pero es bueno que te desahogues.

Se puede salir de la depresión, con paciencia, con tiempo… Es duro, y las personas que están a tu alrededor también sufren, también les afecta. Hay esperanza, aun cuando tú lo veas todo negro. Sea cual sea tu tipo de depresión podrás salir de ella.

  • Beck, A. T., Rush, A. J., Shaw, B. F., & Emery, G. (1983). Terapia cognitiva de la depresión. Brouwer.
  • Retamal, P. (2003). Depresión clínica y terapéutica. Edit. Mediterráneo.
  • San Molina, L., & Martí, B. A. (2010). Comprender la depresión. Editorial AMAT.