4 tipos de depresiones frecuentes

Es fundamental no encerrarse en uno mismo. Procura encontrar ayuda en los que te rodean y, si te es posible, haz ejercicio. Generarás endorfinas y te sentirás mejor

La depresión es un problema que afecta a muchas personas. Ya sea por nuestra forma de ser, la genética o, simplemente, porque la vida no nos ha tratado bien. Lo cierto es que la depresión está al acecho de casi cualquiera.

Te recomendamos: 7 tips para prevenir una depresión en su fase inicial

Se trata de una enfermedad de la que muy pocos pueden salir y que, aún así, tienen que superar día a día. ¿Es duro? Claro que sí, pero esto no significa que no haya esperanza. Es más, cuando más hemos caído es cuando empezamos a levantarnos.

Tipos de depresiones

Tan solo conocemos un tipo de depresión, la depresión que se manifiesta con síntomas similares a la tristeza, pero que te incapacita para llevar una vida diaria normal. No puedes salir de la cama, no tienes ganas de nada, lo que antes te hacía ilusión ahora te resulta indiferente…

mujer con depresión

Lo que probablemente desconocías es que existen muchos tipos de depresiones. El hecho de conocer las más frecuentes te permitirá saber cómo reaccionarás tú o los demás si la padecen y cómo actuar de la mejor manera.

Hoy descubrirás las más frecuentes, 4 tipos de depresiones que seguro te son conocidas.

1. Depresión ante una pérdida

Este tipo de depresión es la más común. Cuando perdemos a una persona, ya sea porque ha fallecido o nos ha abandonado, podemos sumergirnos en un estado de dolor y tristeza en el que vamos cayendo cada vez más.

Este tipo de depresión afecta a aquellas personas que son muy introvertidas, inseguras y sensibles. No es fácil de superar y, en todo caso, hay que acudir a ayuda profesional.

Lee: 10 síntomas que advierten de una depresión en adolescentes 

2. Depresión bipolar

Todos sabemos lo que es la bipolaridad, una enfermedad en la que tan pronto estamos eufóricos como muy tristes. Esto puede llevar a padecer una depresión también denominada bipolar.

La persona que la padece tiene muchos momentos en los que no quiere vivir más, pero también tiene muchos otros en los que está eufórica. Esto confunde a los que están a su alrededor, pues no se sabe si está bien o mal en realidad.

La bipolaridad en sí puede llevar a padecer depresión. La persona no sabe cuándo puede estar feliz o triste, es todo muy relativo. Estar en esta cuerda floja es lo que genera depresiones bastante graves.

mujer atrapada en depresión

3. Depresión por agotamiento

¿Recuerdas cuando eras adolescente y te sentías agotado? Agotado de estudiar, de competir, de ser el mejor de tu clase… Este tipo de depresión afecta a aquellas personas que son muy competitivas y que están continuamente presionadas.

Esto también puede suceder en el trabajo. Cuando las exigencias son muy altas puede generar un agotamiento psíquico y físico que nos suma en una grave depresión.

Es necesario que nos relajemos de la competitividad. Ser el mejor no siempre va a ser lo más sano para nosotros.

4. Depresión a causa de la edad

En ocasiones la depresión surge de forma natural al tener cierta edad. Una edad en la que nos sentimos maduros y en la que notamos cómo el tiempo ha pasado en un abrir y cerrar de ojos.

No te pierdas: Soy mujer y sufro depresión

Este tipo de depresión suele aparecer en torno a los 50 años, momento en el que hay un punto de inflexión. Empezamos a ver aquellas oportunidades que aprovechamos y aquellas que no, lo que hemos hecho mal, la culpa que sentimos…

Empezamos a notarnos mayores, empezamos a entrar en la depresión.

Para evitar esto, no hay nada mejor que vivir nuestra vida aceptando los errores y las equivocaciones que cometemos. Debemos disfrutar de cada momento y nunca posponer aquello que queremos realizar ahora en el presente.

La depresión mantendrá su circuito

Entrar en la depresión es sencillo; lo difícil es salir. La persona que la padezca se aislará y todo lo que pase por su mente serán pensamientos negativos que no le harán más que mal.

Niña-triste-gris

Tanto si sufres de la depresión bipolar como de depresión por una pérdida, desde el primer momento debes buscar ayuda profesional. No podrás salir de este estado tú solo y esto es algo que debes tener muy claro.

Si no buscas ayuda, si te encierras en ti mismo, la depresión mantendrá su circuito. Un circuito cerrado del que no podrás salir. Empieza hablando, abriéndote con las personas de tu entorno.

Si no te ves capaz, habla directamente con un profesional, pero es bueno que te desahogues.

No te vayas sin descubrir: Dile adiós a la depresión preparando el batido de la felicidad

Se puede salir de la depresión, con paciencia, con tiempo… Es duro, y las personas que están a tu alrededor también sufren, también les afecta. Hay esperanza, aun cuando tú lo veas todo negro.

Sea cual sea tu tipo de depresión podrás salir de ella.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar