4 tipos de depresiones frecuentes

Raquel Lemos Rodríguez · 3 abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 3 abril, 2020
Si consideras que estás deprimido, procura encontrar ayuda en los que te rodean y busca ayuda profesional cuanto antes. Es fundamental evitar el aislamiento y la falta de comunicación.

Existen varios tipos de depresiones que aparecen con cierta frecuencia. Recordemos que la depresión es un trastorno psicológico caracterizado por una profunda tristeza, que puede cursar con otros síntomas fisiológicos. Puede haber muchas causas para la depresión. Normalmente se debe a la interacción de variables biológicas, psicológicas y sociales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «la depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria».

Además, hay ciertos tipos de depresiones que suelen darse más frecuentemente. Si te interesa saber más, continúa leyendo.

Tipos de depresiones

Habitualmente, estamos familiarizados con un tipo de depresión: aquella que se manifiesta con síntomas tales como la tristeza, pero que te incapacita para llevar una vida diaria normal.

Puede ocurrir también el no tener ganas de salir de la cama o de hacer otras actividades, y es posible que lo que antes te hacía ilusión ahora te resulta indiferente…

Lo que probablemente desconocías es que existen muchos tipos de depresiones. El hecho de conocer las más frecuentes te permitirá saber cómo reaccionarás tú o los demás si la padecen, y cómo actuar de la mejor manera. A continuación descubrirás los 4 tipos de depresiones más frecuentes.

No todos los tipos de depresión son iguales.

1. Depresión mayor

El tipo de depresión más conocido es el de la depresión mayor. Las personas que lo padecen suelen perder el interés en las actividades, incluso en aquellas que son placenteras. Los síntomas de este tipo de depresión incluyen:

  • Sentirse inútil.
  • Pérdida de energía.
  • Problemas para dormir.
  • Cambios en el apetito o el peso.
  • Pensamientos relacionados con la muerte o el suicidio.

Lee: 10 síntomas que advierten de una depresión en adolescentes 

2. Depresión bipolar

El trastorno bipolar alterna consecutivamente entre fases maníacas y fases depresivas. La persona que la padece tiene muchos momentos en los que presenta síntomas de depresión mayor, pero también tiene muchos otros en los que está eufórica. Esto puede confundir a los que están a su alrededor, pues no se saben a qué atenerse en muchas ocasiones.

Los síntomas maníacos son, de alguna manera, opuestos a los a los síntomas de la depresión:

  • Autoestima alta.
  • Ideas grandiosas.
  • Disminución de la necesidad de dormir.
  • Pensamientos y actividad a mayor velocidad.
  • Una búsqueda acelerada del placer que puede incluir juergas sexuales, gastos excesivos y asunción de riesgos.

Los síntomas maníacos, por lo general, no  duran mucho tiempo, pueden conducir a un comportamiento autodestructivo y generalmente van seguidos por un período de depresión.

3. Trastorno depresivo persistente

Anteriormente llamado «distimia», este tipo de depresión hace referencia a un bajo estado de ánimo que tiene una duración de al menos dos años, pero que puede no alcanzar la intensidad de la depresión mayor.

Muchas personas con este tipo de depresión pueden funcionar bien en su día a día, pero se sienten deprimidas o sin alegría la mayor parte del tiempo. Otros síntomas depresivos pueden incluir cambios en el apetito y el sueño, baja autoestima, poca energía o desesperanza.

4. Trastorno afectivo estacional (TAE)

Este tipo de depresión surge a medida que los días se van acortando durante otoño e invierno. Los cambios de humor pueden ser el resultado de alteraciones en los ritmos diarios del cuerpo, en la sensibilidad de los ojos a la luz o en cómo funcionan los mensajeros químicos como la serotonina y la melatonina.

El tratamiento principal es la fototerapia, que implica sesiones diarias sentadas cerca de una «caja de luz» que emite una luz especialmente intensa. Los tratamientos habituales para la depresión, como la psicoterapia y la medicación, también pueden ser efectivos.

No te pierdas: Soy mujer y sufro depresión

Tipos de depresiones: lo importante es buscar ayuda

Salir de una depresión puede parecer complicado en un principio. Sin embargo, resulta clave buscar ayuda cuanto antes.

Psicólogo brindando apoyo a paciente en consulta.

Tanto si tienes síntomas de un trastorno afectivo estacional como de depresión mayor, te recomendamos buscar ayuda profesional. No es fácil salir de este estado por uno solo y sin ayuda.

Si no buscas ayuda, si te encierras en ti mismo, la depresión mantendrá su circuito. Empieza hablando, abriéndote con las personas de tu entorno, por ejemplo. Si no te ves capaz, habla directamente con un profesional, pero es bueno que te desahogues.

Se puede salir de la depresión, con paciencia, con tiempo… Es duro, y las personas que están a tu alrededor también sufren, también les afecta. Hay esperanza, aun cuando tú lo veas todo negro. Sea cual sea tu tipo de depresión podrás salir de ella.

  • Beck, A. T., Rush, A. J., Shaw, B. F., & Emery, G. (1983). Terapia cognitiva de la depresión. Brouwer.
  • Retamal, P. (2003). Depresión clínica y terapéutica. Edit. Mediterráneo.
  • San Molina, L., & Martí, B. A. (2010). Comprender la depresión. Editorial AMAT.
  • Organización Mundial de la Salud (2017). Retrieved 1 April 2020, from https://www.who.int/topics/depression/es/
  • Tratamiento para el trastorno afectivo estacional: elegir una caja de fototerapia. (2018). Retrieved 1 April 2020, from https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/seasonal-affective-disorder/in-depth/seasonal-affective-disorder-treatment/art-20048298
  • HARVARD MEDICAL SCHOOL. (2017). Six common depression types - Harvard Health. Retrieved 1 April 2020, from https://www.health.harvard.edu/mind-and-mood/six-common-depression-types